10 marzo, 2008

Habló el pueblo.

Resultó tan emocionante como se esperaba. Los ciudadanos han tenido que emplearse a fondo para dirimir entre propuestas no tan distintas en el fondo. Tal vez contó más el talante, el desenfado en el estilo, la soltura a la hora de moverse de la manera que más gusta a la mayoría, a esa mayoría que es silenciosa habitualmente, por mucho que luego digan y despotriquen los cuatro intelectualillos y tertulianos de cualquier pelaje.

Aunque resulte tópico, también merece alabanza la madurez con la que el pueblo ha procedido. A diferencia de otras ocasiones o de foros distintos, aquí la elección aconteció sin malos modos, con gesto amable, con deportividad, dándonos a todos esa lección que todos al tiempo esperábamos y que habla mejor de la ciudadanía que de sus propios dirigentes.

El español medio se hace su composición de lugar sobre las virtudes de quien haya de representarnos y obra en consecuencia. A veces importa más elegir a quien se nos parece que lograr sonados triunfos en la escena internacional. El pueblo busca en su representante su misma espontaneidad, su frescura y hasta un poquito de descaro. Nada de textos plomizos, tristes, nada de nostalgia de pasadas glorias o de temores al porvenir; mejor eslóganes bien pegadizos y repetidos, que nos calmen, que nos relajen, pues ya bastantes cornadas le da a cada cual la vida.

Consumado el resultado, el buen español seguirá hoy en sus menesteres como si nada hubiera pasado, con la conciencia tranquila del que siente que ha hecho lo correcto, que ha puesto su granito de arena para una decisión colectiva llamada a expresar el interés general y a dejar a nuestro país en el lugar que merece. En bares, oficinas y paseos aún andarán ahora mismo debatiendo tantos de nuestros vecinos sobre las preferencias que cada uno guardaba y sobre los porqués de la sonada victoria de aquel al que muchos cuestionaban acremente. Pero lo harán con sosiego, con buen humor, con mutua comprensión y con ese punto de ironía que es santo y seña de nuestra nación.

En suma, queridos amigos, podemos todos sentirnos contentos y yo desde aquí, humildemente, me sumo a la general satisfacción y al orgullo que en común se siente por la labor bien hecha. Tal vez no era mi candidato, pero llegado este instante nos toca proclamar con una sola voz: ha ganado el mejor, porque el mejor es por definición aquel al que el pueblo prefiere y mejor valora.

Compañeros, compañeras, amigos, amigas, conocidos, conocidas, celebremos como se merece esa brillante victoria de Rodolfo Chikilicuatre, seleccionado democráticamente por los españoles para representar a España en el festival de Eurovisión. Y buena suerte.

6 comentarios:

Rogelio dijo...

Es cierto, tal y como decía Risto Mejide en Operación Triunfo; al menos así me lo han contado; queremos un producto, no un artista sino algo que venda, al margen de todo valor intrínseco y de cualquier virtud artística más allá de la puesta en escena.

Abran paso a la Marca Registrada y al Marketing, que la prueba del algodón queda para modestos mayordomos y nosotros somos Soberanos, Sumos Pontífices, y como todo el mundo sabe el Papa es infalible en cuestiones de fé.

Si me permite, yo también alzo mi voz: ¡¡¡ Viva Rodolfo Chiquilicuatre !!!.

cuentista dijo...

¡Hombre¡;ya sé que la democracia tiene mucho de ceremonia prefabricada, y un tanto de espíritu borreguil. Pero, dejando aparte que es el sistema que mejor funciona protegiendo la libertad y los derechos del ciudadano, ¿qué va a hacer el hombre de pro?. ¿Quedarse en casa y ahí me las den todas?. Por otro lado, me parece esperanzador que Rosa Díez haya obtenido escaño, y que, en casi todas las provincias, su partido haya recibido varios miles de votos. Y ello, no porque dicho partido me parezca mejor o peor que otros; sino porque alguien que, sin dinero ni estructura, predica una alternativa "regeneracionista" haya tenido eco en España.
De todas formas, es verdad que las cosas solo pueden mejorar criticándolas, así que, adelante.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

1. ¡Enhorabuena a los UPEDEROS o UPEDIENSES! No les doy la bienvenida porque yo no estoy en el Parlamento, pero un fuerte abrazo y patapún p'arriba. Ah, otra maldad con el nombrecito del partido: Universitarios, Profesores y Docentes. Pese a su aparente ramplonería, es una maldadcita rica en matices.

2. Lo de Chiquilicuatre... entiéndame bien: yo lo había puesto con muchísima menos gracia, así que ná, tras las risas me doy por vencido en buena lid. Mejor usted que la panda a la que yo pretendía ofrecerles mi gracieta.

¿O en buena Liz?

Conste que no me atribuyo nada: lo cierto es que tanto tirios hagiógrafos como troyanos lobotomizados han sacado tajada del Chiquilicuatre, que anda como un loco, vihte, pidiéndo el teléfono de la esgae.

3. Aunque puestos a perrear con el Chiquilicuatre, me huelo que va a volver en su versión más reggaetona: el Fede Riki

(Perrea-perrea)

Calumnia a Gallardón
Siéntete libre
De quitar a Rajoy
Y poner a Aguirre

Y el Fede Riki se baila así:

¡Uno:
el onceéme!

¡Dos:
el rrrrompespáña!

¡Tres:
el Losobispos!

¡Cuatro:
el SonDeLaÉTA!

Baila el Federiki
Bala el Federiki
Con los Peones Negros
Y demás Frikis

Lo baila Pedrojota
Y Nacho Villano
Lo baila Luis del Pino
Con la mochila en la mano


¡Ríndete, Operación Triunfo!

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Humor político: he llorado de risa con esto:

10 COSAS QUE PASARÁN EN ESTA LEGISLATURA.

Recomendable para olvidar la cosa espesa esta de la política española.

Antón Lagunilla dijo...

¿Presentará mañana Rajoy su dimisión como Secretario General del PP, e invitará además a buena parte de la Ejecutiva -Aceves, Zaplana, Martínez-Pujalte, ...- a hacer lo mismo?. Debería.

Anónimo dijo...

Jajajaja, Muy bueno profe. este año ganamos Eurovisión!!!!