02 junio, 2007

Cartas de Bienvenido. V.

La campaña ha sido para olvidar y los comentarios posteriores... El exministro de justicia canario, en entrevista en Vocento, considera pertinente que en Canarias el presidente de la Comunidad Autónoma sea el de la lista más votada (él, claro), pero ante la pregunta de un impertinente contertulio, si sería lo mismo en Navarra, aduce que la identidad navarra, las peculiaridades de Navarra y el haber gobernado tanto tiempo la derecha en Navarra no hace aplicable esa fórmula en Navarra... Por esas mismas razones no debería haber defendido el matrimonio gay. La mayoría de nuestros políticos listos lo son un rato, pero su inteligencia brilla por ausencia. Y como además no paran de hablar... y de perorar... Así que amén de trabajar como un... en lo que estoy investigando y cuidar algo a Z, me he dedicado, por las noches, antes de dormirme, a leer la última novela de Juaristi (me la pasó un colega, así que no tengo que lamentar el gasto), llegar a un tercio del nuevo ensayo de Savater sobre la no otra vida, (la Vida Eterna), lamentar haberme gastado unos euros (pocos la verdad, edición de bolsillo) en Canetti, Masa y poder (los premios Nobel son una casi total garantía de que el premiado es un...tonteras) y a Salter, unos cuentos titulados genéricamente,creo, La última noche, que me ha comprado X y que me asegura que no ha leído, así que no debe contener indirectas.
Vaya por delante que los ataques de los nazionalistas proetarras durante la campaña y el día de las elecciones me parecen una grave quiebra de la democracia, consentida por quienes tienen en su mano el control de las fuerzas de orden público. Creo que no ha habido ningún detenido, o al menos detenido procesado. Así que no sólo algunos se quedan en casa el día de las votaciones, sino que los candidatos locales no patrióticos se lo piensan antes de hacer propaganda en el pueblo. Se presentan en las listas, pero seguro que no van puerta a puerta ni hacen pequeños mítines locales... por miedo a agresiones, a ellos, a sus familias, a sus pequeños negocios... Pero, véamosle el lado positivo: de momento la policía (los y las policías), es decir, los mossos de escuadra del País Vasco, no se dedican a detener y a apalear a indefensos ciudadanos y ciudadanas, y a éstas, además, a sacarlas luciendo pechos... Así que no nos lamentemos mucho de que se limiten a mirar al techo, que podría ser peor, como por ejemplo, candidato del PP o de... detenido en Mondragón por dar un mitin, acto considerado como una agresión a los abertzales de la zona. Los resultados... Evidentemente han sido elecciones mirando al cercano futuro, al menos desde el punto de vista de los partidos y de la intelectualidad y, en buena medida, de parte del electorado más politizado.
De El Correo, 30 mayo, y referido sobre todo al País Vasco:<<Más difícil es extrapolar datos del domingo a unas elecciones generales. Por de pronto, el PSOE y el PP juntos obtienen normalmente en este tipo de elecciones hasta diez puntos porcentuales menos de apoyo que en las generales. Ese buen sector de votos incrementa la presencia de partidos de ámbito autonómico y ello, si hacemos los cálculos pertinentes, alteraría el reparto de escaños al Congreso de manera significativa, pero poco creíble. Lo que resulta relevante es que el empate entre PP y PSOE prácticamente impediría una mayoría absoluta de uno u otro, algo que el sistema en principio favorece.Y no habiendo mayorías absolutas, es decir, distancias claras entre los dos grandes partidos, a fecha de hoy resulta claro que el PSOE tendría muchas más opciones de gobernar que el PP, dado el número de posibles aliados de unos y otros. Respecto a la Comunidad Autónoma Vasca, los datos sí arrojarían alguna alteración significativa para unas generales. Así, el PNV revalidaría sus 7 escaños al Congreso, el PSOE perdería (por muy poco) uno en Álava en beneficio del PP, que sin embargo perdería uno en Guipúzcoa y otro en Vizcaya. ANV, por su parte, habría conseguido 2 escaños, uno por Guipúzcoa y otro por Vizcaya, y finalmente la coalición EB-Aralar conseguiría un diputado por Guipúzcoa. En caso de no concurrencia de ANV a esaselecciones, sus dos escaños se irían con estos resultados a manos del PP, que así conseguiría subir en uno su representación vasca en Madrid. Finalmente otro dato que puede dar una idea de cómo la visión de unos resultados locales distorsiona el diseño global es que en Navarra, con los datos del domingo, y a pesar de tener el gobierno en serio peligro, UPN recuperaría su tercer escaño en Madrid, que a su vez perdería el PSOE, mientras Nafarroa Bai mantendría el que actualmente ocupa Uxue Barkos>>.
Es un análisis hacia el futuro, que no cambia mucho el panorama.
Pero hay algunos peros.
En Navarra: ZP desea que PSN gobierne con los nazionalistas, para aplacar a ETA, como forma de llegar hasta la elecciones sin un atentado. Algunos barones del PSOE no lo ven bien, pero ZP ¿pensará? que sin atentados tiene más posibilidades de ganar las próximas generales y seguir pactando con los nazionalistas, y con atentados esas posibilidades se esfuman. En suma probablemente calcule que lo peor serían atentados y por tanto el posible desgaste por gobernar en Navarra con los nazionalistas sería un mal menor. Por otro lado, el resultado del PNV ha sido mediocre tirando a malo. Y EA casi se ha esfumado de la realidad política vasca. Dentro del PNV se tirarán los trastos entre Imaz y los más montaraces. A favor de la ¿moderación? de Imaz está la casi desaparición de EA, muy proclive a trapisondeos con los de HB, y la caída en Guipúzcoa del (radical) PNV. La buena disposición de ZP a un pacto del PSN con los Patxi Zabaleta no tiene que ser vista con agrado por el PNV. Máxime cuando no pocos del PSE siguen dejando caer que se puede en el País Vasco montar un tripartito a la catalana para marginar al PNV (CiU) y al PP. No creo que en un año ETA-HB vayan a modificar sus tesis, pues hasta ahora no les han ido nada mal. En suma, en el País Vasco y en Navarra, estas elecciones no han aclarado mucho el panorama político, aunque el desgaste del PNV y de EA tal vez no sea algo coyuntural. Habría que analizar si los escándalos en las haciendas forales y el estar mareando la perdiz, hablando de convocar referendos, no empiezan a pasarles factura.
En el País Vasco sostienen algunos que PP y EA son los perdedores. EA sin duda. En San Sebastián seguirá Odón con apoyo del PP, en Vitoria-Alava, con los resultados y las generales a la vista, lo más verosimil es que la alcaldía sea para el PSOE y las juntas para el PP. Y en Bilbao... grandes gritos de que Azcuna ha ganado... Pero lo que dicen los datos brutos es que en 2003, PNV (11)+ EA (2) + IU (3) sumaban 16 y PP (8) y PSE (5) 13. Ahora PNV 13, EA cero, IU 2= 15. Mientras que PSE 7 y PP 7, suman 14. Los que gobernaban han bajado y Azcuna podrá seguir de alcalde gracias a que los "progres" de Madrazo apoyarán a un partido clericalón y muy de derechas, frente a la posibilidad de tener un alcade PSE con poyo de PP e IU. Cierto que el PP podía haber obtenido mejores resultados. Pero ¿quién con un trabajo que le funcione bien, un cierto prestigio... se mete a político del PP a no ser que sea un santo-mártir? El alma candida del cabeza de lista del PP por Bilbao, al conocer los resultados, y creyéndose a Imaz, ha hecho unas declaraciones echándole flores a Azcuna...con lo que lo que va a lograr es que el precio que exija IU al PNV sea menor. Y también ha puesto nerviosos a quienes siguen pensando que la salida es PSOE+PP frente a los nazionalistas. Es cierto que N(ada). B(ueno). puede gobernar en Navarra, y st. que Otegui se mantiene, con 95.000 votos de ANV y 90.000 nulos. Cierto que el PP no saca en el País Vasco resultados buenos, pero casi siempre suele suceder que una parte del voto no nazionalista se va al partido que gobierna en Madrid. Así ha sido casi siempre.
---
En el resto, en donde se vota libremente:
Esto escribe Arcadi Espada en su blog:
<<El nacionalismo ha ganado las elecciones municipales en España. En Navarra, desde luego, pero también en Baleares, Canarias y Cataluña, y en Vitoria, Palma de Mallorca o Vigo. Existe la posibilidad de que también haya ganado en Madrid, pero sobre eso no me voy a pronunciar ahora. La posibilidad de que el Partido Popular haya ganado las elecciones es sencillamente ridícula. Ganar es gobernar, y va a gobernar menos que hace cuatro años, a diferencia de lo que les sucederá a los socialistas. Para éstos, sin embargo, no hay otro camino a la vista que reforzar su alianza con los nacionalistas macedónicos. El Partido Socialista, como dice bien Rosa Díez, ya no es un partido español.
Los resultados de ayer, dramáticos en el País Vasco, hacen más necesaria que nunca la emergencia de un tercer partido, que limite la capacidad de decisión nacionalista. El Partido Popular está incapacitado para hacerlo, no sólo técnicamente. No en vano, su candidado en Barcelona, Alberto Fernández, se quejaba ayer de que la irrupción de Ciutadans ha impedido su pacto con... los nacionalistas catalanes. En efecto, ésa es toda su ambición estratégica.
El tercer partido tiene su mayor enemigo en la abstención, que alcanza en Barcelona dimensiones históricas: desde que las chicas votan jamás había votado tan poca gente en la ciudad. Y es en Barcelona donde Ciutadans ha perdido de modo más doloroso. Aunque no entra en el Ayuntamiento por muy pocos votos, es el único partido que no puede escudarse moralmente en la abstención: él nació para combatirla y para devolverle a la política su nobleza y su pasión>>.

En cierto modo, o a su modo, lo que escribe Arcadi va en la misma dirección que lo de Hermann Tertsch en ABC, el 10 mayo: "Alarma, certeza y decepción". Para el primero los catalanes deberían haberse tomado en serio lo que dice Ciutadans y, con sus votos, haber alentado el surgimiento de un tercer partido, el partido de los 30 escaños que evitaría al PSOE o al PP tener que pactar con el PNV o con CiU. Para Tertsch la limitada victoria en número de votos del PP le hace barruntar que el PP no va a ganar las próximas generales con mayoría absoluta o al menos con holgura ("Pero grande es mi decepción por el hecho de que los españoles no hayan respondido con la reacción que pudieran a quien juega con nuestra suerte, dignidad y seguridad, para arrinconarlo en el triste lugar de la historia que merece").
De hecho, uno y otro, sin decirlo claramente, critican al PP (amén de a los votantes, lo que tiene su gracia, pero ese es otro tema, como diría alguno de mayor calado, por lo que en el fondo significa) y temen que el PP para retornar a la Moncloa, acabe llegando a pactos con los nazionalistas ""moderados"" haciendo irreversible a medio plazo, las modificaciones "constitucionales" que el PSOE ha introducido vía reforma de estatutos. Y eso flota en ciertos ambientes.( Eso y que lo de Ciutadans puede no funcionar).
Esta es la principal conclusión que han sacado los intelectuales del centro derecha y del centro izquierda, o al menos unos cuantos de los que estaban disconformes con lo que ha estado y pretende seguir haciendo el PSOE y ¿buscan/suspiran? por una salida. En el fondo no acaban de ser conscientes de que para muchos del PP los del peneuve y los de ciu son de los suyos, ovejas descarriadas, pero ovejas. No machos cabríos. Que acabarán por retornar al redil. Por el otro lado, los del PSOE e IU, ¿piensan? algo parecido de los de HB y de ERC. Salvando las diferencias, no se comportan de forma diferente a como lo hizo el Centrum y la socialdemocracia en las alemanias en los años 20 y principios de los 30. Y en el fondo fondo, el problema no son los nazionalistas, sino la aceptación o la resignación ante el uso de la violencia para obtener ventajas políticas, sociales, económicas... por parte de una buena parte del estamento político y del electorado. El decisionismo de Carl Schmitt debe de andar aún flotando por ahí junto con la dialéctica de los puños y las pistolas y todo el poder a los soviets.
Tal vez haya dos elementos en los resultados de estas elecciones a tener en cuenta respecto al futuro, que casi siempre han sido elementos premonitorios de lo que va a pasar: el PP ha ganado las elecciones en número de votos y ha ganado en Madrid con facilidad. Estos dos elementos indican que en las generales el PP, si no mete la pata de aquí a entonces, va a ganar (tanto lo deben pensar que ya los Gallardón y sus contrarios están repartiéndose el oso antes de cazarlo). Pero además, si los datos de uno de esos periódicos gratuitos no son incorrectos, el PP obtuvo en las municipales del 2003, 7.875.761 votos y en estas 7.906.064, es decir ha aumentado; en el PSOE ha bajado de 7.999.178 a 7.746.862. IU tb. ha bajado, de 332.970 a 259.210. Y no digamos el PNV.Incluso CiU.
Pero hagamos ahora análisis político. Por mucho que rebuznen, la estrategia de Rajoy no ha sido mala, ayudada con gran eficacia por ZP, añado, y eso que la coyuntura económica no puede ser mejor para el Gobierno. Rajoy: cambio tranquilo, tranquilo, y crítica a la política territorial y antiterrorista de ZP. ¿Qué va a hacer ahora ZP? Si sigue por el mismo camino, es decir, si persiste en pactar con los nazionalistas para obtener alguna autonomía, en el conjunto de España va a pagar un coste: puede el PSOE obtener alguna autonomía más, pero pagando un elevado coste en las próximas elecciones, con lo que los del PSOE que viven del gobierno de la nación se lo pensarán. Y si no llega a acuerdos con ciertos nazionalistas, corre el peligro de que ETA le ponga bombas... En el País Vasco su estrategia no ha debilitado a Batasuna, ni a ETA, que sacarán pecho. Y si cede, que lo puede hacer, a sus exigencias puede perder ampliamente las próximas elecciones.
La cara que tenía la vicepresidenta, la pergamino, cuando dio los datos, reflejaba bien lo que piensa realmente el Psoe que gobierna: muy malos resultados, que puede enmascararlos diciendo que ganan poder aunque pierden en votos, pero hubieran dado Navarra, Baleares, Canarias, Extremadura... por ganar en Madrid. El primer dilema que tiene ahora ZP es si adelanta o no las elecciones generales. Y lo tiene mal. Si hubiera perdido claramente o si hubiera ganado claramente casi seguro que hubiera adelantado las elecciones. Pero con estos resultados y los pactos a los que tendrá que llegar... creo que hasta las generales más pantano. Es decir palabrería y nulas decisiones.
Pero la idea de que en las próximas generales, gane quien gane, ganarán los nazionalistas, porque resultarán indispensables, planea como una losa y puede favorecer la continuación de una elevada abstención, argumentando que ésto no hay quien lo arregle. Siempre y cuando ETA no retorne a los asesinatos, factor que podrían agitar las pantanosas aguas de la política cotidiana, a diestra y a siniestra. Resulta terrible que un puñado de fanáticos asesinos puedan tener tanta influencia en el devenir de una nación, por mor de unos políticos cuyo fin no es otro que el poder por el poder, o peor, el mangoneo por el mangoneo, porque a la hora de la verdad el poder no está en ellos o en las instituciones que han vaciado ello y por cuyo control pelean.

1 comentario:

Un amigo dijo...

Encuentro insufrible, venga de donde venga, la perorata hipócrita sobre las listas más votadas.

Si alguien lo cree de veras, que propugne cambiar la ley electoral en ese sentido.

Y si no, que se calle la bocaza, porque solo está exhibiendo oportunismo del pérfido.

¿La ley permite pactos? Pues háganse pactos -aquellos que los logren- y respondan políticamente de ello los que lo suscriban.

Resulta, eso sí, curioso ... que quienes anatematizan los pactos suelan ser los que ya están más solos que la una -es como oír un elogio encendido de la castidad al más feo, más pollichico y con peor aliento del pueblo.