10 agosto, 2007

Qué tropa, qué país.

Miren esta noticia que viene hoy en EL Mundo. Se comenta sola. La realidad supera a la ficción. López Vázquez, Alfredo Landa y cia. se quedaban cortos en sus papeles. Esto es propiamente lo que hay. Convendrá ver ese voto particular y desmelenado de Calvo Cabello para reírse otro poco.
Ahí va la buena nueva:
La relajada 'vidilla' de la guarnición de Chafarinas.
El Supremo condena a 10 militares destacados en las islas que no quisieron levantarse un domingo por la mañana.
JOAQUIN MANSO
MADRID.- «¡Aquí se va a acabar la vidilla!», exclamó el teniente Carlos Galisteo, y acto seguido mandó tocar diana a las 8.00 horas del día siguiente, domingo, y que la tropa formase a las 9.30. A 10 de ellos no les dio la gana. Ni a la cuarta orden se levantaron, llegando alguno a darse la vuelta en la cama mostrando la espalda a quien les mandaba. El Supremo ha confirmado ahora la condena a 10 meses de prisión por desobediencia que les impuso el Tribunal Militar Territorial Segundo.
Hasta ese día, al teniente Galisteo, comandante militar de las islas Chafarinas, le gustaba gastarse de manga ancha con sus soldados. Les permitía bajar al puerto a bañarse y a tomar el sol y no les exigía demasiado esfuerzo en el cumplimiento de su plan de actividades, que hasta el 14 de mayo de 2005 había sido «harto relajado», extremos que fueron declarados como probados por la sentencia recurrida.
En esa fecha, la guarnición, compuesta en su mayor parte por soldados de etnia magrebí y religión musulmana, celebró el Día de la Familia, con la presencia de sus seres queridos y del coronel jefe del Grupo de Regulares. Los visitantes llegaron la plaza de soberanía española, a un par de millas al norte de Marruecos, en distintas embarcaciones. En una de ellas, «se descubrió la falta de un aparato de localizador GPS y de un cuchillo de buceo».
Como quiera que en el archipiélago no hay más población, aparte de la tropa, que gaviotas, reptiles y algas, «el teniente Galisteo, sospechando que alguno de los miembros de la guarnición pudiera haber sustraído ambos objetos, [...] les dijo que hasta que no aparecieran esos dos objetos se había terminado la vidilla, en alusión al régimen de vida cómodo y relajado» que hasta ese momento habían llevado.
Y así es como ordenó tocar diana al día siguiente a las 8.00 horas para desbrozar el camino que une el helipuerto con el muelle, con vistas a una «previsible y próxima visita del ministro de Defensa». Entonces, José Bono.
A la hora a la que debían formar, el cabo primero observó que «faltaba gente». Ni más ni menos que un tercio de la guarnición: 10 de los 30 soldados del destacamento. El mando preguntó en voz alta «si aquello era una guerra o una revolución islámica (ocho de los insubordinados son musulmanes)», a lo que algunos impelidos respondieron que no formaban porque era domingo, y otros le dieron la espalda al cabo. Hasta tres veces más se repitió la orden, la última emitida directa e individualizadamente por el propio teniente Galisteo.
La sentencia de la Sala Militar, de la que ha sido ponente el magistrado Agustín Corrales, rechaza que esa orden de formar fuese «ilegítima» o que supusiese un castigo colectivo, como argumentaron las defensas, ya que estima que «no puede ser considerada como ilícita una orden cuya única finalidad era la de distribución de trabajos, perfectamente encuadrables en las obligaciones del destino».
Discrepa, no obstante, el magistrado José Luis Calvo Cabello en un voto particular en el que razona que la orden fue «arbitraria» y no con ocasión del servicio, «sino con la finalidad de constreñir a los miembros de la guarnición a que apareciesen los objetos».

2 comentarios:

VOX POPULI dijo...

Ilmo sr catedrático, le diré que la condena de 10 meses de los 10 militares que tienen que pasarse en una prisión militar, relativamente ha sido insubordinación a un superior con razón o sin razón es una insubordinación.
Pero a los que había que condenar a 20 años de prisión y un día sería al sr Ministro Dn José Bono y al Borbonazo, ya que son los culpables de que los españoles tengamos un ejército ligth de musulmanes, de rumanos y de otras estirpes raras.
Ya me dirá VI no tardando mucho tiempo, ya que se va a efectuar una evacuación de militares españoles de Ceuta y de Melilla, que harán nuestros compatriotas cuando quede el cabo y el comandante del puesto ¿cómo se van a defender esas dos ciudades?
Yo creo que el sr ZP que es otro de los responsables también debería ser condenado en relación a su política en el exterior, ya que cuando empiece la avanzadilla desde Marruecos a tomar Ceuta y Melilla, los elementos subversivos mahometanos de que se compone nuestro ejército tirarán contra nosotros, por lo tanto, no hay más culpables en esta condena que el gobierno socialista y la del borbonazo que es el comandante en jefe de los tres ejércitos. A este último tendríamos que pedir que se marchara a vivir para Estoril o para Italia que es su patria chica, pero dejando todo el patrimonio que se han llevado el y su hermana del duque de Hernani incluyendo el título nobiliario del ducado que por cierto habría que hablar mucho de esa herencia porque a consecuencia de ese problema el periodista de la COPE Dn Antonio Herrero que era uno de los mejores buceadores del mundo murió ahogado haciendo submarinismo porque dicen que las botellas de oxígeno que llevaba estaban medio vacias, pero esa no es la realidad, la realidad es que se iba a publicar el timo del duque de Hernani en todos los medios de comunicación y para que no pueda salir nada a la luz, se lo cargaron y no se ha resuelto el enigma de su muerte.

roland freisler dijo...

En el ejército hay que obedecer órdenes, que es la base de la disciplina, el ejército es voluntario, entonces el que quiera estar allí ya sabe lo que hay. A mí, por marcharme dos días de "marcha" y no aparecer por el cuartel, me metieron 1 mes de calabozo. Son aventurillas del ejército, no pasa nada.