24 octubre, 2006

Irán, (cierto) Islam

En El Mundo viene esta noticia: Amnistía lanza una campaña para frenar la ejecución por lapidación de siete mujeres en Irán. Véanla en el periódico pinchando aquí. De todos modos, ahora mismo la copio.
¿Y si allá gobernara Bush? (y la pregunta no excluye, para nada, la condición cafre de Bush, en su caso). ¿Y si un presidente nuestro se hubiera hecho unas fotos en las Azores con los líderes teocráticos de Irán? (y la pregunta no excluye, para nada, que Aznar sea un bobalicón o cosas más lamentables, en su caso).
Bien por Amnistía Internacional, pero en general hay poco ambiente, ¿no? ¿Dónde andan otras ONGs, las feministas, las asociaciones de derechos humanos, Moratinos, ZP, la progresía y la gente guay en general? Y si Irán fuera un país católico radical, en lugar de ser islámico radical, y proclamara -otra vez, como antes- que el adulterio es delito y castigara a las adúlteras, aunque no fuera con la muerte por lapidación, ¿saldrían los guapos a las calles en manifestacion o tampoco? Yo creo que se nos desequilibró el rasero hace un tiempo. Es móvil. Antes se inclinaba a favor de las dictaduras del otro lado del telón de acero y ahora coquetea con las dictaduras teocráticas. Claro, con Cuba no nos alcanza a los defensores de la vida, la libertad y los derechos humanos toditos.
Esto es lo que cuenta el periódico:
YASMINA JIMÉNEZ (elmundo.es)
MADRID.- "Siete mujeres corren riesgo de ejecución por lapidación en Irán". De este modo comienza la carta que Amnistía Internacional espera que firme el mayor número posible de internautas urgentemente. Después, la ONG enviará las rúbricas al líder de la República Islámica de Irán para que conmute la condena a estas mujeres.
La organización defensora de los derechos humanos explica que "el país islámico trata el adulterio como un delito castigado con la pena de muerte por lapidación -según recoge el artículo 83 de su Código Penal- violando el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que garantiza el derecho a la vida y prohíbe la tortura".
En la campaña lanzada por la ONG se intenta frenar la muerte de Parisa, Iran, Khayrieh, Shamameh, Kobra, Soghra y Fatemeh, que "han sido injustamente condenadas a la pena más cruel, inhumana y degradante, la de la pena de muerte".
La víctima condenada a morir lapidada es envuelta en una sábana blanca y enterrada hasta la cintura o el cuello para sufrir una muerte lenta y dolorosa mientras es apedreada con piedras no excesivamente grandes -como exige la ley islámica-, para evitar la muerte con el primer golpe.
La ley islámica deja clara su postura en cuanto a las relaciones extramatrimoniales y los castigos que se aplican, sobre todo en el caso de las mujeres, las principales víctimas. Cuatro testigos deben descubrir a la pareja en el acto y denunciarlo. En muchos casos, si ambos adúlteros están casados, son ejecutados en público; si están solteros, cada uno recibe cerca de un centernar de latigazos.
Otra historia reciente
En la carta que enviará Amnistía a Irán se denuncia la muerte de un hombre y una mujer en mayo de 2006 mediante este método. A pesar de que en diciembre de 2002 el presidente de la magistratura anunció la suspensión de las ejecuciones por lapidación, los informes recibidos por la organización indican que la pareja ha sido ejecutada.
La ONG recuerda a las autoridades iraníes que el Comité de Derechos Humanos de la ONU ha explicado claramente que tratar el adulterio y la fornicación como delitos es contrario a las normas internacionales de derechos humanos, y que, por tanto, la imposición de la pena de muerte de este tipo constituye un incumplimiento del compromiso contraído por Irán en virtud del artículo 6.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, según el cual "sólo podrá imponerse la pena de muerte por los más graves delitos".
Amnistía Internacional ha utilizado en otras ocasiones la presión ciudadana e internacional en campañas similares para salvar a otras mujeres condenadas a morir lapidadas. Dos casos consiguieron dar la vuelta al mundo: el de Amina Lawal, una mujer de 31 años, y el de Safiya Husaini, de 35. Las dos mujeres, de Nigeria, consiguieron salvar sus vidas gracias a la presión internacional.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Vale. Podemos podemos actuar para poner un parche pero no para que la pena de muerte deje de existir.

tumbaito dijo...

¡Qué malos son los americanos! ¡Mira que castigar con la pena de muerte a los asesinos!

Con lo bien que se lo pasan paseando por ahí como el resto de los mortales.

Antón L. dijo...

Habla Ud de "cierto" islam, pero no sé de ningún país islámico que haya condenado públicamente esta norma brutal -como otras muchas- de la sharía. Le contaré una de ellas. No hace mucho tuve ocasión de ver en la TV (no recuerdo la cadena, pero era en una de las españolas) un video en el que se procedía, también en Irán, a castigar a un ladrón, aplastándole y rompiéndole en brazo con la rueda de un todoterreno. Entre varios hombre lo sujetaban tumbado en el suelo, le estiraban el brazo, colocaban una tabla bajo éste para asegurar la rotura del hueso, y pasaban la rueda del coche por encima. El reo no debía tener más de 12 años. Y lo terrible no es solo eso, sino que todo se llevaba a cabo en público, en la calle, ante decenas de personas, que por supuesto no intervenían sino para mirar.
¿Cómo acabar con todo eso? No lo sé. Pero, desde luego, jamás permanecer callados. Y que la vergüenza caiga sobre los que ni ven ni saben, tan progres ellos, y especialmente sobre los que justifican, con su silencio, la "cultura" de la barbarie islámica.

el necroscopio dijo...

Tumabito: si realmemte esperas que consideremos la pena de muerte como útil, mírate las estadísticas y verás que por la pérdida de unas 50 vidas humanas, no se consigue que baje la delincuencia en EEUU ni un 5% en los estados en los que se usa esta pena.

Anónimo dijo...

Y además se corre el riesgo de condenar de por vida (de por muerte) a un inocente.

ROLAND FREISLER dijo...

Pero tampoco se puede consentir que proiviendo la Constitución la pena de muerte se alla acavado en ESPAÑA desde su promuljación con la bida de más de 10.000 ciudadanos en custodia policial o penitenciaria, consúltese a Annistía Internacional.
Ni tanpoco que se condene por esas muertes (en las escasas ocasiones en que se ace) a la ostia de años y salga el general Galindo cumpliendo tan sólo 5.
Porque tanpoco en estos casos se reduce la delincuencia.
Las faltas de ortografía son en protesta por la actitud que un culto amigo del blog ha tenido con Tumbaíto. A mí me gusta el contenido de sus opiniones o no, pero me gusta su estilo sin sometimiento a nada, incluso a la gramática.
Ya tengo slogan : Tumbaíto el hombre (o homosexual , el sabrá) que no se sometió ni a la gramática.

Anónimo dijo...

¿?

hombre.
(Del lat. homo, -ĭnis).
1. m. Ser animado racional, varón o mujer.
2. m. varón (ǁ ser humano del sexo masculino).
3. m. Varón que ha llegado a la edad adulta.
4. m. Grupo determinado del género humano. El hombre del Renacimiento El hombre europeo
5. m. Individuo que tiene las cualidades consideradas varoniles por excelencia, como el valor y la firmeza. ¡Ese sí que es un hombre!
6. m. U., unido con algunos sustantivos por medio de la preposición de, para designar al que posee las cualidades o cosas significadas por tales sustantivos. Hombre de honor, de tesón, de valor
7. m. coloq. marido.
8. m. p. us. Persona que en ciertos juegos de naipes dice que entra y juega contra los demás.
9. m. p. us. Juego de naipes semejante al tresillo, de origen español, que se extendió por Europa en el siglo XVI.



homosexual.
(De homo- y sexual).
1. adj. Dicho de una persona: Con tendencia a la homosexualidad. U. t. c. s.
2. adj. Dicho de una relación erótica: Que tiene lugar entre individuos del mismo sexo.
3. adj. Perteneciente o relativo a la homosexualidad.

roland freisler dijo...

Correcto , correcto , anónimo la diferenciación entre hombre y homosexual debe entenderse en términos del lenguaje coloquial del barrio mío. No en términos científicos, por supuesto. Ni ofensivo en plan discriminatorio. Pin Fortuym camarada mío holandés asesinado por un extremista de izquierdas era maricón.

tumbaito dijo...

Me importa un bledo que baje la delincuencia. Igual que me importa un bledo que si a usted le roban sea más caro detener los delincuentes que reintegrarle el importe del robo.

Estoy con mi estimadísimo santo Tomás.

el necroscopio dijo...

La causa de las causas (que no es Dios) en todos los casos es la estupidez humana, y también, la ignorancia. No he pretendido ser grosero sólo me he rebajado a su nivel y le he hecho un comentario. Si por eso me afiliais al bando que os interesa, allá vosotros. Sólo quiero recalcar que las muertes "oficiales", "reconocidas" y que encima EEUU considera terapéuticas ¿? y útiles ¿? me parecen una aberración mayor que aquellas como las que Uds. dicen y que encima fueron silenciadas.
Mi finta iba dirigida a la estupidez de jactarse de la pena de muerte, pero veo que seguimos malinterpretando interesadamente.
Creo que no hay nada ofensivo en lo que digo, pero si el que te apostillen ofende...
Un saludo.

roland freisler dijo...

Jaqtzl
A Vd le parece una aberración mayor las de USA, a mí más las del PSOE (o las que hicieron ciertos miembros del PSOE, o en las que colaboraron usando mercenarios ciertos del PSOE).
Porque si en USA se hace a las claras, bien está, pero si se predica honradez y se te da muerte y aún así se te dice,en lo que nosotros llamamos la dictadura jamás se enterró en cal viva vivo a nadie, pero eso era malo porque bla, bla, bla..., nosotros hemos asesinado con más saña en los casos Lasa y Zabala, pero entiéndase que esto no es maldad sino un fallo de la democracia.

tumbaito dijo...

La utilidad. Supongo que por eso la mayoría de los progres están a favor del aborto y en contra de la pena de muerte.

Triturar un feto es útil y enviar a un criminal al otro barrio, no.