12 septiembre, 2005

Derecho y poesía. Antología. X.

ACTA DE INDEPENDENCIA

Independientemente
de los designios de la Iglesia Católica
me declaro país independiente.

A los cuarentaynueve años de edad
un ciudadano tiene perfecto derecho
a rebelarse contra la Iglesia Católica.

Que me trague la tierra si miento.

La verdad es que me siento feliz
a la sombra de estos aromos en flor
hechos a la medida de mi cuerpo.

Extraordinariamente feliz
a la luz de estas mariposas fosforescentes
que parecen cortadas con tijeras
hechas a la medida de mi alma.

Que me perdone el Comité Central.

En Santiago de Chile
a veintinueve de noviembre
del año mil novecientos sesenta y tres:

plenamente consciente de mis actos

Nicanor Parra, De la camisa de fuerza.

1 comentario:

Lía dijo...

(Anónimo cogido de un tablón de anuncios de una facultad)


Parlamento

Enredados en esdrújulas
imposibles, indiferentes
a futuros presentes,
unieron sílabas, que
parieron reglas, que
parieron normas, que
parieron formas, que
parieron ritos, que
parieron parias, que
quebraron ritos, formas,
normas y reglas, y
(prohibieron la esdrújula)
unieron sílabas,
en agudas y llanas
palabras, que
parieron reglas, que
parieron normas, que
parieron formas, que
parieron ritos, que
parieron parias
(otros, mismos)
que...