14 noviembre, 2007

Nos vemos el lunes. Y una recomendación.

El periplo colombiano entra en su fase última y más loca. Medellín y Barranquilla, reuniones, charlas, clases. Al ritmo de los de aquí, es decir, con el don de la ubicuidad y tan intenso como dudosamente productivo. Y el sábado avión de vuelta y el domingo en casa, si todo va como debe.
Creo que no tendré tiempo hasta el lunes para dar pie con bola ni escribir aquí nada, y bien que lo siento, pues a ver con qué humor va a andar uno sin este pequeño desahogo público-privado.
Permítaseme acabar con una recomendación, que también puede tomarse como tarea que le pongo al sufrido lector amigo: quien no lo conozca aún que no se pierda la prosa furibumba y lírica de Fernando Vallejo, seguramente la mejor pluma colombiana de hoy, una vez que García Márquez se nos perdió para siempre entre sus putas tristes y en brazos de Fidel, que viene a ser lo mismo. Pero absténganse los finolis y churricortos de lo políticamente correcto. Vallejo puede herir su sensibilidad de mequetrefes.
Ayer me compré de Fernando Vallejo todo lo que pillé en la librería y me lo voy a tragar contra reloj y en cuanto recupere el resuello. Había leído La Virgen de los Sicarios, El desbarrancadero y Mi hermano el alcalde. Nadie describe mejor el alma de Colombia, aunque lo haga con tal desgarro que duele y desconcierta. Exagera, pero también da en muchas dianas. Y su rico español es el español de aquí, con toda su poesía y toda su hiel.
Lo dicho, hasta el lunes. Saludos para todos. Ah, y todas.

2 comentarios:

roland freisler dijo...

El sr Esteban Beltrán de Amnistía Internacional ha denunciado que los actos de tortura en ESPAÑA por parte de las Fuerzas de orden público no son aislados sino que se dan en todo el país casi con total impunidad.

Un amigo dijo...

Bueno, nos hemos cruzado, o casi, sin saberlo; yo regresaba de México cuando viajabas a Colombia.

Y allí he regalado obras de Vallejo, que está a caballo entre ambos países.

Salud,