03 enero, 2008

Entrañables escenas familiares

Nochevieja. Despedida del año en familia: abuela, abuelo, hijos, parejas de los hijos, hijos de los hijos y de sus parejas pasadas o presentes, cuñados todos.
Casa de los padres/abuelos. Toda la acción transcurre en el salón-comedor. Decoración franquista con incrustaciones de nueras modernas. El televisor a todo volumen. A través de las finas paredes llegan llantos de niño y voces de las casas vecinas.


CUÑADA 1.- Poned la Cinco, que este año comentan las campanadas Coñi López y Antón Chumínez.
ABUELO.- A mí no me pongáis maricas para despedir el año.
ABUELA.- Ya está éste. Di que sí, pon la Cinco.
HIJO 1.- Yo prefiero la Uno. He oído que va a decir unas palabras Fernando Alonso.
CUÑADA 1.- Ya está éste dando el coñazo con el puto Alonso. Hija, debería haberse casado con un piloto, a ver si le daba más gusto.
ABUELA.- Pues tiene razón mi hijo, es mejor la Uno.
HIJO 2.- A ver si os ponéis de acuerdo de una puta vez, que todos los años nos pillan las campanadas discutiendo sobre los canales.
NIETO (sentado en el sofá y enfrascado en su video-consola portátil).- ¡Bien! ¡Cien mil puntos! Mi record.
NIETA.- ¿En el Serial-Killer?
NIETO .- No, idiota, en el Champions. Liverpool-Milan.
ABUELO.- Deberíais quitarles ese trasto a los niños.
CUÑADA 1.- Ya se lo digo yo a éste. Pero ni caso. Está peor que ellos.
HIJO 1.- Ya me están repitiendo los langostinos. ¿Qué coño le pusisteis a la salsa?
ABUELO.- ¿Echamos una brisca?
CUÑADA 1 (Por lo bajo).- Ya estamos jodiendo con la brisca, como todos los años.
NIETA 1.- ¿Qué es la brisca?
CUÑADA 1.- Cosas de los viejos, hija. No hagas caso.
ABUELA. Mira, Jesulín anunciando cava.
HIJO 1.- Joder, mamá, que no es Jesulín, que es Richard Gere y anuncia el plazo fijo de la Caixa.
ABUELO.- Esos catalanes son todos separatistas.
CUÑADA 2.- ¡Ah! Me has quemado el chal nuevo con tu cigarro. A ver si miras donde tiras la ceniza.
HIJO 2.- Joder, quién te manda andar por casa como si estuvieras en la Pasarela Cibeles.
ABUELA.- Abrir la ventana, que no veo la tele con esta humareda.
CUÑADA 1.- Eso, y a congelarnos todos para empezar el año con un buen catarro.
NIETO.- Mamá, Jennifer me ha quitado la play.
HIJO 1.- Os voy a meter la play por el culo a los dos.
CUÑANDA 1.- Ya te dije que no les dejaras traerla, pero tú erre que erre y que la trajeran.
HIJO 1.- Eso, y los aguantas tú si no tienen con qué jugar.
ABUELA.- Pobrecitos, pero si no dan guerra. Dame un beso, mi niño.
NIETO.- Quita, abuela, que van a empezar las campanadas.
NIETA.- A mí me faltan uvas.
ABUELA.- Se las habrá comido tu abuelo, que está cada día más chocho.
HIJO 2.- Mirad que mensaje más cachondo me ha enviado Pepín: “Cambio polvorones navideños por unos buenos polvos de año nuevo”.
ABUELA.- No digas esas cosas delante de los niños.
NIETA.- Papi, mira lo que me ha escrito a mí Vanesa: “Te deseo un buen año de verdad, con pasta y sin virginidad”.
HIJO 2.- Hostia, pásamelo, que se lo voy a enviar a una que yo me sé.
CUÑADA 1.- Yo ya no sé quién es más bruto aquí.
ABUELO.- Yo me tenía que haber muerto cuando Franco.
CUÑADA 2.- Callaros, que van a empezar las campanadas.
ABUELA.- Yo me estoy meando.
HIJO 1.- Aguanta, mamá, que falta un minuto para cambiar de año.
CUÑADA 1.- A ver si esta vez nadie mete la pata y empieza a comerse las uvas en los cuartos.
NIETA.- ¡Ya! ¡ya! ¡Las campanadas!
HIJO 2. ¡No, papá! Que son los cuartos.
ABUELO (con la boca llena).- A mí dejadme en paz. Es para ir adelantando.
CUÑADA 1.- ¡Ahora!
ABUELA (Tosiendo). Ahjjj, me he atragantado.
HIJO 2.- Calla y come, coño.
ABUELA. ¡Me ahogo!
CUÑADA 2.- Que alguien le dé unos golpes en la espalda, se va a morir.
HIJO 2.- ¡Espera, que son las últimas!
ABUELA.- ¡Me ahogo!
NIETO.- Qué descojono la abuela. Tiene la cara toda roja.
NIETA.- Todos los años igual, esta familia es un horror.
ABUELO.- Es que las traga sin masticarlas. No tiene arreglo.
CUÑADA 1.- Un brindis, un brindis. Para que el año que viene estemos todos así de bien.
ABUELO.- Yo prefiero morirme.
ABUELA.- Ay, ya se me va pasando el sofoco.
HIJO 1.- Voy a mandar unos mensajes a los de la oficina.
CUÑADA 1.- Y yo a mis hermanas.
HIJO 1.- Y por qué no te los mandan ellas a ti, ¿eh?
CUÑADA 1.- Ya me los han mandado, listo, que eres un listo.
HIJO 2.- Me cago en Telefónica, ya se ha bloqueado esto.
ABUELA.- Poned la Tres, que sale Lola Flores.
CUÑADA 2.- Nos hemos perdido el primer anuncio del año de la Uno.
NIETO.- Papá, Jennifer no me devuelve la Play.

Etc.
La noche transcurrió llena de dicha y buenos deseos. Hasta los obispos recibieron el año con cava y con sus células básicas. España sigue yendo bien. O más mejor entoavía.

2 comentarios:

roland freisler dijo...

¿Es o no la familia tradicional (padre , madre y demás ...) la célula básica de la sociedad?

Luis dijo...

Brillante tío, brillante!!! Enhorabuena. Te tendré vigilado! (je, je, je...)