12 febrero, 2009

¿Irresponsabilidad en Unileón?

(Publicado por un servidor hoy en El Mundo de León)
Imaginemos que una comunidad de vecinos elige a uno de ellos para presidirla. Él hasta había hecho campaña previa y les había prometido a todos el oro y el moro, dosis máximas de honradez y eficacia por un tubo. Así que lo votaron los más y se puso a gobernarlos. Y pongamos que al término de su mandato no sólo quedan vacías las arcas, sino que la deuda es tan monstruosa que ya no se podrá en muchos años ni arreglar el ascensor ni pintar la escalera ni reparar la más mínima avería. Es más, se teme que en cualquier momento alguien venga a embargar las pocas cosas que restan. Para colmo, dicha comunidad tenía terrenos que el mencionado presidente vendió al comienzo de su ejercicio y con el pretexto de que de esa forma sanearía las cuentas.
Si yo fuera uno de los vecinos trataría de investigar cómo fue esa gestión, qué pasó con los dineros y si hubo alguna negligencia, como mínimo. Pues gestionar lo ajeno no es sólo disponer de un bonito poder y de un presupuesto con el que darse gusto o animar a los amigos, es también una responsabilidad y puede y debe haber mecanismos, jurídicos, políticos y sociales, según los casos, para exigir cuentas y explicaciones. Si no ocurriera así, sería muy bonito mandar una temporada a base de tropelías o de torpezas y luego irse para casita más contento que unas pascuas y diciendo aquello de que me quiten lo “bailao”.
Si yo fuera el nuevo presidente de esa comunidad y descubriera que estamos en bancarrota y que no nos queda ni para acabar las obras comenzadas, les aseguro que revolvería hasta el último papel y repasaría hasta la más simple cuenta para ver cómo es posible que mi antecesor nos haya puesto en semejante situación, incluso después de vender hasta el rosario de la abuela, y se haya ido de rositas y tan fresco. Como mínimo le sacaría los colores, aunque probablemente le sacara alguna cosita más. Y les aseguro que le recordaría y recordaría a todos cómo eran sus actitudes cuando nos mandaba, y qué decía él de los demás.
No sé si saben ustedes, amigos lectores, que, al parecer, el anterior rector de la Universidad de León nos ha legado una deuda tan enorme como inexplicable. Y si no es inexplicable, que la explique donde proceda.

4 comentarios:

roland freisler dijo...

Lo que hay que agradecer a quien sea es la chavalería que viene del extranjero.
Ayer en la página 15 del DiARIO de León venían dos cosas que quiero comentar.
La primera, es el asunto del delincuente que presuntamente atracó el Arbol de la Chantría conseguí que le pusieran en provisional llevando al límite y con dos cojones lo que Vd tanto me ha indicado : son ellos los que tienen que probar...
Lo segundo, es que ha llegado a la ULE un ángel, una top model, algo sombroso, delicado, de una belleza de un mundo más precioso que este, algo inaudito. ¡OSTIA que NIÑA!, la chica de mis sueños, me refiero a l buenísima que aa5r4ece en la foto de la indicada página.
Le ruego encarecidamente, que, por favor, tenga a bien presentarme a esa señorita con el único fin de tenerla por mi Dulcinea. Que se yo, dese una vuelta por el Campus y uando la vea con el rollo de que es el famoso García Amado pues la dice : oye un segundo, un segundo, sueña contigo desde que te vió en los papeles un aprendiz de jurista. Mire que si es letona con antepasados de la SS...

Hans dijo...

Jatetú qué ripio se me ha ocurrido en leyendo esta entrado:
"Don Garciamado/va V. dado".
Simple, sintético. Yo insisto: en España la gente se suicida poco. Y como eso es un poco radical e inexigible, al menos podrían desposeerle de prendeas, cargos (y cátedras).
Gentuza.
Herr Freiser, muy bien le he visto a V. con la sugerencia al Maestro. Qué grande lo del intercambio estudiantil... eso sí, mire a ver si puede colgar foto, que me interesa.

Hans dijo...

prendeas=prebendas

roland freisler dijo...

Hans
siento no poder colgar aquí la foto debido a mis limitaciones, pero puede Vd acceder a la misma a través de Diario de León digital-hemeroteca del día 11 de febrero-vida social-bienvenida a los estudiantes ULE.