11 diciembre, 2006

Sobre la autonomía universitaria. El profesor Sosa Wagner en el Congreso de los Diputados

Un amable frecuentador de este blog, Luis Simón Albalá, aludía por ahí abajo a la intervención del mi admirado colega y gran amigo, y amigo también de este blog, Francisco Sosa Wagner, ante la Comisión de Educación y Ciencia del Congreso de los Diputados. Ocurrió el 7 de noviembre y merece la pena leer lo que el profesor Sosa manifestó ante tan preocupadísimos diputados. Los que leímos y admiramos su libro El mito de la autonomía universitaria ya conocíamos su pensamiento sobre la engañifa en cuestión, pero merece la pena repasar para volver a reflexionar, aunque no haya arreglo ni lo pretendan los muy disciplinados parlamentarios, tan considerados con los señores del feudo; perdón, quise decir con los rectores.
Vean las actas de la sesión en la siguiente dirección, teniendo en cuenta que las palabras del profesor Sosa están recogidas en las páginas 23 y siguientes del documento en PDF que se abrirá si pulsa aquí:

1 comentario:

fieramente humano dijo...

Esto está rescatado de un correo que envie en la tarde de ayer:

Siento que te toque a ti ser la primera en oir mis estridencias (perdón de antemano), pero justo acabo de subir de una charla del profesor Zorita, una de esas del ciclo de conferencias para universitarios.
Vengo de muy mala hostia, y lo peor que te podia pasar es que me pusiera al teclado. ¿Por qué?, porqué un montón de universitarios calentaban otras tantas sillas entre cuchicheos, gracietas y DESINTERÉS. Vale que el tipo podía ser algo más alegre a la hora de hablar, pero coño! al menos alguien podía haber advertido que es un poozo de ciencia, todo el rato trayendo a colación citas de Chomsky, Marx, Ortega, casos históricos constrastados y documentados, expresiones dignas de un científico con visión global del conocimiento..., todo eso, siendo veterinario (no doctor en filosofía)...no sé hombre no sé, un poquito de respeto joder!! que somos mayorcitos....
Bueno no, que hostias, no sólo por la autoridad científica del conferenciante, no,no, es que hay más. Es que esa caterva juvenil(salvo excepciones) con estar allí y firmar en una hojita gana algo. Gana un credito y no se cuantos, y algunos por lo que vi, creo que hasta ganan tiempo para pasar apuntes (cosa que posiblemente no harían en la cafetería o jugando al futbol) sólo sea por esa míninma ganancia curricular en forma y aunque ya solo sea por educación...digo yo que se debe poner un mínimo de atención, hombre..!!!

El primer premio sel o lleva la tríada de intelectuales que se sentaron delante de mí, (en otra ocasión también cayeron cerca, pero aquel día entraron solo a firmar, me imagino que estarían muy ocupados en revisar la tería unificada de la física cuántica...). Los tipos, bien vestidos, tirando a pijo y a insolente, no paraban de hacer chistes sobre el catedrático, o de hablar de gilipolleces. Cuando llegó el moemnto de firmar, el que parecía más revoltoso de los tres dijo un "uy, que bien", y seguido le pidió a un compañero "firma tu por mí, anda, pero haz la letra diferente, la letra diferente..." Hay que joderse...hasta ese extremo.

Me parece ques este es otro argumento más que pone de manifiesto lo que pasa en esta mierda de pais, universidad o llamese como quiera.