16 septiembre, 2007

El prometedor

Se acercan las elecciones generales, ¿saben? Así que los partidos siegan facciones y llenan el silo de la demagogia. Esto será una carrera para ver quién promete lo más inverosímil y lo más inconveniente para el sentido común y las arcas del Estado.
Yo apuesto por ZP. No falla, se cumple con él sin excepción la segunda ley de la termopolítica, que dice así: a menos seso, mayor descaro. Como en realidad ese líder natural de la izquierda más boba (todos reconocen en confianza que el Zapa es medio oligofrénico, pero es su oligofrénico, cuidado, y mientras resulte rentable...) y superficial no tiene ideología, sino consignas de baratillo, y no lee ni piensa, ¡sólo faltaba!, sino que trama y perpetra, se ven venir unos juegos de manos en nuestro bolsillo para medro de su urna. Qué cansancio, volverán a contarnos los periódicos que Solbes discrepa y que dice que en principio que no y luego ya veremos, y bla, bla, bla. Este Solbes es clavadito a la madre Teresa de Calcuta, que, al parecer, había perdido la fe hace un porrón de años, pero no dejaba pasar misa y no se quitaba la toca ni en la ducha. Puede que tengan en común igualmente el afán por hacer el bien por encima de credos y otras convicciones, no digo que no. Al fin y al cabo, Solbes pensará que si no frena él al jefe, que sabe de economía lo mismo que de ética política o de relaciones internacionales, apaga y vámonos. Y que, total, por mucho que el otro prometa, firme o afirme, tampoco lo hace exactamente con intención de que se cumpla al pie de la letra. Lo van sabiendo los catalanes y otros y, según cuentan, no hay un gran dependiente que haya visto todavía ni un euro a costa de la Ley de dependencia. Eso sí, ruido, alharacas y Vicepresidenta para dar y tomar.
Deberíamos esforzarnos entre todos para proporcionarle ideas a don José Luis, ocurrencias para que pueda prometer cosas a troche y moche antes de marzo, para que el perspicaz electorado se lo crea y levite de satisfacción y legítimo orgullo por dejarse comer el coco por el más cantamañanas y cínico de los políticos posibles. Un servidor, modestamente, quiere hacer aquí algunas sugerencias eminentemente progresistas y populares:
- Generosas ayudas para ludópatas que no puedan hacer frente a sus deudas de juego. Pobre gente, invirtió en la ruleta y el blackjack para enriquecerse un poco y qué culpa tienen ellos de que les saliera mal la jugada.
- Subvenciones para padres de hijos que suspendan todas las asignaturas y deban repetir curso, para que les compren el modelo último de videoconsola y animen así a sus ejemplares muchachos.
- Bonos para restaurante de muchos tenedores para todos los que no puedan pagar la hipoteca del piso, pero no quieran renunciar al farde con parejas amigas cada sábado noche.
- Financiación total de la edición de toda primera novela de progre menor de sesenta años que se considere joven escritor perjudicado por la mala fe capitalista de las editoriales comerciales.
- Sueldo vitalicio de ocho mil euros mensuales para todo actor de series televisivas cutres que esté dispuesto a declarar a voz en grito que si gana el PP él se exilia y no vuelve a comer hígado encebollado.
- Conversión de todo jubilado en antiguo cargo de lo que sea, con actualización automática de la pensión.
En fin, entre todos podemos ayudar a que la derecha cavernaria y el capitalismo salvaje no se apropien nuevamente de este país que es punta de lanza en la liberación de los oprimidos y en la promoción de los incapaces al gobierno. Sigamos soñando en Babia.

3 comentarios:

ROGELIO dijo...

La Moncloa lamenta el lapsus linguae del Presidente ZP, ya que ayer; al ser Don ZP tan aficionado al fútbol; donde dijo Champions League debió decir CHAMPIÑON LIGUE.

La CHAMPIÑON LIGUE está formada por un selecto grupo de paises, subdesarrollados por vocación, que propugnan como valores superiores de su desordenamiento jurídico una serie de principios extraidos del Manual del Perfecto Zoquete y del Ideario de ROBIN JODE (Robar al débil para dárselo al poderoso):

(hemos extraido unos pocos)

1º - El incremento del PIB no es un medio, es un fin en sí mismo.

2º - La economía debe dirigir nuestros destinos, la sociedad debe ser el resultado de lo que dicte la economía.

3º - Cada año las empresas deben ser un 1% más ineficaces, de esta forma incorporamos mano de obra masiva, dispuesta a morir y matar por venir a trabajar por menos de 600 euros.

4º - Regular lo que debe liberalizarse.

5º - Lliberalizar lo que debe regularse.

6º - Echar siempre la culpa a otros.

7º - Las Constituciones son papel mojado, sólo deben usarse en discursos y comparecencias públicas, pues su léxico musical y colorista queda "facssion", "facssion".

8º- Está terminantemente prohibido anticiparse a los problemas o dar soluciones racionales a los mismos.


(Seguiremos publicando más puntos)


DISCULPEN EL LAPSUS.

La Mongola, perdón la Moncloa

AnteTodoNouveautés dijo...

Lo que no entiendo es ese cambio radical respecto a lo que venía sosteniendo este blog, que ahora, de golpe, comienza a meterse tan duramente con Zapatero... ¡Qué manera de despistar a los lectores!

Un amigo dijo...

Estimado ATN,

pos a mí me guzta.

Meterse con Zapatero es ejercicio del pensamiento crítico. No es difícil, porque su posición hace agua por todas las junturas, pobrecico.

Por otra parte, meterse con "el otro" es innecesario. Basta con dejarlos ... iba a decir "hablar" ... pero quizás sea más descriptivo decir "echar hilillos como de plastilina".

Entre un estolto naufragando,
y otro estolto y medio naufragado,
¿a quién escogerá el electorado
siempre decisivo, ése sin bando?


Saludos,