03 diciembre, 2005

Mañana sabatina de periódicos.

Digo yo que si el paraíso existiera tendría secciones separadas. No me parece que todos los salvados pudieran estar cómodos en las mismas instalaciones. Por ejemplo, un justo lelo que se haya ganado el cielo a base de ver programas televisivos perfectamente idénticos noche tras noche, atado mediante un mando a distancia a las distintas cadenas, que lo parecen de retrete, no se sentirá compensado en el cielo si no está aquello bien repleto de pantallas de plasma y abundancia de casquería y salazón rancio, o de alimento espiritual compuesto para cochinos. En el otro extremo de la beatitud, un fundamentalista de cualquier fe gozará sólo si a la diestra del Padre está todo lleno de parajes bucólicos de los que tanto abundan en el rastro y en las salas de estar de nuestras abuelas, con irreales claroscuros, azules metálicos en los ríos, atardeceres violáceos y albos caballos alados que miran con ojos que parecen de obispo equívoco; o ríos de leche y miel (véase de nuevo la maravilla hecha estilo en el artículo de Juan Manuel de Prada hoy), plagadas sus riveras de huríes complacientes, síntesis perfecta de los anhelos del ecologista rijoso de estética pueril.
A servidor se le pone cuesta arriba el paraíso y se le bajan las ganas de hacer por él, pues le incomoda su mobiliario y se le atraganta la presunta compañía, imagínense, acá Escrivá y acullá un dirigente de Greenpeace, a la diestra Acebes y a la siniestra la alineación completa de las oenegés. Y poniendo las copas, todas sin, angelotes de Machín, blancos y negros, pues al Jefe del cotarro le ha dado por leer a Kymlicka y a Sami Naïr y ha organizado la cosas paradisíaca en plan multicultural, no vayan los de los suburbios a ponerle mano a la quema de santos. Por no decir de las huríes, si es que en verdad están en el más allá de servicio veinticuatro horas, todas pegajosas y facilonas, repetidas en su carnal perfección, empalagosas en su entrega, cansonas, agotadoras.
Mejor, pues, componer aquí abajo paraísos ocasionales y confiar en que está lejano el instante de tener que elegir entre aburrirse como dioses o arder sin fin como pozos de petróleo o almas de poeta. Y de los edenes caseros pocos como una mañana de sábado con periódicos. Eso en el cielo seguro que no existe, pues habrá censura y será obligatorio el recitado del Gramma, previa extasiada contemplación de las barbas del Supremo en cada portada.
Hoy, sábado, vienen juguetones y aleccionadores los diarios, tanto los de envolver como los digitales. El País, nada menos, trae un aviso para zapateros navegantes y demás oficios de tinieblas, a modo de tribuna de Víctor Pérez-Díaz en la que, prodigio, se dice lo que vienen repitiendo los diarios derechosos y que ahí, en la biblia de los majos, dejará a más de cuatro sin saber cómo pronunciarse a la hora del vermú con los de la urba. Menos mal que en la misma edición se ofrece el artículo de Pérez Royo, que iba para intelectual orgánico y se ha quedado en catedrático liofilizado.
Pero para disfrute del bueno la prosa pendenciera de Pérez-Reverte. De los poquísimos que no se encomiendan a la cofradía de la santa pamplina. Reparte estopa como si le fuera la pluma en ello, y da gusto. Esta vez le ha vuelto a tocar a Umbral, maestro de señoritos y gobernanta de vocación. A mí me gusta la prosa de Umbral, lo reconozco sin apuro. Pero lo que me maravilla más es el navajeo entre buenos escritores, el afilado estoque del uno entrando en la obra del otro y saliendo empapado de plagios y rencores. Real como la vida misma, pero con arte, sublimación sublime del matonismo, profilaxis de las letras y las almas. La cosa de Umbral y Pérez-Reverte comenzó hace tiempo y reverdece, o, mejor, reenrojece ahora con saña nueva. Pérez-Reverte le toca al otro el estilo y la hombría y lo deja hecho unas zorras. Sólo nos queda aguardar las respuesta y ver si el Paco de España es el morlaco de que presume o sólo fustigador de moro muerto, como Alatriste insinúa.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Confundir el Paraíso con una Hacienda de un lauto de izquierdas no es adecuado, eso de la caseta con calefacción para el perro , contigua a una casa con diez cagaderos, es un invento de los rojos-ricos.
El Paraíso es exactamente como narra el Apocalipsis, en dónde todas las perlas y lapislázuli y demas gemas son sólo un reflejo de la omnipotencia de mi Dios , del Dios de los cristianos.
¿Cómo es el de los moros o el de otras religiones? - materialismo puro, como la sociedad utópica que sueña la izquierda cabeza cuadrada : De presidente y ministros los más intelectualmente medianos (los burros son anarquistas) de la promoción; en los altos cargos los amigos rojos dando subvenciones provenientes de créditos legitimamente condonados al que repita consignas de perdedor de guerracivil (según ellos y contra toda racionalidad una guerra la pierden todos, pensando así no creo que quede un intelectual entre los rojos), PSOE ni venciasteis, ni vencereis, ni convencereis a quien no entre por vuestro despotismo analfabeto (ver expedientes de los alumnos de izquierdas en la facultad de Derecho); la policía intocable y torturando a todo aquel que ose poner en duda la bondad y los logros de la izquierda, rótulos por doquier del PSOE en rojo y blanco también , sustituyendo a los luminosos de Coca-Cola imperialistas; negros, moros jugando en todos los campos de fútbol mientras los nativos por única preocupación tienen la gran tarea intelectual de ver como corren ,los que antes eran hambrientos inmigrantes, detrás de un balón, las mujeres y los hombres iguales , los lobos y los corderos sin atacarse, todos pensando lo mismo, ya no hace falta Universidades porque hay que estudiar sólo lo que dice la izquierda porque de los demás no se aprende nada que no sea violencia, xenofobia, genocidio y homofobia y para aprender el amor universal y aliadas ya las civilizaciones en un pacto de pensamiento único estudiar es inútil, porque ya sabemos todos lo que hay que saber : lo que diga el partido, que el paraíso ya está aquí y Dios es la izquierda justiciera.
No jodas (no , me la meneo); ostiá que rollo, prefiero el Paraíso cristiano que la robotización roja, prefiero el patio del talego que el paraíso de la izquierda, prefiero estar en un pozo negro pero poder leer Mi Lucha, si me apetece, que no poder opinar lo que se me ponga en el forro de los cojones sin ver caras de democracia asombrada y enojada cuál arcangel con espada (democrática y no para matar sino para colaborar con la paz social)dispuesto a expulsar del paraíso a tamaño nazi, será porque en el paraíso de la izquierda para entrar sólo hará falta enchufe y recomendación y el carnet de rojo o anarca de papá en la boca y responder a las preguntas del San Pedro de turno al llegar al Paraíso Rojo; en la puerta del cielo rojo está Peces Barba con el culo recién follao pregunatndo a los intelectuales de izquierda con sus grandes conocimientos ¿La capital de Moldavia? La Habana pasa,¿ 2 más dos ? las batallas de Brunete y Belchite ganadas por el justiciero ejército rojo, Háblame del Convenio de Chicago y te saltará el presunto hijo de papá como respuesta , pero convencido y afirmando como poseedor de la Pravda : cuando Yuri Gagarin ... (esto lo vi yo y lo oí con mis cuatro ojos y mis golpeados oídos al superintelectual comunista desfacedor de entuertos franquistas, la respuesta del profesor fue acojonante cuando le cortó y le mandó volver en febrero a ver si en la quinta convocatoria le daba por estudiar, le dijo : me parece que te has ido un poco para arriba, te pregunté el convenio del aire y te has ido al espacio, la carcajada fue general , el presunto no se puso ni colorao, sería una conspiración judeo-yanki, ya se enterará papá presunto e irá a pactar mi aprobado con el Opus Dei, para que se ganen el paraíso rojo.

Anónimo dijo...

Las comisarías de policía, serán el nuevo purgatorio por el que pasen los reaccionarios para que les apliquen la doctrina y purifiquen sus pecados a base de ... ostias sin consagrar.

Anónimo dijo...

Respecto del Pérez-Reverte (Pérez-R), en los enlaces que nos da el post, sólo veo la falacia tu quoque, creo que si se quiere argumentar frente a la afirmación de falta de estilo sería más racional por parte de Pérez-R, insertar párrafos de su Alatriste o de cualquiera otra de sus obras y realizar un análisis de estilo literario por su camino.
A mí Umbral me la trae muy floja, pero a un argumento se le contesta con otro argumento, luego ya hablaremos de Umbral, pero primero del estilo de Pérez-R, lo contrario es una falacia y por tanto irracionalidad por parte de Pérez-R.

Gustavo dijo...

Los dos artículos que cita sobre la actualidad política contienen buenas razones y me parecen compatibles. La teoria de los riesgos es bastante conocida y los peligros del camino emprendido son evidentes, pero los políticos también deben tener valor,visión de futuro y decisión para conseguir una sociedad mejor y más justa. Lo que dudo es que el camino emprendido sea el bueno y no sea el que termina en un precipicio.
El artículo de Perez Reverte ya parece un truco para salir en Salsa Rosa, se ha pasado del arte de la esgrima al del navajeo. Él también tiene trapos sucios de su época de corresponsal de guerra aunque se siente más allá del bien y del mal (el resurgir de Nietzsche). Quizás el resentido sea él.

Mercutio dijo...

¿Quién es Pérez?

Anónimo dijo...

Papá presunto, opus dei, izquierdas, etc., etc., etc.

Cuanto más leo más agotador me parece el ejercicio mental de salir siempre por peteneras y vincularlo todo a los mismos postulados. Aunque hay que reconocer que exige menos estudio y reflexión. Con repetir cuatro ideas y manosearlas hasta el cansancio basta.

Uff.

Anónimo dijo...

Usuario anónimo papá presunto,etc.,etc.,etc. Ya se que leerme es agotador, pero por lo mal que escribo, te doy la razón de que me podría esmerar mucho más y me encuentro extrañado de que alguien me lea, pero bueno ya que te tomas ese arduo trabajo, te contestaré.
En tu post, veo que no hay argumentación por ningún sitio, es una opinión y contra las opiniones nada puedo yo contraargumentar es como si cualquiera te dijese : a mí no me gusta la música bacalata porque siempre son los mismos sonidos ruidosos, hace falta pensar poco y reflexionar menos para componer ese ruido, con repetir cuatro acordes y dos chumba y un guamba hasta volverte loco de remate. Uff. Como ves es una opinión, que quieres que te diga, pues vale, es tu opinión ¿y?, habrá otros que les guste y si no le gusta a nadie ¿voy a cambiar yo para que le guste a la mayoría o a la minoría?, una mierda.
Ahora bien, si me argumentas referente a la izquierda, no lo que sea para tí, que eso es otra opinión legítima, sino lo que piensas errado en mi apreciación, si crees que en comisaría no pasan los crímenes y torturas que acontecen, hablemos sobre ello, ahora bien ya te aviso que me eso de chapas de folios y folios paso, eso lo dejo para el programa electoral del PSOE , que este blog es de garciamado y yo no estoy aquí para convencer a nadie sino para opinar y argumentar,y no quiero ser el maestro que enseñe algo en que creer o confiar.
Esperando algún argumento, sobre todo si eres de ¿izquierdas?, para ver en tus argumentos los estudios y las reflexiones de tu ingenio, porque para esta opinión que has dado, no creo que emplearas mucho tiempo meditando, aunque para uno de izquierdas no debe ser muy necesario estudiar ni pensar, como la Historia es lo que ellos inventan o debo de decir ¿vosotros?
Salud y Libertad.

Anónimo dijo...

No, no soy de izquierdas. No concibo tus textos como ataques a mi ideología porque no comulgo al cien por cien con ninguna de las que me ofrece el "mercado" político actual.

Todas ellas, sin excepción alguna, premian precisamente el mercadeo, la ley del mínimo esfuerzo, de la zancadilla al político compañero que pueda llegar a brillar más que yo y el "quítate tú que me pongo yo". De ahí la caída en picado durante los últimos años de la formación cultural e intelectual de nuestros políticos, sean del signo que sean, y mi desconfianza total y absoluta ante todos ellos (con muy escasas aunque honrosas excepciones). Ayer había un artículo muy interesante al respecto en La Crónica que acompaña habitualmente a El Mundo los domingos.

Es por eso que lamento que a estas alturas del juego se siga radicalizando todo y reduciendo simplistamente los problemas de España a una división entre buenos y malos.

Estamos de acuerdo en que existen problemas y palizas en comisaría y atropellos a los derechos humanos, etc. etc. Mi "opinión" anterior se debe a que después de leerte todo este tiempo creo que tus aportaciones podrían dar pie a un mayor debate y ser mucho más enjundiosas si intentaras ceñirte al tema de cada post en lugar de reconducirlo siempre a lo mismo.

Que yo sepa no se había propuesto en el texto de ese día ninguna reflexión sobre estos temas que sempiternamente salpican tu prosa... pero sobre todo, ganarías muchísimo, en mi modesta opinión, si aparcaras esa diferencia entre "buenos" y "malos".

Cualquier discusión basada en quiénes son mejores e hicieron menos barbaridades en el pasado, los de derechas o los de izquierdas me parece vacía. Es fundamental conocer la historia, pero no lo es tanto intentar justificar a un bando y atacar al otro. ¿A dónde nos lleva eso? ¿Es que no terminó la guerra civil? ¿Es que el esfuerzo constituyente no sirvió para nada?

Quizá pienso así porque creo que detrás de las ideologías siempre están los hombres y que la naturaleza humana se caracteriza siempre por la convivencia de defectos y virtudes, de bajas pasiones y altruismo. No es que los hombres estén al servicio de la ideología, sino que son los hombres los que ponen la ideología a su servicio.

Entiéndeme, no estoy negando los hechos históricos y descendiendo a un ámbito personal también podría contar muchas historias tristes relacionadas con la represión de uno u otro bando (mala cosa eso de que tus antepasados quedaran en tierra de nadie, palos desde ambos lados), pero francamente en todas ellas hay un poso de envidias y problemas personales que afloraron a la luz con la guerra y que poco o nada tenían que ver con ideologías políticas y mucho menos con los políticos que hoy en día nos representan y se dicen de izquierdas o de derechas.

No creo que todos los de "derechas" sean fascistas comecatalanes para desayunar pero tampoco que todos los de "izquierdas" sean stalinistas deseosos de encerrar a los de derechas en gulags y repartirse sus riquezas... Cuanto antes empecemos todos a ser críticos (especialmente con los que más nos agradan) y a exigir responsabilidad a nuestros gobernantes antes conseguiremos avanzar en la dirección de otros países democráticos como, por ejemplo, Alemania en donde no están todo el día acusándose de nazis o de mata-judíos y son capaces de aparcar sus diferencias en pro del interés general y de seguir avanzando hacia el futuro.

A esa reflexión me refiero yo cuando te pido que no te limites a repetir sin más las cuatro ideas de siempre. Y me atrevo a pedírtelo porque leo con asiduidad tanto el blog como los comentarios al mismo y creo que daría lugar a un mayor y mejor debate contar con un "tertuliano" fijo como tú que realmente motivara el debate sobre los puntos que van saliendo.

Quedarnos en el tema de siempre, en la división entre izquierdas y derechas, es seguirles el juego a todos esos políticos de ambos bandos que están representando ¿nuestros? intereses en las instituciones públicas sin dar un palo al agua ni justificar su sueldo. Siempre tienen el ataque al partido contrario en la boca.

Ya que eres de León, creo que estarás de acuerdo conmigo en que nuestra ciudad es el mejor ejemplo de cuanto he intentado explicar. Si en lugar de pasar los últimos 25 años culpándose entre sí por la decadencia económica e industrial de nuestra ciudad, los políticos leoneses hubieran hecho algo por remediarla... otro gallo nos cantaría. Y sin embargo... todos los días leemos nuevos e incendiarios ataques mutuos sobre el incumplimiento de promesas electorales. ¿Qué más me da la Escuela de Pilotos que el Inteco? Si ambas cosas son un mero pufo...

Anónimo dijo...

Muy constructivo anónimo, eres tú el que deberías participar más a menudo con comentarios en el blog.
Pero te diré : Mi lucha (no estoy parafraseando a Hitler)es por la racionalidad como yo la entiendo. Y resulta ser que fíjate por donde, no es que la división sea entre buenos y malos a pesar, muy a su pesar de Peces Barba, sino entre la verdad y el resto avergonzado.
La verdad, según ellos, es la izquierda que por supuesto tiene atribuidas y es defensora a ultranza de : la paz, la libertad, la justicia (deben saber lo que es, yo todavía no), la mujer, la igualdad. Y se lo creen a pies juntillas.
El resto avergonzado, sin comentarios, somos los demás, que ya comimos cuarenta años cuando Franco; ellos llevan comiendo de cojones treinta, a ver que se inventan cuando lleven cincuenta, cambiarán la historia y dirán que la dictadura duró cien años.
Entonces yo , cuando sale un comentario en el blog en el que se piden cuentas de algún desacato contra el ser humano en sus más variadas vertientes (condones, iglesia católica, jetas, burriprofes, recomendaos, rectores,unidad de ESPAÑA ...)lo tengo que comparar con algo para saber el grado de ataque o lesión del bien jurídico, principio general del Derecho o ideal que se vea atacado.
Y como resulta ser, que todo lo mejor se encuentra en la izquierda es inevitable toparse con ella siempre y en mi caso, cuando me topo con ella resulta ser que es para mal.
Pero como ha sido una advertencia muy justa, reflexionaré más en mis asiduidades.

Anónimo dijo...

Tengo que reconocer que me ha encantado tu respuesta. Debo pedirte disculpas porque no había entendido del todo por qué en última instancia salían siempre los mismos temas, pero creo que he entendido tu línea argumental.

En efecto, tanto izquierdas como derechas presentan en mi opinión puntos débiles muy importantes y también algún que otro acierto que sumar a sus planteamientos en ciertas manifestaciones o actos. Si bien últimamente los desaciertos abundan más que los aciertos...

En cualquier caso tienes razón en una cosa: los partidos reprimidos durante la dictadura hicieron una labor incomensurable por la transición pacífica en España y por superar viejos rencores y a cambio los "herederos" de esa ideología de derechas les dejaron apropiarse en exclusiva de todos los valores que encarnan la democracia y la libertad, de forma que hoy parece que la guerra civil fue más bien un genocidio de un bando contra otro completamente desprotegido que luchaba con ramos de flores en las manos y que la transición fue labor única de una parte del Parlamento constituyente y no de este en su totalidad...

En eso te doy la razón. Es por eso que el Partido Popular me ha decepcionado mucho en los últimos tiempos. Su radicalización le hace defender en ocasiones posturas difíciles de sostener de forma que parece hacer la oposición por oponerse y eso hace un flaco favor a sus votantes y también a los intereses generales de la nación, ya que una parte muy importante de nuestros representantes democráticos se está autoexcluyendo de debates esenciales por oponerse radicalmente a su mero planteamiento.

Puedo entender y compartir su oposición a ciertos proyectos o decisiones, pero tal y como me decías antes argumentándola. Creo que la crispación colectiva de estas últimas semanas está alcanzando cotas ya insostenibles y que hay muy poca responsabilidad política por ambas partes. Se dedican a meterse el dedo en el ojo desde los medios amigos y mientras tanto los ciudadanos, si queremos ser imparciales, nos vemos condenados a recoger información de todos los medios y a creernos sólo la mitad de lo que nos transmite cada uno de ellos.

Independientemente de su trayectoria personal, de su ideología o de sus desafortunadas declaraciones posteriores (que también las tuvo), tengo que reconocer que me identifiqué totalmente con Pilar Manjón el día que acusó a los políticos españoles de hacer política de patio de colegio.

Por último, sobrepasa con mucho el ámbito concreto de este blog y concretamente de su entrada original dedicada a los periódicos del sábado, pero sería interesante reflexionar sobre la pervivencia real de esa ideología de derechas e izquierdas en las formaciones políticas actuales. En ocasiones da la sensación de que el campo de juego está tan delimitado por la Constitución, la Unión Europea y la coyuntura internacional, que poco o nada cambia con la sucesión del Gobierno de un signo al de otro.

Pido disculpas por haberme extendido tanto, pero el usuario anónimo auténtico, el número 1, ha motivado mi entrada en el blog y además me anima a continuar, lo que sienta un peligroso antecedente. Nos cruzaremos de nuevo en estas reflexiones virtuales. Al menos eso espero.

Saludos.

Anónimo III dijo...

Y digo yo... ¿no podrían ponerse un nick? Tanto anónimo desconcierta. Y si lo del nick no les gusta, los anónimos posteriores al auténtico anónimo pueden numerarse, por ejemplo.

MENGELE dijo...

Dios si existe