11 septiembre, 2007

Los nuevos antepesados. Por Iñaki Ezquerra

Como estos días no tengo tiempo apenas para escribir nada, ni siquiera para pensar un poco, embotado como anda uno con toda la ciencia que se destila en los concursos universitarios, aprovecho para colgar algún artículo majete que me he topado por ahí. Este de Iñaki Ezquerra, publicado hace días en El Correo, me lo envió un amigo y aquí lo planto. Ahí va:
Siempre ha habido gente que valora como propios los méritos de sus antepasados y que cuenta como si fueran suyos los logros de sus abuelos, bisabuelos y tatarabuelos; gente que me inspira la certeza de que no estoy ante un antepasado sino ante un “antepesado”. Pues bien, aquí es adonde yo quería llegar. La nueva era política o geológica que estamos viviendo hoy en España con Zapatero ha traído un nuevo tipo de “antepesado”, de pelma delpedigrí que uno nunca habría sospechado que pudiera existir, pero que me siento con el deber moral, científico y ciudadano de delatar. El nuevo “antepesado” se diferencia del tradicional, del de toda la vida en que su supuesto pedigrí familiar es de izquierdas. Y así, igual que siempre ha habido gente que daba la chapa asegurando que desciende de la pata del Cid, esta tribu sociológica recién aparecida en nuestro paisaje nacional se elabora una genealogía tan roja como fraudulenta que -como la del viejo “antepesado”- se resquebraja a poco que rascas si es que tienes interés de rascar. El nuevo “antepesado” dice cosas como la que dijo nuestro ministro de Cultura cuando tomó posesión de su cargo: “Vengo de una familia de muchas generaciones de republicanos”. No es que uno vaya a indagar nada pero el propio concepto de “republicanismo español”, moderno por antonomasia y desgraciadamente tardío, se da de tortas con la expresión “muchas generaciones”. ¿Cuántas? Cinco a lo sumo si contamos con que los Molina ya eran partidarios de la Primera República. Porque más de dos no ha habido en España. Quiero pensar que ése fue un simple y disculpable lapsus de “antepesadez” en el hombre que, por otro lado, nos ha dado la alegría desacar a Rosa Regás de la Biblioteca Nacional.

La verdad es que el propio concepto de “izquierda” se pega con el de “pedigrí”. Si hay algo que caracteriza esencialmente a la izquierda es su rebelión ante la tradición y la reivindicación de la libertad del ser humano para oponerse a sus padres, al pasado y a los antepasados más que a nadie. La verdad es que la moda de los nuevos “antepesados” se ha extendido tanto y tan comercialmente en los últimos tres años que no es fácil sustraerse a ella. A veces es difícil discernir donde termina la fantasmada infantiloide y comienza la indecencia. Sé de un personaje que siempre ponía voz de pijo para presumir de que su papá le había pagado una estancia parisina en los años setenta en una buhardilla alquilada a Marguerite Duras y que ahora ha convertido aquellas vacaciones en un exilio. Nunca se me ocurriría recordarle que volvió antes de la muerte de Franco porque es capaz de contarme que regresó para derrocarle sólo que la parca se le adelantó. Tengo amigos que pasaron un par de semanas en Portugal en aquellos mismos años y que también me quieren convencer de que se exiliaron por republicanos y antifranquistas. Uno piensa que Portugal no era el lugar más adecuado para los republicanos (en todo caso lo sería para los monárquicos) pero se calla por no molestar. Tengo, en fin, hasta un tío navarro que fue siempre un carlistón irredento y que ahora cuenta a todo el mundo que estuvo en la cárcel por nacionalista. El otro día le pregunté a mi madre por él y me dijo riéndose: “Estuvo una vez en la cárcel, pero por borracho”.

7 comentarios:

VOX POPULI dijo...

Ilmo sr catedrático, le diré que respecto a las seis generaciones que amigos de Ezquerra dicen que son republicanos, no me extrañaría nada que esas ratas asesinas hayan sido el foco de la infección patria que tenemos ahora mismo en España ya que son los tatarataranietos de los HP que hay ahora, le diré que esto es como el talante del que presume el sr ZP que se hace llamar rojo en público, republicano como su abuelo y son todos ellos igual que los amigos de Ezquerra unos auténticos fardos de mierda.
Le diré no obstante ya que su exilio fue dorado en Portugal donde estaba el gobierno monárquico de Alfonso XIII, le diré que son todos ellos uynos reptiles chaqueteros sin ningún pensamiento ideológico, le diré que el generalísimo Franco y muchos generales como Mola , Sanjurjo, Varela y Yagüe, también eran republicanos y alguno monárquico, pero ante la barbarie asesina de los amigos del sr Ezquerra, le diré que la mayoría de ellos ante el terror rojo impuesto por el comunismo ruso no tuvieron más remedio que coger las armas y defender el suelo patrio ante esa barbarie que nos pusieron en todas las instituciones y ministerios donde ondeaba la hoz y el martillo.
Yo desciendo del Cid y si puedo presumir y decirle que si desciendo del Cid Campeador para gloria de mis apellidos y de mis antepasdados, sigo pensando como ellos y estoy viendo que esas generaciones de asesinos y cobardes aspiran al día de hoy a una tercera república, son ilusiones dormideras que tienen en mente las 24 h del día para poder seguir medrando a cuenta de un sector de la ignorancia del pueblo español que les va a salir el tiro por la culata como en el año 1934 en la revolución asturiana y catalana, podríamos hablar del sr Peña, neorevolucionario rojo, muchas horas perro cuando desembarcó Yagüe con 4 banderas de la Legión en un lado de la costa de Gijón, empezaron por la parte alta de Cimadevilla conquistando pueblo por pueblo a la barbarie socialista llegando a refugiarse en la fábrica de Trubia y en los montes de León hasta el año 1936 que forzosamente el pueblo español llano que se componia de gente católica sin ideología, nada más en la creencia de Dios y gracias a los falangistas y a los requetés de la verdadera monarquía sixtina que les dimos una buena paliza luchando codo con codo hasta hacerles salir corriendo desde Cataluña, Teruel y varias frontesras entre ellas las francesas que eran más cómodas y más cercanas y no volvieron hasta que el caudillo fue una persona caduca por su edad avanzada y por los traidores de última hora que tuvo el régimen del caudillo.
Le diré que si no es por el caudillo, enm estos momentos España sería un satélite de la élite comunista o bien seríamos otra élite del tercer reich, nazis. Por lo tanto dígale a su tío y a su amigo Ezquerra que son unos mentirosos convulsivos y que no se creen esas fantasías de republicanismo porque si uno fue por borracho a la cárcel su amigo Ezquerra se exilió en Portugal como un republicano cobarde como tantos existieron. Un abrazo y que pase VI un fin de semana

Anónimo dijo...

De verdad que, sea quien sea este paisano, cada vez que escribe se supera. O igual es paisana.

Un amigo dijo...

Estoy de acuerdo con anónimo: vox populi marca nuevos estándares día tras día. Ésta del Cid no tiene precio, y me ha dejado absolutamente convencido de que fue el mismo Díaz de Vivar quien desembarcó al frente de las cuatro banderas legionarias desde las tres carabelas, seguido por los doce pares de Francia.

Volviendo al tema de la entrada, todas las críticas a Rodríguez Zapatero me parecen bien. Y más, si se añaden otras, cosa fácil. Pero por primera vez en muchos, muchos años, estas próximas elecciones voy a votar sin dudarlo un segundo a la derecha moderada: es decir, a JLRZ. Simplemente, porque me dan demasiado yuyu la panda de Marí Rarrá y sus cincuenta gobiernos. Son la mayor fortuna política de nuestro nuevo ínclito: a su lado de ellos, parece mismamente Willy Brandt.

Quizás no voy a ser el único.

Saludos a todos,

Antón Lagunilla dijo...

Muy bueno lo de calificar a ZP de derecha moderada, a ver si pica algún indeciso y lo vota. Pero nada comparado con la aguda y fundamentada crítica a Rajoy. ¡Ánimo, que París bien vale una misa!

AnteTodoSuperTroll dijo...

¡¡VOX!!
¡¡VOX!!
¡¡VOX!!
¡¡VOX!!
¡¡VOX!!
¡¡VOX!!
¡¡VOX!!
¡¡VOX!!
¡¡VOX!!
¡¡VOX!!
¡¡VOX!!

Un amigo dijo...

Efectivamente, estimado AL, hay que probar con el adjetivo "moderada", a ver si cuela. Una descripción más descarnada lo llamaría de derechas sin más. En efecto, ¿como se puede calificar a un gobierno ... ?

- ... que mantiene tropas en Afganistán en una guerra de agresión que está causando estragos en la población civil ?

- ... que en cuatro negociaciones cuatro con la Iglesia católica se ha bajado los pantalones en cuatro casos cuatro ?

- ... que (noticia de hoy) anuncia, ante la crisis hipotecaria, medidas para que con los impuestos de todos se preserven beneficios de la banca y la industria inmobiliaria?

- ...

En cuanto a lo de MR, perdóneme si no estuve demasiado analítico: es que lo de los cincuenta gobiernos me parece que hay que tomarlo con hilaridad, viniendo del púlpito de donde nos baja. A saber, de alguien que no dimitiera de la vicepresidencia del gobierno más criminal de la postdictadura (título ganado en dura pugna histórica con alguno de signo "contrario").

Gracias por el ánimo que me ha dado; realmente estuve demasiado tímido en la primera nota.

Cordialmente,

Antón Lagunilla dijo...

Apreciado Un amigo:

Lo del gobierno más criminal de la postdictadura es una afimación gratuita. Máxime si recordamos los asuntos del GAL, Lasa y Zabala, el saquo de los fondos reservados, el sainete de Roldán, el affaire filesa, y lindezas por el estilo. Si, ya sé que, para algunos, los del PP son, directamente, unos fachas criminales, y unos retrógrados añorantes de la dictadura franquista. Pero ello es algo tan falso como la afirmación de que el PSOE es, directamente, una mera pandilla de arribistas apandadores e incompetentes, que sólo pretenden medrar en el poder.

En los tiempos que corren, creo que resulta urgente dejarse de caricaturas demagógicas, y hablar de política, tal como hace usted al traer a colación asuntos como la presencia de tropas españolas en Afganistán, las negociaciones del Gobierno con la Iglesia Católica o el tema de las hipotecas.

Sobre la primera de dichas cuestiones, considero un acierto de la comunidad internacional (o, si lo prefiere, del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que es quien parte el bacalao) la decisión de liquidar el régimen taliban afgano, e intentar poner en marcha un estado mínimamente democrático y eficaz en aquel país. ¿O hubiera ud. preferido que los talibanes continuaran en el poder?. ¿Le dá lo mismo que se generalize la sangrienta guerra civil que asola a Afganistan, lo que sin duda alguna sucedería si las tropas internacionales se marcharan de allí en este momento?.

La cuestión de la Iglesia, a mi juicio, solo puede resolverse modificando el artículo 16 de la CE en un doble sentido: subrayar el laicismo del Estado, y limitar la libertad religiosa únicamente a aquellas confesiones que no se opongan a los derechos y deberes fundamentales del Titulo Primero del texto constitucional. A continuación, habrá de negociarse un nuevo acuerdo con la Iglesia Católica (le recuerdo que sigue vigente el concordato firmado en su día por el gobierno de FG), y con aquellas otras organizaciones religiosas que se considere conveniente, siempre en el marco de la constitución y en beneficio de los ciudadanos. Y, desde luego, con luz y taquígrafos, y con el consenso imprescindible de, al menos, los dos partidos mayoritarios.

En cuanto al asunto de la crisis hipotecaria, estoy en principio plenamente de acuerdo con su crítica, pero aún no tengo suficiente información sobre la propuesta del Gobierno (desde el punto de vista presupuestario, parece difícil de llevar a la práctica; además. Solbes ha desmentido ya la noticia de El País), por lo que no descarto que se trate de mera propaganda para tranquilizar a los hipotecados, y arañar así algunos votos, que estamos en tiempo de elecciones. Táctica, por otra parte, habitual en ZP.

Saludos