26 abril, 2006

¿Las nucleares con velo sí son buenas?

Esta mañana escuché a un jefe de Greenpeace en la radio. Se refería a que por estos pagos, en el perverso y represivo Occidente, hay una conspiración en marcha para revitalizar la energía nuclear y construir más centrales. Al parecer, se trata de una oscura confabulación de políticos y empresarios. Esto provocaba en el buen señor verdadera ira y una tenaz insistencia en los riesgos horribles de la energía nuclear. Asegura que harán todo lo posible para evitar ese rebrote de la horripilante energía.
De Irán no dijo nada. A lo mejor es que este caballero es indiferente a los riesgos que corran los iraníes. Menuda discriminación, pobre gente. Debe de ser un ejercicio inconsciente de etnocentrismo esa indiferencia a los males que la energía nuclear puede provocar en otras partes del globo.
Yo siempre he simpatizado con Greenpeace, y no lo digo en broma. Pero me parece mal esa diferencia de trato. Pase que no se atrevan a manifestarse en Teherán, pues algún ayatollah puede ordenar que les corten las partes energéticas. Pero, hombre, por lo menos decir algo desde aquí, no sé.
O quizá los científicos han demostrado que lo nuclear sólo es peligroso en las democracias occidentales y en los países aconfesionales y yo no me he enterado. Tengo que leer más, no hay duda.

4 comentarios:

Un amigo dijo...

Lo complejo es complejo, lo sencillo suele volverse complejo.
Y en este tema que apuntas no hay nada de sencillo. Ni la indignación siquiera.

Sólo un puñado de cuestiones, levantando una esquinita del velo:

1) las cuentas de la energía nuclear han sido sistemáticamente mal hechas, rematadamente mal hechas; juzgad vosotros si intencionalmente o no, que yo no lo diré. Pero los costos se disparan, y son muy superiores a los previstos. Si incluimos el desmantelamiento que tarde o temprano toca hacer, entonces mejor sentarnos, porque nos puede venir dolor de cabeza -con o sin velo.

2) por otra parte, los ritmos de consumo de energía están disparados y nadie de relieve parece hacer nada para impedirlo: los así llamados líderes del mundo libre continúan hablando de crecimiento, o bien del oxímoro de moda, crecimiento sostenible.

3) Punto de vista ambiental. Teóricamente las nucleares generan poco óxido de carbono (en ejercicio; generan muchísimo en construcción y en desmantelamiento). Aun así, hay asociaciones ecologistas (no Greenpeace) que han decidido apostar por el nuclear sin apearse de sus críticas precedentes, sino simplemente considerándola como mal menor ante la orgía de óxido de carbono en la que estamos metidos.

4) en política internacional, los líderes del mundo libre (es un decir) han planteado una didáctica inequívoca (aunque quizás no lo pretendieran, si bien eso nunca se sabe): si tienes armas nucleares, no te tocamos un pelo, por muy bellaco que seas (Corea del Norte); si no las tienes, te pasamos por la piedra (Irak). Está claro que los estados que se sientan mal mirados por el mundo libre intentarán protegerse.

5) Desde un punto de vista puramente económico, el programa nuclear iraní es sumamente razonable. En efecto, los datos más fiables indican que la producción mundial de petróleo ha pasado su máximo, y está en bajada, mientras que la demanda sigue subiendo. En ese cuadro, hay los ingredientes estructurales para una subida de precios larga y continuada, por lo que los países productores hacen egoístamente bien en reducir producción y ventas; sus activos están subiendo, por lo cual cuanto más tardes en venderlos, más provecho. No sólo eso, sino que como el petróleo tiene una naturaleza dual (fuente de energía y materia prima de la industria petroquímica) es lógico buscar sustitutos para la primera; estamos ya en una situación donde quemar un litro de petróleo es decididamente menos rentable que transformarlo en plásticos o similares.

Salaam a todos, y especialmente a Juan Antonio. Respiremos hondo, porque la marejada de complejidades, de este cariz y similares, está creciendo.

AnteTodoEvitarUnRegressumAdInfinitum dijo...

¡Es increíble! Greenpeace metiéndose con el uso de la energía nuclear en occidente mientras hay asesinatos de mujeres día tras día.
¡Es increíble! La Red feminista preocupándose por un centenar corto de mujeres muertas cuando el terrorismo islámico ha matado a miles.
¡Qué desfachatez! Los líderes políticos ocupándose del terrorismo islámico cuando el SIDA está ASOLANDO África.
¡Es intolerable! Médicos del Mundo gastando euros a espuertas contra el SIDA cuando EL HAMBRE EN EL MUNDO continúa su genocidio brutal y constante.

Ya contra Intermón no se me ocurre más.

¡Qué cojonazos! ¡Y yo aquí escribiendo estos posts!

VOX POPULI dijo...

Ilmo Sr catedrático, le diré que este dirigente ecologista de la organización Gripis, miente como un bellaco en sus declaraciones porque lo lógico es que si las centrales nucleares europeas están caducas haya que precintar las viejas y levantar unas nuevas que no amenacen al planeta tierra. Respecto a que no me habla VI nada de Irán veo que ese sr no tiene ni puta idea de lo que es una estación nuclear porque por lo visto se olvida que Irán está intentando crear sus propias bombas nucleares contra occidente y contra Israel para que desaparezca del mapamundi entonces le diré que si no se hacen nuevas centrales nucleares le diré que occidente no tendría ni calefacción , ni electricidad, ni energía, etc ... y como VI comprenderá tendríamos que ir con una mano delante y otra detrás así que por favor respete VI un poco más a los paises occidentales que simplemente intentan que el planeta tierra esté formado por paises maravillosos para estar prevenidos contra el islam y a propósito le diré que Corea del Norte también tiene sus propias bombas nucleares, este sr de grinpis es un poco desmemoriado así que por favor le digo que estudie un poco de política internacional ya que parece que eso no le dice nada a ese sr de Grinpis por sus escasos estudios.

Un amigo dijo...

El regressum ad infinitum sagazmente denunciado por vuecencia, estimado ante todo, se vuelve particularmente pérfido cuando se combina con la hermenéutica de los silencios, aquélla inspiradora de la Ley (?) de Par(t)idos, que enuncia tonante que quien no condena, ensalza.

O con la epistemología de las armas de destrucción masiva, que dice que incluso si pruebas no tenerlas en A, las tendrás en B, pillastre, o las habrás tenido en A, malandrín, que es igual de culpable, o si no, habrás pensado en tenerlas, bandido, que es crimen contra la humanidad, así como es adulterio mirar con deseo a la vecina o al vecino del quinto.

Qué lejos nos vamos a buscar los fundamentalistas, y qué cerca los tenemos.