06 abril, 2013

La ley de defensa del delincuente tributario. Por Jacobo Dopico Gómez-Aller

Tremendo. Lean y luego vean qué hacen con el cabreo, con otro cabreo más. Asco de país.
Aquí pueden ver el texto excelente del amigo Jacobo.

4 comentarios:

Etelvina dijo...

Parece que el Gobierno sigue con su política: favorecer a sus amigos derechosos y aumentar el número de los indignados. Luego se quejan de los escraches. Y todavía habrá quien les vote.

Juan Carlos Sapena dijo...

Acabo de leer la noticia y hombre, parece que nos hemos dejado invadir por el pesimismo.
Atrás quedó la sociedad industrial, así también la de servicios, agotadas las suecas de tanto trajín en tanto antaño.
Ahora, hogaño, metidos de lleno en la sociedad del fallo tecnológico permanente, una posibilidad de riqueza se abre ante nosotros y llega la ley al alimón del desarrollo.
Adelson, sí, un adelantado, un visionario, pero también él junto a nosotros frente a los mafiosos, extraperlistas, nuevos ricos, viejos ricos de siempre, ricos ni viejos ni nuevos de ahora y en la hora, abusones todos y condominios varios.
A ellos, amos de todo y de todos, nos rendiremos en pleitesía constante. Por ellos recibiremos smartfons, tablets, canales de pago, bandas anchas del nuevo orden, para los más lustrosos quizá algún despachito, pero.
Y para la masa: tarifa plana de fútbol y cervezas para los trasnocheos del trampolín...¿qué más se puede pedir? Si somos unos vagos, unos pillos, unos maleantes, escrachadores todos. Si nosotros haríamos lo mismo (si alguna vez pudiéramos, claro, es un decir)
Todo por ellos porque son ellos los que nos lo dan todo. De hecho, tendremos que cuidarlos porque solo ellos pueden dar algo; porque solo ellos tienen algo que dar.
Que levante la mano el que tenga algo en propiedad...y que tire la primera piedra, que por ahí empezó todo.

ese amigo dijo...

Tiraron la careta. A fin de cuentas, buena señal. Entraron en la modalidad de "arramble más quien pueda". Se aproxima la última ronda de la partida.

Salud,

RAFAEL ANTUÑA dijo...

Creo que no se pueden hacer comentarios políticos a una reforma legal, sobre todo en un campo tan arduo como el delito fiscal.
Cambiemos la hipótesis, aunque solo sea para un juego mental: este no es nuestro gobierno, es de otro pais y no tenemos prejuicios por sus siglas.
¿podemos entonces pensr que el afan de esta reforma y otras muchas -vease amnistia fiscal- es simplemente recuadar mas?
¿Por qué lo digo?
Porque la practica demuestra que por delito fiscal no se suele ir a la trena,al menos por el primero, donde las penas normalmente son de un año, maximo dos y se suspenden.
Incluso la multa puede ser millonaria, pero si el culpable es insolvente, el juez puede sustituir la carcel por trabajos para la comunidad.
PERO LA PASTA, EL INGRESO PARA LA HACIENDA PUBLICA NO SE PRODUCE CASI EN NINGUN CASO, pues los que defraudan se lo llevan calentito, en billes de esos de 500 o en cuentas suizas o de cualqueir parte, volátiles...
Cuento todo esto por mi experiencia profesional.
Ergo... ¿esa norma busca precisamente favorecer que Hacienda cobre, aunque sea menos (pues las multas elevadisimas fomentan el impago, pues si es mucho dinero a pagar, el delincuente se decide pero no pagarlo ni legalizar su situación)?
Dejo el interrogante en el aire, no prtende sentar cátedra.
Y solo pido por favor que en temas jurídicos, hay que intentar conocer un poco mas a fondo la norma y sus consecuencias antes de opinar ideológicamente, pues los medios de comunicación normalmente no las explican bien, ya que no hay c asi nunca periodistas especializados en temas de leyes.