02 marzo, 2009

Izquierda Hundida

Ya sé que aquí siempre rajo contra Zapatero porque me parece un zote de tomo y lomo. A veces algunos amigos me replican que vale, que leído no estará ni sabrá distinguir un cuadro de Velázquez de uno de Picasso, pero que hábil es a tope. Y, hombre, eso sí hay que reconocérselo. Es hábil para lo suyo, que es la política sin nobleza ni idealismo, igual que la rata es hábil para localizar el queso o el topo es hábil para ir aumentando su laberíntica galería subterránea. Hablamos de cosas distintas. Se puede ser hábil como el ratón y el topo y ser tan ignorante de los asuntos humanos como ellos.
Una de las más impresionantes ratonerías de Zapatero, y de las que más me apenan - al tiempo que me hacen gracia porque le da gato por liebre a cierta progresía- es la siguiente. El tipo va de látigo de la derecha, baluarte de los rojísimos y dura cruz del PP. Y, como los del PP tampoco son lumbreras, le entran al trapo de las mayores chorradas, bendecidos por roucos y otros especímenes, también curiosos restos del parque jurásico nacional. Total, que se forman grandes trifulcas que sólo afectan a unos cuantos símbolos o a derechos puramente nominales y que ni fu ni fa. Porque, a la hora de la verdad, en cuestiones de política económica y social los desacuerdos son mínimos y apenas existe debate entre PSOE y PP.
Sin embargo, Zapatero le saca un gran rédito a ese montaje teatral de presentarse como martillo de ultraconservadores, unido a la amenaza, constantemente pregonada por sus pepiños y pepiñas, de que si viene la derecha volvemos todos a cantar el Cara al Sol en pantalón corto y a llevar flores a María en mayo, quieras o no. Cosa que, por lo demás, es una exageración como la copa de un pino.
¿En qué consiste tal rédito? En convencer a la progresía más boba, que es la mayor parte de la progresía –me duele decir esto, amigos, pero es lo que hay, salvo opinión mejor fundada- de que no queda más remedio que votar a este PSOE para cumplir de una el doble objetivo de frenar a la derecha y avanzar en eso que todos los políticos llaman la modernización de este Estado, cosa que no se sabe qué carajo es. Y por ahí, justo por ahí, vienen los dos grandes timos que han acabado con la izquierda en este país, que han hecho que ya no exista una presión coherente y sólida proveniente de la izquierda y que evite la berlusconización de España, que es a lo que vamos, piano, piano, con Zapatero y Cia.
El primer timo no merece mucho comentario. Es de ésos tan claros y evidentes que sólo un ciego voluntario no lo verá. Consiste en convencer a tantos de que si un día gana otra vez el PP nos poseerá violentamente y reverdecerá de su mano el fascismo más oscuro. Pues no, mire usted, no. Se puede estar –como un servidor está- en contra de muchas de las opiniones que el PP expresa en sus programas y actuaciones, pero tan falso es gritar que con el PP viene Franco como que con Zapatero gobierna la horda roja o manipula el stalinismo. Ni Zapatero fusila ni va a fusilar curas, ni Rajoy va a encarcelar ateos. No. Pero la farsa funciona, y para Zapatero funciona haciendo que personas que se sienten de izquierdas y que, sin embargo, reconocen que no ven por ningún lado la política social verdaderamente progresista del zapaterismo, lo voten al grito de “si no, va a ser peor”. Por ese camino perdió y pierde Izquierda Unida la mitad de su fuerza de antaño, que no era tanta, pero era.
La otra mitad se le va por los propios errores de IU, ligados al despiste monumental del frívolo izquierdismo patrio. Pues aquí a cierta izquierda a la izquierda del PSOE le ha dado por pensar que no hay cosa más izquierdosa, revolucionaria y rupturista del capitalismo monopolista que los nacionalismos. Tócate las narices. El mundo al revés. En nombre de la liberación de los pueblos falsamente oprimidos, se olvida ese izquierdismo pueril de la liberación de los oprimidos por los pueblos y de la defensa de los oprimidos en general. Es como si antes de auxiliar a alguien que padece en la calle le pidiéramos el DNI y una partida de nacimiento. Absurdo.
Esta izquierda de IU ha confundido la lucha de clases con la lucha de naciones. Y las naciones, reales o supuestas, se toman como exentas de clases y, además, sin dar importancia a la diferencia entre naciones más ricas y más pobres, al menos cuando se trata de “naciones” del que llaman Estado español. Y así hemos visto y vemos a los de IU embarcándose en todo tipo de pactos con partidos nacionalistas perfectamente conservadores y burguesotes y picoteando en su mano las sobras de un plato de lentejas. ¿Consecuencia electoral? Pues que los que votan nacionalista por convicción seguirán votando a los partidos nacionalistas por su doble condición de nacionalistas y conservadores - ¿o no es conservadurismo puro la defensa a ultranza de las tradiciones, los símbolos patrioteros y la discriminación por razón de nacimiento o apellido?-, mientras que los no nacionalistas con alguna sensibilidad social se apresuran a abandonar a IU y a apoyar al PSOE, en una nueva versión del voto voto útil. El ejemplo de Madrazo en las elecciones vascas de ayer mismo es bien elocuente. Y antes fue LLamazares.
En esto último también se va mostrando la habilidad político-ratonil de Zapatero: primero mete al PSOE en alianzas con los nacionalistas e IU para marginar al PP por facha y españolista, y luego se lleva los votos de IU para frenar a los nacionalistas y su populismo reaccionario. De ese modo, este PSOE acaba teniendo el monopolio de la izquierda y, con ello, se acabó la presión de la izquierda en la política española, pues este PSOE tiene tanto de izquierda como un servidor de obispo de Mondoñedo.
No soy votante ni simpatizante de IU por diversas razones políticas, éticas y estéticas. Pero que en España desaparezca del mapa político la izquierda me parece una desgracia, una desgracia para el sistema político como tal y una desgracia para la gente más humilde. Y más cuando también ha sido borrada la izquierda sindical y sólo quedan ya sindicatos verticales y pesebreros.
Si resulta que ya no hay más alternativa que Zapatero o el diluvio, apaga y vámonos: lloverá en todo caso.

4 comentarios:

Antón Lagunilla dijo...

Estimado profesor:

1. IU no es, ni ha sido nunca, de izquierdas. Ni en su práctica política (pues es reaccionaria), ni en su ideología (pues carece de ella). Así que su desaparición de las instituciones políticas en ningún caso implica la desaparición de la izquierda.

2. Además, el término "izquierda" es, como poco, ambiguo (o puramente sentimental), y carece de sentido lamentarse porque desaparezca de la escena política de algo que no se sabe muy bién qué es.

3. A la gente más humilde y a los ciudadanos de a pie siempre nos quedará Rosa Díez, ¿o no?.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Querido GA:

Va a haber que encargar otro hombre de paja, porque éste lo tiene usted espiazao.

Pese a quien pese, hasta anteayer en España ganaba quien ofreciese:
- Economía de mercado
- Un poquiiiiito más de gasto social que el oponente.
- Un poquiiiiito más de oposición gratis al conservadurismo moral que la que da el oponente. Es decir: extensión gratis de derechos civiles, derechos de los homosexuales, escuela laica, causas baratas, etc.

¿Y por qué está ese sector progre patrio tan aguao, que sólo le interesa esa "pseudorrevolución" de papel? Coño, PORQUE CRECÍAMOS AL 4%. Pretender que en ese momento en España IU pueda hacer algo distinto de sobrevivir es soñar con que llueva para arriba. Así se han matao.

(M.E., hay que volver a los clásicos. La conciencia social la genera la estructura, y no el soplo del espíritu).

Le guste o no a vuecencia, Don GA, eso es lo que buscaba el electorado hasta anteayer. Y, por cierto, es una opción como mínimo tan respetable intelectualmente como la contraria.

Bien. Ese es el target. ¿Y por qué no lo conquistaba el PP? Porque no ofrecía eso sino lo contrario, coño.
- Porque donde ofrece lo mismo que el PSOE, no tenía ventaja competitiva.
- Y donde se distinguía, ofrecía...
... manifas de la mano de los obispos con mamarrachos cubiertos de banderitas de españa de pies a cabeza gritando que gracias a ZP los gays iban a estar tol día divorciándose y comiendo fetos triturados.
.. y recursos de amparo contra el matrimonio entre personas del mismo sexo (eso: tú opta por la pureza ideológica y luego sorpréndete de no ganar "el centro").
... y "rebeliones cívicas" que pretendían descubrir que en el 11-M Rub-Al-Qaba había congelado la mano de unos "pelanas" y la había puesto en Leganés justo antes de asesinar a un GEO.
... y batallas intestinas en las que el líder no es líder, pero los que quieren derrocarle muestran un aspecto detestable a ojos de la opinión pública (el núcleo duro de derecha ideológica más agresiva del PP, que es veneno para las urnas en las elecciones generales).

¿Hay sorpresa? A esta gente les habría ganado las elecciones un mono con un micrófono. Si encima pone usted a un PSOE que se aproxima al núcleo ideológico mayoritario (nos guste o no, es el "mercado de rostro amable"), pues la ecuación es facilita.

¿Cuándo pierde el PSOE? Cuando el PP ofrece el mismo núcleo mayoritario SIN las especias rancias (ej.: Feijoo. Fíjense que no se presentó tanto con el logo del PP, sino con su propio logo Feij009... lo mismo que hizo ZP en 2004) y el PSOE ofrece un "plus" rechazable por el electorado (p. ej., un BNG cuya plana mayor actual convierte en mierda todo lo que toca, un PSM que es una cueva de Alí Babá y que no tiene candidatos limpios creíbles).

Eso sí: permítame la puyita. Me parece enternecedor eso de que le apene que desaparezca una IU a la que usted no vota, pero que sí ampara a "la gente más humilde". Pobretines, los más humildes.

Hoyga, y ¿no habrá un imperativo político de votar al partido que ampare a "la gente más humilde"?

¡Nos vemos en las europeas!

Un fuerte abrazo,

ATMC

roland freisler dijo...

Ante
ha llegado Vd a la categoría de politólogo iluminado. Ostiás que clarividencia, ¿qué pasa ,que quiere ganar todavía más que actualmente de funcionario privilegiado y quiere que le fichen de director de campaña?
a) dice que hasta ayer ganaba en ESPAÑA..., ni González, ni Aznar que han sido las dos únicas absolutas ofrecían esas 3 alternativas a la vez.
b) parece que identifica ganar el centro con el matrimonio homosexual, tiene que explicarlo más.
c) parece ser que los obispos no pueden manifestarse, pero cuando lo hacen los maricones haciendo escarnio de los dogmas cristianos ¿eso no quita votos a nadie?
d) lo del GEO le trae a Vd loco, si a ese GEO le mataron y le desenterraron y le quemaron "moros", escriba un tratado de prueba indiciaria que será un best seller de esos. Ya le comentaré por qué.
e) Y luego nos dice que el PP gana cuando bla,bla,bla...oiga y entonces ¿por qué no hace todo ese bla,bla,bla para ganar aunque sea disimulando?
f) Nunca existirá izquierda, ni dejará de haber "gente humilde" (digo yo que será economicamente hablando)mientras en la sociedad se vea normal que un "currante" (no un profesor universitario que es otro tipo de trabajador)tenga que cotizar 30 años para el 100% y un diputado 8.

Anónimo dijo...

La portada de la edición electrónica del Mundo y el Confidencial publican hoy un video con un simpático lapsus de Zapatero.