15 mayo, 2008

Cuatro días sin blog

Nos vamos a Suiza, a Zürich. Una miaja de congreso de la cosa de uno y un buen rato de paseos y de ruina con los famosos precios helvéticos.
Veremos si hay algo allá para contar aquí. Pero, por si es que no y para evitar agobios, le concedo a este blog moscosos hasta el martes próximo. De todos modos, si me viene el síndrome de abstinencia, escribo algo y lo cuelgo. Pero trataré de vivir normal y sin estos vicios durante estos días en tierra de cantones.
Saludos y hasta pronto, amigos.

2 comentarios:

Melò Cucurbitaciet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Melò Cucurbitaciet dijo...

Con la que está cayendo, y usted sin aparecer ¡frívolo!