22 junio, 2006

Varietés telefónicas.

Ando gafado. Y sé la razón, pues hace una semana estuve un par de horas sentado a la vera del mayor gafe conocido en este país. Desde entonces me ha pasado de todo. Lo último ayer, cuando una señora checa (y muy buena gente, que conste) envistió mi coche en pleno parking de Carrefour. Ajo y agua.
Esta mañana voy a una delegación de mi compañía de seguros y me dicen que mejor acuda al centro de tasación que tiene por estas tierras la tal empresa. Un rato de camino. Llego y me regañan por no haber hecho un trámite en la delegación desde la que me habían mandado para allá. Explico que no es culpa mía y que no me mareen y, bueno, se pone el administrativo de turno a darle al ordenador y a pedirme datos y papeles. En ésas andábamos cuando suena el teléfono. El trámite, en sí bien simple, duró sus veinte minutos, pues el dichoso teléfono no dejaba de interrumpir. Transcurría la escena tal que así:
Riiiing, Riiing.
- Diga, aquí X.
- ...
- Hombre, Pepín, qué me cuentas.
- ...
- Nada, hombre, no te preocupes, eso te lo soluciono yo en un periquete.
- ...
- Pues bien, hombre, bien, ya está mejor y ha vuelto a ir a la piscina.
- ...
- No, este año cambiamos, andaremos por Peñíscola.
- ...
- Sí, ya sé, era demasiada gente.
- ...
- ¿Ah, sí? Pero ¿lo comprasteis ya o andáis todavía en tratos?
- ...
- Chico, pues no sabes cuánto me alegro, es una zona estupenda. Por allí vive un cuñado mío y está encantado.
- ...
- No, ése no, el marido de Azucena, de la pequeña.
- ...
- Pues no sé, hombre, ando un poco liado. Si quieres el domingo.
- ...
- Ya, pues tranquilo, lo dejamos para el fin de semana siguiente.
- ....
- Bien, muy bien. En agosto lo mandamos a Irlanda.
- ...
- Sí, claro, sin idiomas hoy no hay nada que hacer.
- ...
- No, pues tranquilo, ya te digo. Déjalo de mi cuenta.
- ...
- Nada, hombre, no hay nada que agradecer, para eso estamos.
- ...
- Bueno, te dejo, que tengo gente.
- ...
- Vale, Pepín, un abrazo. Y saludos a Charo.
Yo ya andaba loco mirando mi reloj. El probo operario retomó mi asunto y le dio a la tecla otros veinte segundos, poco más o menos. Al cabo:
Riiing, Riiing.
- Diga, aquí X.
- ...
- No, yo no lo cogí.
- ...
- Pues estará encima de la mesilla.
- ...
- ¿No? Qué raro.
- ...
- No, el que se llevó mi hermano fue el azul. El verde tiene que estar por ahí.
- ...
- Bueno, mujer, no te aceleres, verás cómo aparece. Mira en el segundo cajón de la cómoda de la entrada.
- ...
- Sí, espero, no te preocupes.
- ...
- Mira, Benita, te estoy diciendo que tranquila y que yo no me lo llevé.
- ...
- ¿No te lo dejarías en el bolso que llevabas el domingo en misa?
- ...
- Vaya, yo qué sé, ¿te crees que no tengo más que hacer que llevar cuenta de tus bolsos?
- ...
- Pues díselo, ya verás qué risa.
- ...
- Que no, que no, que sí me importa, pero qué quieres que haga.
- ...
- Sí, sí, en cuanto llegue a casa te ayudo a buscar, claro que sí, mi vida.
- ...
- No, no, el partido de hoy no merece la pena. Todo para tí, cielo.
- ...
- Hasta luego, tesoro, que ando muy atareado.
- ...
- Y yo. Un beso, vida mía.
- ....
- Sí, directo para allá, no te preocupes.
- ....
- Lo mismo para ti, mi palomita.
Ya me picaba todo, de la impaciencia. Le pedí que me indicara su número de teléfono, el del aparato que acababa de posar. Me lo dio sin sospechar nada. Marqué desde mi móvil y sonó de inmediato.
Riiing, riing.
- Diga, aquí X.
- Soy el cliente que tiene delante de sus narices.
- ¿Ummm?
- Verá, es para que me atienda sin interrupciones, ya que el teléfono tiene preferencia.
- Ah, perfecto, cuénteme.
- Pues verá, como le iba diciendo hace rato...
Todo lo aquí narrado es rigurosamente cierto, salvo esta parte final. ¿Por qué no se me ocurrió a tiempo? Pero habrá más ocasiones, seguro. La próxima vez no fallaré. Y no volverán a dejarme con la palabra en la boca porque suene el maldito aparatejo.
¿Por qué tiene prioridad el teléfono sobre el que está presente?

3 comentarios:

Lorenia dijo...

Últimamente se rodea de muchos gafes. Pero mire que conferirle autoridad o revestir su coche no es tan grave como embestirlo. ;-)

AnteTodoErrareHumanumEst dijo...

Qué mala que es esta mujer...

;-)

AnteTodoUnSucedido dijo...

AGUDIZANDO CONTRADICCIONES
Taller para la progresiva anarquización de su entorno
HOY: TELEMARKETING DE TELEFÓNICA

Suena el teléfono...
- ¿Dígame?
- Buenos días, ¿podría hablar con el titular de la linea?
- Soy yo mismo
- ¿Me dice su nombre por favor?
- Juan Luis
- Señor Juan Luis, le llamo de Telefónica para ofrecerle la promoción de instalar una línea adicional en su casa en donde usted tendrá derecho a...
- Disculpe la interrupción, pero, exactamente ¿quien es usted?
- Mi nombre es Judith Maciel, de Telefónica y estamos llamando...
- Judith, disculpeme, pero para nuestra seguridad me gustaría comprobar algunos datos antes de continuar la conversación, ¿le importa?
- ...No tiene problema señor
- ¿Desde que teléfono me llama? En la pantallita del mío solo pone "NUMERO PRIVADO"
- 1004
- ¿Para qué departamento de Telefónica trabaja?
- Telemarketing Activo
- ¿Usted tiene número de trabajadora de Telefónica?
- Señor, me disculpe, pero creo que toda esa información no es necesaria...
- Entonces tendré que colgar porque no tengo la seguridad de hablar con una trabajadora de Telefonica
- Pero yo le puedo garantizar...
- Además, yo siempre estoy obligado a dar mis datos a toda una legión de empleados siempre que llamo a Telefónica para algo.
- Está bien...mi numero es 34591212
- Un momento mientras lo verifico, no se retire Judith.
(Dos minutos)
- Un momento por favor, no se retire Judith
(Cinco minutos)
- ¿Señor?
- Solo un poco más, por favor, nuestros sistemas están lentos hoy.
- Pero...señor...
- Si, Judith, gracias por la espera. ¿Cual era el asunto de su llamada?
- Lo llamo de Telefónica, estamos llamando para ofrecerle nuestra promoción Linea Adicional, en la que usted tiene derecho a una línea adicional.... Le interesaría D. Juan Luis?
- Judith, voy a tener que pasarle con mi mujer, porque es ella quien decide sobre la alteración o adquisición de planes de Telefónica. Por favor, no se retire
(Coloco el auricular del teléfono delante de un altavoz de la cadena de musica y pongo el CD de Caribe Mix 2004 con el Repeat. Despues de dejarlo sonar un rato, mi mujer atiende el teléfono):
- Disculpe por la espera, gracias... ¿Me puede decir su teléfono? En la pantallita del mío solo aparece "NUMERO PRIVADO".
- 1004
- ¿Con quien estoy hablando?
- Judith
- ¿Judith que más?
- Judith Maciel (ya demostrando cierta irritación en la voz)
- ¿Cual es su numero de trabajadora de Telefónica?
- 34591212 (mas irritada todavía)
- Gracias por la información ¿en que puedo ayudarla?
- La llamo de Telefónica, estamos llamando para ofrecerle nuestra promoción Linea Adicional, en la que usted tiene derechoa a una línea adicional. ¿La señora estaría interesada?
- Voy a abrir una incidencia y dentro de algunos días entraremos en contacto con usted para darle una decisión, ¿puede anotar el numero de incidencia por favor?...¿hola?, ¿hola?
- TU-TU-TU-TU-TU....