06 junio, 2007

Primer máster en estudios de hombres

Viene hoy la noticia en La Vanguardia. Siete universidades catalanas se han puesto de acuerdo para echar a andar el primer máster en estudios de hombres. Concretamente, parece que se va a titular "Hombres, género y ciudadanía". Uno de los ejes de tales estudios será la promoción de la transversalidad, como es lógico.
Pueden ver la noticia completa pinchando aquí. O leyéndola aquí mismo, qué caramba, pues la copio tal cual:

"Barcelona. (EFE).- Seis universidades públicas y una privada de Catalunya han creado un máster oficial en estudios de mujeres, género y ciudadanía, de dos años de duración, que se podrá cursar a partir de este próximo curso tanto de manera presencial como a través de Internet.

Bajo el título de Máster Oficial en Estudios de mujeres, género y ciudadanía, el máster promueve la transversalidad en la adquisición de conocimientos en este ámbito y pretende formar perfiles como el de los agentes de igualdad y de la comunicación o profesionales de ONG, instituciones educativas y administraciones.

Las universidades promotoras han informado, en un comunicado, de que el máster también ofrece formación en investigación de cara al doctorado en esta materia.

Importantes especialistas de diferentes ámbitos como humanidades y educación, ciencias económicas y empresariales, ciencias sociales, ciencias jurídicas y ciencias de la salud impartirán la docencia de este máster, creado por las universidades UB, UAB, UdG, UdL, UPC y URV, todas ellas públicas, y por la privada UVic".

¿Cómo dice usted? ¿Que he leído mal y que la cosa no va sobre hombres, sino sobre mujeres? Bueno, pero será lo mismo, ¿no? Si el asunto es la igualdad y puesto que somos iguales...

6 comentarios:

Un amigo dijo...

Querido anfitrión de esta casa,

hay veces que la ironía, que generalmente refresca y aviva los discursos, impulsa a decir simples tonterías.

Corresponde pues a la estima señalarlas cordial y afectuosamente.

Hoy ha ocurrido.

Saludos,

Garciamado dijo...

Ah, querido amigo, pues no sólo estoy tonto, sino lento: no acabo de pillar donde reside la simpleza, pese a la prolijidad con que usted fundamenta su aserto cordial.
Saludos también afectuosos.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Estimado Sr. Garciamado:

Nosotros, desde la Asociación de Personas que No Han Sido Víctimas Del Terrorismo Sino De Otros Delitos (APNHSVDTSDOD), queremos agradecerle que rompa una lanza a favor de nuestra causa (NC); y que lo haga encima de la cabeza de esas feminazis de axilas pilosas. Ya está bien de favorecer a las víctimas del terrorismo, adelantándoles indemnizaciones que nunca llegamos a recibir los miembros de los miembros de la Asociación de Víctimas de Hurtos (AVH), los de los de la Asociación de Víctimas de Estafas, Raptos, Usurpaciones y Secuestros (AVEstRUS) y los de los de la Asociación de Víctimas de Delitos Raros (la sufridísima AVDR, hermana pobre del asociacionismo victimista: víctimas de delitos poco frecuentes, como el estelionato, el abigeato o la ya extinta falta de pastoreo ilícito con resultado daños).

[Y como las desgracias nunca vienen solas, los miserables de la Asociación de Personas Que Nunca Han Sido Víctimas De Ningún Delito Que Ellas Sepan, (APQNHSVDNDQES... ¡qué siglas tan ridículas!) se quejan de que para ellos no sólo no hay indemnizaciones, sino ni siquiera subvenciones].

Nuestra indignación se acrecienta cuando además contemplamos que la Constitución establece una protección específica de los jóvenes (art. 48) y los ancianos (art. 50), contradiciendo flagrantemente la prohibición de discriminación por razón de edad (es el viejo caballo de batalla de la ADPDMA, la Asociación de Personas de Mediana Edad). La cosa no queda ahí. La APOP (Asociación de Padres de Otras Personas) lleva mucho tiempo criticando la protección específica a las madres que establece el art. 39.2, a todas luces discriminatoria de los padres (¿por qué permite investigar la "paternidad" y no la "maternidad"? ¡¡QUEREMOS SABER!!).

El asunto tiene trazas de auténtico escándalo. La Asociación de Empleadores, Parados Y Gente Vaga En General (AEPIGVEG) quiere que se termine con el escándalo de la protección constitucional a los trabajadores (arts. 28.2, 42), que discrimina a los que no trabajan. Y, especialmente, la Asociación de Personas En Libertad (APEL) quiere terminar de una vez con los privilegios que el art. 25 concede a los presos (trabajo remunerado... ¡en una norma recurrible en amparo, a diferencia de las personas en libertad!).

No sé yo si no se pasarán ya un par de pueblos los de la Asociación de Libertarios Digitales (HP), que pretenden quemar las cortes si no se deroga el intolerable art. 9.2 CE, que obliga a los poderes públicos a "promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas", discriminando de modo intolerable a los Ciudadanos Cuya Libertad Ya Es Real Y Efectiva Sin Que Tenga Que Venir El Papá Estado O La Teta Pública A Sacarle Las Castañas Del Fuego, Joder-Yá (no hay siglas: estos no se asocian).

No le robamos más tiempo. En estos tiempos revueltos, esperamos que siga usted arrojándonos día a día un poquito de luz. O arrojándonos un poquito de lo que sea: todo es bueno pa’l convento (como dijo el fraile al echarse la puta al hombro).

Con cordiales saludos a usted (y a todas las personas o grupos que no sean usted), suyos afectísimos (y de todo el mundo),

Fdo. ATMC
Secretario General, par inter pares frente a todos los demás miembros de la APNHSVDTSDOD.

P.S. No obstante, debemos dejar constancia de nuestra inquietud ante las constantes e impertinentes exigencias de la multitudinarísima Asociación de Gente de Fuera de España (AGFE), que pretenden no sólo recurrir en amparo el art. 13 de la Constitución, que restringe gran parte de los derechos fundamentales en España a los españoles (por contradecir el art. 14 y otros artículos de otras Constituciones de sus países de origen); sino que, además, ahora que está de moda, preparan la recusación de T-O-D-O-S los miembros del Tribunal Constitucional, por españoles... Le tendremos al tanto.

Garciamado dijo...

Joer, cómo mola la indignación de la Iglesia. Los curas de mi colegio también eran así. Se tomaban unas copitas de moscatel, leían un par de textos heréticos o eróticos y se nos venían encima con la escopeta cargada de dogmas y echando espumarajos. Diarrea teológica parecía aquello. O las fallas ;) Y ay del que cuestionara ni un pelo del vademecun de la santidad. Ahora vuelven bajo diversas formas los ejercicios espirituales de la(s) nueva(s) fe(s) y estamos en las mismas, a la hoguera el que díga esta boca es mía. Que no es tuya, que no, que es del Papa/Mama.
En fin, ATMC (?), confiésese por andar leyendo textos demoniacos y búsquese algo bien astringente.
Por cierto, ¿este ATMC es el ATMC de toda la vida o es su doble. A ver si va a ser AnteTodoMariCuqui o una cosa así. No pasaría nada, es pura curiosidad.
Un/a saludo/a y, sea quien sea el embozado, si quiere que un día hablemos aquí en serio de estas cosas y, en concreto, del sentido de un máster como el aludido en el post, a su disposición con mucho gusto. Si no, hágase VD el máster y confíe en la infinita bondad de su ProgreDios, que seguro que l@ exonera de andar leyendo estos textos de réprobos y de andar combatiendo el mal y la humilde heterodoxia de un servidor con tanto y tan ventoso esmero.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Mmmmm...

O sea: que mi pequeña satirilla son espumarajos de cura rabioso... Mi modesta farsa son heces diarreicas...

Vaya.

Los blogs reflejan cómo está uno en cada momento; y no siempre es un buen momento. Así que recapitulo:

Usted manifiesta una vez más, satíricamente, su oposición a la consideración política de la discriminación en clave grupal (aquí, la femenina). Posición muy respetable; de hecho, se mueve en la ortodoxia del liberalismo de los derechos ("demoníaco" sería hablar de suprematismo femenino, o por el contrario la justificación iusnaturalista de la discriminación femenina. Lo demás está en el standard).

Y yo hago una satirilla en la que un grupo cuestiona las positive actions GRUPALES de los colectivos cuya discriminación positiva es aceptada de modo general (jóvenes, madres, presos, consumidores, trabajadores, etc.). Monto un "straw man" (lógicamente, caricaturesco: es una sátira... pero lo encarno yo) y acentúo sus contradicciones: eso es la sátira.

Su respuesta: que arrojo espumarajos de cura borracho y rabioso y heces diarreicas, etc.

[Insisto: en un contexto como este, apelar a que uno es "heterodoxo" es un clamoroso y sorprendente ad misericordiam: "merezco mejor trato, soy David contra Goliat". El mauditisme (¿"textos demoníacos"?) puede valer cuando uno se enfrenta al Poder. Pero usted es quien es y habla con quien habla. Hilfsargument: pregúntele usted a un observador imparcial si en esta página ve a Goliat].

Pues nada, hombre. Por amistad y ya viejo agradecimiento, lo último que quisiera sería ensuciarle la página con mis argumentos fecales y mis sátiras espumarajeantes. Lamento mucho haber ofendido su heroica heterodoxia. Contrito -¡qué agudamente ha detectado usted en mi la fe y la eclesialidad!- entiendo que su respuesta no podía ser otra que la que ha dado.

Saludos,

ATMC

Garciamado dijo...

Vaya, ATMC, no se ponga así, hombre de Dios (es broma, es broma). Tiene mucha razón Vd en que cada día lo tiene uno como lo tiene y que el blog es un sitio donde lo mismo suelta uno un requietro que un esputo. Súmese a lo de los días el temperamento (o el talante) que los años nos van poniendo y da lo que da. Mire, le propongo un trato, que vale también para los demás habituales que dan vida a este blog: no nos andemos con disculpas ni parabienes, que no hacen falta, y digamos lo que se nos ocurra cada vez, a sabiendas de que se discute y se discute bien sobre un fondo de respeto y aprecio, aunque a veces lo turbulento de las aguas escondan el fondo. Ni David ni Goliat: la cosa erística ésa que a usted le gusta y a mí también.
Por lo demás, el tema en sí (cómo suena eso de el "tema en sí"), lo de los grupos, la discriminación y las políticas de discriminación positiva o acción afirmativa, merece unas vueltas más y habrá que dárselas un día de éstos.
Entre tanto, un abrazo, hombre, y pelillos a la mar.