15 marzo, 2008

Fundido en gris

Ha vuelto a España Philip Pettit, filósofo y musa de políticos menesterosos. El País recoge sus declaraciones, según las cuales “Mr. Zapatero sigue con sobresaliente”. Se muestra orgulloso de su relación con el Presidente del Gobierno. Dice que Zapatero tendrá que enfrentarse a dos grandes retos: el Estatuto de Cataluña y la composición del Tribunal Constitucional. De ETA no ha dicho nada, pues ya debe de saber que trae mala suerte hablar de ETA y que el reto es para los que la mencionan. También manifiesta que “La oposición se empeñó en criticar lo propuesto por Zapatero e intentar imponer lo suyo”. Este señor grande es de los que mantienen, como se ve, que no es plan que la oposición critique al gobierno y trate de afirmar sus alternativas, pues adónde vamos a parar con una oposición así, que se opone todo el rato. Creo que en su país no ocurre eso, y de ahí que el Partido Demócrata apoye sin parar al señor Bush. Esta teoría tiene muchos partidarios en España, como es bien sabido. Él ha tenido muy buenas relaciones con el Partido Demócrata, precisamente.
El Estatuto de Cataluña le parece un problema, pero porque “debe aplicarse lo antes posible”. De ahí que vea igualmente como un obstáculo a un Tribunal Constitucional que está “politizado”, obviamente por culpa de la oposición. También está en desacuerdo con la Iglesia católica, que no hace nada más que hablar de pecados y recomendar que no se haga esto y lo otro, en lugar de hacer como Zapatero, que sólo formula “valores positivos”.
Al parecer, el señor Pettit abandonó un “hogar roto” cuando tenía 17 años. Llegó a Nueva York para probar suerte en la música. Ahora ejerce en el Emperor´s Club VIP y ahí se trata con muchos personajes importantes, que buscan su apoyo y su ánimo. Su más sonada relación, antes de venir a España, ha sido con el gobernador de Nueva York, un tal Spitzer, que le pagaba mil dólares por hora.
Su carrera no ha sido fácil. Tras fracasar en el mundo de la música, después de dos años viviendo intensamente la noche para hacerse un sitio, reflexiona así: “la vida es dura a veces, pero lo conseguí. Aquí estoy y me encanta lo que soy”. Y añade: “si no lo hubiera pasado mal no podría apreciar los buenos tiempos”. Su último libro se titula What we want y está “inspirado en un chico que me enseñó a no confundir mis sueños con el sonido de la ciudad”.
Dicen que le haría mucha ilusión conocer también a algún concejal balear del PP.

1 comentario:

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Pues hombre, ya que cierra el post mencionando al concejal pepero putero de Andratx, una pregunta:

¿Es lícito sacar del armario a un político que hace campaña contra la equiparación en derechos de homosexuales y heterosexuales?

En el caso del concejal de Andratx, no entro en si pagó o no con fondos del Ayuntamiento sus hondos ayuntamientos. Pregunto si, de haber sido distinta la historia (si no se hubiese delatado él solito pagando con VISA ajena), sería lícito que
a) algún prostituto,
b) otra pareja sexual o
c) algún otro cliente

... desvelase a un medio de comunicación que este tío, un militante Pro-Familia(hetero), Pro-Vida(Ordenada) y PRo-ucoVarela, en realidad es un mayorista de la chapa. Y que el medio lo publicase.