22 julio, 2007

Polvo real

Bah, el tema tampoco merece muchas vueltas. Por eso he leído muy poco en los periódicos sobre el asunto. Pero la portada de El Jueves sí la he visto, y de ahí me surge la duda mayor. Supongo que todos la conocen, pues para eso sirve el secuestro de la publicación, y no se me escapa que así de claro lo tenían Pumpido y ZP cuando decidieron proteger el honor y la imagen de la Corona. Allá ellos, los unos y los otros.
Voy a lo de mi duda: ¿lo injurioso está en la imagen o en el texto que en la viñeta recita el Príncipe? En el dibujo aparecen el Felipe y la Leti echándose un quiqui en grata postura perruna, él sonriente y ella con cara de ay, Dios, adónde vamos a llegar. ¿Una monarquía confesional como la nuestra (la Constitución no, pero la Monarquía sí, con toda la parafernalia, pecados y dobleces incluidos) puede apartarse del misionero? A lo mejor tienen dispensa estos dos por la evidente desproporción entre ambos, todo azul de sangre él, plebeya ella. Y habrán pensado Rouco o alguno así que a estas plebeyas hay que darles de otra forma, como están acostumbradas. Yo qué sé. Ni me importa. Pero fíjate qué país este: hasta hace cuatro años todos preocupados por lo bajinis por si el Heredero Real tocaba en la banda de enfrente, y ahora mosqueados porque lo pintan tocando variado por lo vaginis. Disculpen, estoy realmente grosero hoy.
¿O estará la injuria en la frase que ponen en la real boca, en la que el real Heredero insinúa que vive sin trabajar? Hombre, aquí sin dar palo al agua vive, y bien, medio país, y no parece que la cosa sea para ponerse así. Como dirían muchas madres de las de antes, hija, no tiene trabajo, pero tiene un puesto muy bueno. Y trabajoso.
Injuriar a los de la Casa Real sale algo más caro que injuriarle a usted, so mindundi. Imagino que la justificación está en que los símbolos del Estado necesitan mayor protección que lo que no simboliza gran cosa. También se castiga más quemar la bandera nacional que el pendón del pueblo de al lado, creo (como hoy es domingo de precepto, me da pereza abrir el Código Penal). Tal vez el posible delito aquí está en insinuar que los símbolos se aparean con sus símbolas; o que lo suyo no es propiamente trabajar.
Son sumamente sutiles las diferencias, todo es cuestión de matiz, y por eso es difícil encontrarle el punto. Para su legitimación cuasimágica la Monarquía tiene que mantenerse virtualmente fuera del mundo, en un orden ontológico y antropológico diferente, pues si a sus miembros los sentimos iguales a los miembros de nuestro barrio, surge incontenible la pregunta de por qué ellos están en (la) cima del Estado y nosotros no. En cuanto los observamos de carne y hueso, aparece el follón. Y puede que ahí radique la contradicción que acabará tragándose a la Corona. Por un lado, quieren que los veamos todos populares y dicharacheros, próximos a nosotros, parecidos, de nuestra misma pasta. Ligan, se acoplan y se casan con señoras y señores del pueblo, con sangre roja del montón y granos como los de cualquiera. Pero, por otro lado, con ellos no podemos pasarnos con las bromas y tienen que mantenerse intocables, lejanos, únicos, no vaya a ser que se eche a perder el encantamiento que los legitima.
Por todo ello me parece que el problema de la caricatura de marras no está ni en la imagen del Príncipe rampante ni en lo que se pone en su boca, sino en esa Letizia en pompa que nos representa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

http://eljueves.blogia.com/

AnteTodoMuchoJueves dijo...

1. Leti no es sujeto pasivo idóneo del delito del art. 490.3 CP: "El que calumniare o injuriare al Rey o a cualquiera de sus ascendientes o descendientes, a la Reina consorte o al consorte de la Reina, al Regente o a algún miembro de la Regencia, o al Príncipe heredero de la Corona en el ejercicio de sus funciones o con motivo u ocasión de éstas, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años si la calumnia o injuria fueran graves, y con la de multa de seis a doce meses si no lo son". Quizá la referencia aquí a "sujeto pasivo" no es la más adecuada, y no sólo por su posición cuadrúpeda en la caricatura.
2. Si las injurias son dirigidas a Felipe "en el ejercicio de sus funciones", es que sus funciones abarcan hacérselo con Leti a lo perro.
3. Entonces, ¿lo injurioso es afirmar que el heredero cobra por traer futuros herederos al mundo y que trabaja menos que los Reyes Magos? Atentaría contra el art. 16 CE y, en primera línea, contra el sentido común y el principio de realidad.
4. Mientras, algún sesudo cadeirádego constitucionalista consultado por El País se descuelga afirmando que el auto es correcto porque la conducta es ilícita. Y a la tipicidad penal, que le den también en posición canina.
5. La mardita grasia del art. 490 es que no requiere querella del ofendido.
6. Si no se pueden hacer sátiras sexuales (zafias, ¿cómo no si no?)en revistas cómicas sobre la holganza de unos fulanos cuyo puesto de trabajo se transmite haciéndoselo a lo perro, a lo misionero o a lo tailandés, apága y vámonos a ver si encontramos por ahí un Estado de Derecho. ¿Nos hemos vuelto todos locos?
7. Veter tú a saber si Leti, como dice GA, etcétera. Pero Leti, que se querelle. Y ya veremos si personaje público y tal.

Té la mà Maria - Reus dijo...

si ellos cierran el jueves nosotros abrimos el viernes

saludos desde Reus