22 enero, 2009

Privaticemos el Ayuntamiento

(Publicado hoy por este que suscribe en El Mundo de León. El contexto es el del debate por la reciente decisión del Ayuntamiento leonés de privatizar la gestión del servicio de aguas).
No es mala idea privatizar los servicios municipales cuando su gestión pública da pérdidas que en manos privadas se tornan ganancias. Si el manejo público de esos servicios hace aguas, lo natural no es andar exigiendo responsabilidades ni acusándose con gesto desabrido, sino buscar empresas capaces de sacar beneficio de donde los políticos locales sólo consiguen déficit. Al fin y al cabo, a los concejales no los votamos por sus conocimientos económicos o su habilidad contable, sino por lo bien que hablan, lo mucho que prometen y lo simpáticos que nos resultan sus partidos. Además, qué culpas va a tener un concejal que de pronto se ve encargado de Jardines sin que nadie le haya preguntado si sabe distinguir un geranio de un madroño, o al que colocan otro día como jefe del área de Personal sin conocer la diferencia entre un convenio colectivo y una manifestación.
No vamos a ponernos a exigir a los mandatarios municipales que respondan por los resultados igual que si fueran gerentes de una empresa privada. A los directivos de una empresa privada se les despide cuando no dan una a derechas y la arruinan, pero a los políticos se les reelige. Se les reelige incluso porque prometen que dirigirán con gran escrúpulo y máxima eficacia los servicios del Ayuntamiento, y bien está que tengan la humildad de ponerlos en manos de particulares cuando no se sienten capaces de cumplir lo que aseguraron.
Esperemos que esta iniciativa privatizadora sea solamente el principio. Privaticemos el Ayuntamiento entero y convirtámoslo en un concierto de empresas ejemplares y prósperas. De ese modo, alcalde y concejales tendrán más tiempo para hacer discursos y preparar con calma próximas elecciones. Igual que el rey de la monarquía parlamentaria reina pero no gobierna, sería bonito un Ayuntamiento en el que los concejales figuren pero no gestionen. Total, ahora mismo ya son irresponsables como reyes. No perderían relevancia social, pues su figura sería imprescindible en todo tipo de fiestas y saraos. También podrían dedicar más horas a los asuntos del partido, que es donde se juegan su futuro. A los funcionarios que sobren podemos colocarlos en la cabalgata o en un precioso belén viviente por Navidad.

11 comentarios:

Carmen dijo...

¡Ojalá! jajaja

Así dejarán de decirme lo que tengo que comprar, dónde y cómo. Ahora les da por martillear de forma contumaz, como es habitual, con sutiles mensajes......¡consuma productos de marca blanca, ropa española, coches poco contaminantes....!
Pues no me da la gana, compro lo que quiero, como ellos.....menús del día en estrellas michelín, coches oficiales de lujo, uniformes de la guardia civil chinos o trajes de chaqueta de Armani.....
¡Menuda tomadura de pelo, oiga!
¿Para cuándo rebajarán sus sueldos, eliminarán ministerios absurdos y gastos superfluos?


Un cordial saludo.

rogelio dijo...

Efectivamente, todos los servicios públicos deben de ser privatizados sin excepción.

Con lo duro que es bregar con los funcionarios, con sus vicios, sus bajas laborales, sus reglas, sus embarazos, sus depres, sus quejas, sus frecuentes reivindicaciones, su baja estofa, con su pesada humanidad en definitiva.

Un edil debe dedicarse a más altas encomiendas, devanarse los sesos con cosas mundanas debe reservarse a los mortales.

Un político de nivel sólo debería levitar, reunirse y vislumbrar a que elevada causa destina esos cuantiosos caudales que democráticamente nos detrae, porque eso sí la gestión de la Soberanía Popular legitima a ese semidios a hacer todo lo que se le ponga en la real pularda (o principesca).

La privatización posiblita al "imperator" concentrar sus energías, canalizar su karma y optimizar su tiempo estableciendo en cada área privatizada un único interlocutor que se acerce a su nivel Maribel y que represente a la empresa adjudicataria, al que podrá transmitir sus incuestionables decisiones y que además en estos duros tiempos en los que escasea el empleo sabrá agradarnos la existencia colocando a parte; o toda; nuestra larga parentela.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

En efecto.

No queremos soldados: queremos mercenarios.

No queremos policía: queremos cuerpos de seguridad privada.

No queremos jueces: queremos oenegés que decidan ad casum.

Y asín...

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Todavía me cuesta pensar que haya adultos que crean sinceramente que la Administración es corrupta e ineficiente en la gestión de asuntos, pero es purísima y eficiente en la gestión de concesiones, licencias y contratas.

Que eso lo digan los beneficiarios de contratas con vara alta everywhere, se entiende.

Pero que lo diga un contribuyente leído me sigue asombrando (si es que lo dice en serio).

Pues nada, nada. Que ZP privatice ya, antes de que lleguen los otros:

- RTVE 1 para PRISA y RTVE 2 para Mediapro.
- Las cajas de ahorros, para Botín.
- RNE para la SER.
- El BOE para Anaya.
- La construcción de nuevas prisiones, para Rivero-Sacyr-Vallehermoso, que se le ve tristón.


Y, siguiendo la estela del año 2000, i.e. la estela de los Villalongas stockoptados, de los Efegés, de los Martínvillas (éste salió rana, pero se intentó), etc., que ZP privatice IBERIA, RENFE, etc. con un sociata al frente.

Qué bonitas, todas esas empresas creadas con dinero público y administradas para los restos por un sociata, luego por otro, etc. ¡Un sociata leal y disciplinado, como los peperos precedentes, que configurará el Consejo con una force de frappe orgánica de sociatitas! Que servirán a su amo sociata como Cajamadrid o BBVA han servido a su amo pepero.

¿Cómo dice usted? ¿Que así no vale? ¿Que tiene que ser transparente y razonable? ¿Que no le gusta que el dinero de los contrubuyentes lo administren dedócratas ni amiguetes?

¡Qué cosas dice usted! ¿No ve que las licencias, concesiones y contratas las otorga la Administración... y la administración es corrupta e ineficiente?

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Y luego, eso sí. Mucha softlaw. Mucha autorregulación. Privaticemos la Ley de Protección de las Gallinas, y que la hagan los zorros.

Y los viejos liberales, revolviéndose en su tumba pensando que la labor de gendarme se encomienda a particulares. Que rige the rule of (some rich) men y no the rule of law. Que algún documentado cree que algo puede hacer que los agentes económicos particulares busquen algo distinto que maximizar su propio beneficio.

Y vivieron felices y comieron perdices.

rogelio dijo...

La administración debe replicar el eficacísimo-ísimo-ísimo caso de Telefónica de España, S.A., en la que prejubilamos a todo el bicho viviente que haya cumplido la cenital edad de 49 años, a la que como es bien sabido perdemos todas nuestras capacidades y nos convertimos en seres objetivamente inútiles, para dar entrada a savia nueva que aporte nuevos bríos a tan magna empresa.

La actividad, que sigue siendo necesaria, se la encomendamos inicialmente a SINTEL; con los que casualmente existen lazos personales o/e "ideológicos", cuando vienen mal dadas papuchi Estado correrá con los gastos.

Luego las cosas mejoran y en un ambiente de continuo y creciente beneficio seguimos mandando a casa a todo aquel que no necesite clearasil para el acné, en su puesto ubicaremos a una plantilla; en gran proporción de allende los mares; que trabajará (al estilo cagüenlá) por 2 jodidas "de las antiguas" pesetas a través de empresas subcontratadas, como por ejemplo COBRA (le viene al pelo el nombre), de cuyo accionariado es posible que extrajésemos varios árboles genealógicos.

Eso sí, todo en pos de la generación de riqueza y empleo y conforme a los principios constitucionales de igual dá que dá lo mismo, ojetividad, descojonación y desestructuración.

Garciamado dijo...

Saludos muy cordiales,AnteTodo. Oiga, esta vez ha conseguido preocuparme de verdad. ¿Se refiere a mí? ¿Le ha parecido que hablo en serio? ¿No se pilla la ironía? Pues menudo fastidio, pues esto se ha publicado en un periódico local y en el contexto de una tremenda agarrada en el Ayuntamiento, pues éste y por iniciativa del Alcalde (del PSOE,pero ya se que eso da igual) acaba de aprobar la privatización de lo del servicio de aguas. Mi intención era crítica,ironía en ristre, pero ha debido de quedarme de pp (de puta pena).
Saludos muy cordiales.
PD. Por cierto, ¿y a usted no le han espiado un poquito?

Carmen dijo...

¿No hablaba en serio? Jopé, ¡qué lío, oiga!

Un cordial saludo

un amigo dijo...

La ironía se comprende sin problemas.

Donde me pierdo un poco es en las metaironías, o ironías de segundo orden. ¿A cuántos directivos de banca, en la actual crisis, hemos visto que "se les despida cuando no dan una a derechas y la arruinan"?

Salud,

AnteTodoMuchaCalma dijo...

No no, don Garci, no hablaba de usté, faltaría plus. En este punto su visión (vetero-)liberal del asunto, que comparto, está muy clara: el presupuesto público lo gestiona la administración. Particulares con dinero público, ni de coña. ¿Recuerda aquellos posts de las oenegés y demás, hace años?

Lo mío fue porque me tomé en serio el 1º y 2º párrafo de la 1ª intervención de D. Rogelio ("Efectivamente, todos los servicios públicos deben de ser privatizados sin excepción..."). Ahora que lo leo todo, ya no sé qué tiene de ironía y qué tiene de cierto. En cualquier caso, bromas o veras, ya solté tól arsenal.

Pero no duden que la cosa está malísima y hasta anteayer uno ya no sabía si los (neo)liberales hablaban en serio o había una cámara oculta. Un alumno mío, miembro de un extraño lobby financiado extrañamente y próximo al ala marciana del PP, hablaba en clase cargado de razón de la privatización de la ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, LA ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO y EL EJÉRCITO y que si la escuela austríaca y asín. Sin llegar tan lejos, en la mismísima y sociatísima sede en la que currelo, abunda todo esto de la desregulación, la autorregulación, la privatización (en el sentido de "demos el dinero del contribuyente a entes con ánimo de lucro para desempeñar funciones públicas"), la softlaw, la gobernanza, la releche.

Clama al cielo que el (vetero)liberalismo tenga que enseñarles a la pseudo-socialdemocracia dos cositas acerca del mantenimiento en mano pública de la gestión del presupuesto público y sobre la corrupción que anida en el cruce entre dinero público y lucro privado...

ATMC dijo...

Fe de erratas

Quien encuentre en mi anterior comentario una "concordancia a la vasca" participará en un magnífico viaje de Aluche a Manuel Becerra a portes debidos.