14 febrero, 2007

Pijadas/chuminadas de campaña.

Esta mañana tomaba, somnoliento, mi café. De fondo, Radio Nacional de España (de nación de naciones, ojo, y...). Me despierta la voz del líder de IU (I de "izquierda", no se lo pierdan), Diego Valderas (supongo que no será de los de Valderas de León, pues aviados estaríamos; será un Valderas nuevo que van a poner en Écija o por ahí), que explica las razones para apoyar el nuevo Estatuto andaluz. Entre las más importantes que menciona, estas dos: que significa "la conquista del Guadalquivir" (¿vuelve el lenguaje de los Reyes Católicos? ¿El de Franco -no sé por qué me imagino al Valderas este que no es de Valderas soltando semejante speech en Raza-) y la asunción de competencias exclusivas sobre el flamenco. Arsa. Tal como lo leen, lo juro o prometo.
Somos el país más gracioso del mundo, quién puede dudarlo. Políticos de chirigota, miles de gilipollas con cargo y chófer, discursos oligofrénicos y todas las brújulas trastornadas.
Un día nos despertaremos y descubriremos que todo era una broma.

2 comentarios:

roland freisler dijo...

Contra las pijadas/chuminadas nada mejor que leer, antes de ir a aguantar jueces, a Sara Otero del Amo
PARIS
Lo magnífico es una cereza en la boca.
Lo otro, fumar a medias la voz de Cortázar por el cuarto
silabeando un ca va, ca va sin importancia.
Durazno.Du-raz-no cumplido por agitación solitaria.
Las calles de París por la noche recobran su nombre de fruta
y en cada charco un galeón hundido
como un se passer enroscado en cuello alto.
Lo magnífico es la noche, el orden vencido de estar solo
al pie de un farol, bajo un equinoccio de peces
desembocando en el Plata.
Hace frío dentro de los cuentos
mejor partir en pinceladas de índigo
hacia una ventana,
mejor esperar el sueño
en una bocanada de lluvia.

Antón Lagunilla dijo...

Lo de las competencias exclusivas de Andalucía sobre el flamenco, me intriga vivamente. Dice el artículo 68 del próximo Estatuto de Andalucía que corresponde a la Comunidad Autónoma "la competencia exclusiva en materia de conocimiento, conservación, investigación, formación, promoción y difusión del flamenco como elemento singular del patrimonio cultural andaluz". Ya es pintoresco el dislate de arrogarse en exclusiva el conocimiento de algo, pero hacerlo de la formación, promoción y difusión del flamenco me parece total: me veo a los futuros Inspectores de Flamencología de la Junta (vestidos de flamenco, arsa) intentando cerrar las academias de baile flamenco de Japón, un poner (o las de Cornellá, oiga), por invadir las competencias exclusivas de Andalucía, y me da la risa. Por cierto, hoy domingo se vota el Etatú: suerte, Don Manué y la compaña. Aunque ya sé que ganarán pase lo que pase.