26 julio, 2005

De nuevo Savater

Ya, ya, ya sé. Que si está vendido al enemigo, que si no entiende a lo más in de la crème de la crème más cool de la progresía y todo eso. Sí. Pero este Savater parece a menudo la pura voz del sentido común, es decir, la voz de los ciudadanos comunes, los que no tienen la lógica pervertida por la nómina.
Una muestra nueva sobre el tema candente de esta temporada, la tríada terrorismo, libertad, seguridad: su artículo en el periódico Clarín. Véanlo.

3 comentarios:

Venator dijo...

Nueva muestra de cacao: el newsletter de LastMinute. Hasta la última frase, todo normal -predecible e innecesario, pero normal-. La última es buena muestra de la confusión que todo lo impregna: "...admiración y respeto con todos los pueblos y todas las culturas", nos pide el consejero delegado. A ver, señor consejero -y demás bienpensantes de vocación- pónganse todos delante del espejo y repitan conmigo: no todas las culturas son admirables, no todos los pueblos son admirables, tengo que dejar de repetir como un loro lo que oígo repetir a otros loros. Otro día ya explicamos lo de pueblo y cultura pero, de momento, me van diciendo ustedes esa frase cada vez que vean su imagen reflejada en algún sitio. Por algo hay que empezar. A ver si vamos dejando el cacao para los batidos. Y ya de paso, se leen ustedes lo de Savater.

"Los acontecimientos de Londres y de Egipto en las últimas semanas, impactan de forma indudable en la necesaria tranquilidad que cualquier viaje vacacional lleva como condición implícita. Desde lastminute.com, condenamos cualquier forma de violencia y nos solidarizamos con el dolor de las familias de las víctimas.
Además, renovamos nuestro compromiso de seguir ofreciendo inspiración para viajar porque consideramos que del conocimiento de otras gentes, lugares y culturas, surge la tolerancia y la comunicación entre las personas. Contra la intolerancia, el radicalismo y la violencia respondamos con admiración y respeto con todos los pueblos y culturas.

Alfonso Castellano
Consejero Delegado Grupo lastminute.com España"

Garciamado dijo...

Pues sí, Venator,tendrán los psicólogos sociales que estudiar las causas y orígenes de este brote de masoquismo que colectivamente nos aqueja. Cuanto más nos pegan más babeamos ante el arrojo de los "insurgentes" (supongo que los de aquí se llamarán como llaman los periodistas nuestros a los que matan en Iraq a la población civil, incluidos niños que buscan golosinas de manos de infieles) y ante la nobleza de su reacción frente al mar de injusticia universal.
Hay que joderse, parece increíble, pero la mayor parte del personal le tiene más consideración a un terrorista musulmán que a Acebes, y mayor simpatía al islamismo radical que al catolicismo ya tranquilo de mi tía Obdulia. Y conste que no me cae bien Acebes y que soy ateo. Pero, hombre...

Descreido dijo...

Venator, garciamado, no se líen ustedes tampoco. Lo del de LastMinute no pasa de tontería publicitaria, de eslogan ni meditado ni premeditado. Como lo de decir que en democracia todas las opiniones son iguales -mentira-o que es el pueblo el que hace las leyes -mayor mentira que la anterior-. Estoy de acuerdo en que sería bueno que se fuesen eliminando esas ideas del inconsciente colectivo porque a fuerza de repetirlo, terminas creyéndote el eslogan. Pero no es más que eso.
Lo de tener más consideración a un terrorista musulmán que a acebes, pues tampoco es verdad. Lo que pasa es que Acebes nos cae mal -a quien le caiga mal- porque se ha aprovechado del sistema, porque es uno de los nuestros y ha abusado de nuestras reglas de juego, ha abusado de nuestra confianza en el sistema que compartimos y en el que queremos vivir. El terrorista musulmán está fuera de nuestro mundo, sin más. Nos molesta más que nos robe la cartera un compañero de trabajo, un pariente o un hijo, que que nos la robe un chorizo desconocido. En ambos casos nos quedamos sin cartera, pero donde hay confianza, molesta más.