14 septiembre, 2008

Chulería de padre, qué caray



Bueno, bueno, bueno. No todo va a ser despotricar. Reconozcamos que a veces le pasan a uno cosas guapas. Voy con una mía, y disculpen si babeo y dejo todo el post hecho unos zorros.

Pues resulta que, como sabe cualquier ser algo leído, estos días se ha inaururado en el CERN (el mayor laboratorio mundial para la investigación en física de partículas) el LHC, el superacelerador de partículas. Todo un éxito, al parecer. Pues miren, tengo fotos de primera mano de esos momentos. Y entre ellas ésta de aquí:


En primer plano aparecen algunos de los padres del invento. El de la camisa blanca y el pelo cano que está a la izquierda es Lyn Evans, el que concibió el superacelerador (LHC). Está hablando con Carlo Rubbia, premio Nobel de Física. El trajeado de la derecha es el Director General del CERN. Bueno, pues, si se fijan bien, por ahí atrás asoma un chaval con camiseta roja (y pelo; ojo, no confundir). Pues es David, el hijo de un servidor. Un cerebrín y uno de los dos mil quinientos de todo el mundo que trabajan en Ginebra en el CERN. Y pensar que cuando era un mocoso sus padres nos comíamos la cabeza pensando si sería bueno que enredara tanto con los ordenadores... Nunca se sabe, verdaderamente.
Sí estoy contento, sí. Y orgulloso. Que conste. No todos los mimos y parabienes se los va a llevar la pequeña Elsa.

12 comentarios:

Rafael dijo...

Ja, ja, muy bueno. Enhorabuena, de verdad. ¡La física de partículas! Eso si que es ciencia, y no lo que hacemos nosotros.
Un abrazo.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

¡Enhorabuena al Padre, al Hijo y al Acelerador! Qué barbaridad, cómo se las gastan en Ca' Garci.

Hoyga... y para la próxima xuntanza en León... ¿no podría traerse el Dr. Garci Jr. un microagujero negro de esos que van a acabar con la existencia? Pa verlo, ná más, sin tocar ni ná.

Hans dijo...

Enhorabuena, Maestro. Va a ser que, efectivamente, lo de trastear mucho con ordeñadores no es tan mala cosa, al fin y al cabo.

Anónimo dijo...

jajajajj pero bueno! así no se puede ser modesto!

Vivido desde dentro es, curiosamente, menos impresionante. También contribuye el hecho de haber estado en el sitio ese -el centro de control- muchas veces ya antes, así como de haber visto a las "super personalidades" también con regularidad y constatado repetidamente su carácter campechano.

Ahora bien, pasó una cosa curiosa... cuando me iba un rato del citado centro de control, donde estaba la acción y los peces gordos, y me ponía a ver la señal de televisión que estabamos exportando al mundo, esas mismas personas y ese mismo entorno, visto a través de una imagen, *sí* daba cierto respeto. Supongo que tiene que ver con la idea de que aquello que se ve en la pantalla es algo "lejano" y más en el plano abstracto. Yo que sé.

Precisamente algo así como durante aquella recepción embajadoril en Madrid hace años... estando allí in person daba una sensación más relajada que verlo por la tele.

Total, que no cantéis victoria todavía! El microagujero negro (o cualquier otra de las catástrofes posibles, como generar materia extraña blablabla) se reserva para octubre, cuando se colisionen esos haces que el otro día se comprobó circulan bien. Coincide el día además con la visita de varios jefes de estado jejeje. Habría que colisionar algo también contra algunos de éstos.

AnteTodoMuchoTHC dijo...

Y ahora, seamos sinceros, que casi todos semos de letras (menos el protagonista del post), y tirando a burros en cosa de Física.

Don Garci: cuando aquí el Dr. Jr. le dijo que iba a andar liado con el LHC... ¿lo confundió usted con el THC y lo puso de fumeta para abajo... o sabía de qué iba el sarao?

Anónimo dijo...

¡Grandísima enhorabuena! Bien sentida y nada acelerada de partículas.

Antón Lagunilla dijo...

Enhorabuena, orgulloso papá. De tal astilla, tal palo (¿o era al revés?).

Lo del microagujero negro me parece de lo más interesante. Si no he oido mal, en un sitio de esos es tal la fuerza de la gravedad que nada puede escaparse, ni la luz esa tan rápida. ¿No podría el Dr. Garci Jr. fabricarnos a la peña uno de bolsillo, transportable en una cajita ad hoc, para abrirla en las narices de quien se quisiera atrapar sin remisión alguna y para siempre jamás?. ¿Se imaginan, que gozada?

roland freisler dijo...

Menuda envidia y envidia en la más española de las acepciones. Ya todos colocaos en casa y a los demás...que nos apliquen el Reglamento. Muy de izquierdas.

rogelio dijo...

Pues si su chico está metido en eso del Colisionador de Ladrones mi doble enhorabuena, no obstante asegúrese de que no sea ilegal que luego siempre sale alguna ONG dando por el saco.

Si pudiese hacer algo para que empezasen a colisionar a los de aquí le quedaría muy agradecido.

Anónimo dijo...

Ahí va un análisis esclarecedor del acontecimiento:

http://www.lapaginadefinitiva.com/dbactualidad/actualidades/122

Anónimo dijo...

Diga usted que sí, hace lo propio presumiendo de retoño: qué menos cuando se puede. Modestamente, yo también me pasmo que alguien, sangre de mi sangre, entienda los mistéricos asuntos de la Física.

Eva dijo...

Enhorabuena. Es una gran alegría