29 octubre, 2009

Allá voy y que arda Troya

Esta vez sí lo voy a hacer, sí señor. Me voy a apuntar a uno de los cursos de formación de personal docente que ofrece mi universidad decente, a un rollo de pedagogos & Cia. No debería avisar, lo sé, pero iré con antifaz o algo. Pienso intervenir, si ha lugar, y que sea lo que los dioses quieran. Oye, que se gane el sueldo ese personal tan excelente que enseña a aprender cómo se aprende a enseñar.
Todavía estoy bajo los efectos traumáticos de lo que me explicó mi compañera del alma sobre un curso al que asistió hace unos días. No sé cómo se titularía, pero el montaje era así. Se trataba de enseñar al profesorado asistente cómo poseer y transmitir capacidad de liderazgo, eficacia comunicativa y todas esas lindezas. De pronto, el profe experto que maravillaba a la concurrencia con sus ocurrencias sacó de un maletín pan, mantequilla y jamón. ¿La hora del receso, esta vez con pincho incluido? No. Les dijo a los presentes, hambrientos de competencias, destrezas y habilidades, que debían reunirse en grupos y debatir sobre la mejor manera de prepararse un bocadillo. Palabra de honor que no me lo invento. Luego cada grupo tenía que escoger un portavoz y cada portavoz debería explicar a todos cómo se explica la mejor manera de preparar un bocata. El grupo cuyas instrucciones fueran más claras y convincentes ganaría esa contienda tan interesantísima. Con un par. Yo no quiero volver a perdérmelo. Mira que si llevo media vida colocando mal las lonchas o partiendo el pan por donde no se debe...
Además, quiero beneficiarme del gasto que tan generosamente está haciendo mi universidad. Mi universidad está en una crisis económica aterradora y nos andan convenciendo para que gastemos menos papel o hagamos el pis en casa para ahorrar agua en el baño, pero no se corta un pelo de organizar estos cursetes que suelen ser impartidos por especialistas que vienen del quinto pino. Ya saben, avión, hotel y una remuneración que no será mala. Será por pasta. Imagino que esto funciona como siempre: los de aquí invitan a los de allá y los de allá invitan a los de aquí. A llevárselo crudo los que estén en la pomada, al grito de enseñemos a enseñar. Por ejemplo, enseñemos a enseñar cómo se mastica el jamón o cómo se rasca un profesor las partes sin que sus alumnos se enteren de lo que se está tocando.
El problema es que el tiempo no me alcanza para asistir a todos los cursos que hoy nos han ofertado por correo electrónico y tendré que seleccionar alguno de los más apasionantes. Les ruego, amigos, que me den su parecer y me aconsejen. Dudo entre el que se titula “La comunicación interpersonal entre profesor y alumno dentro del cambio generacional”, que me gusta porque hace hincapié en que la comunicación entre profesor y alumno se da entre personas y, por tanto, es interpersonal, y el que se llama “Desarrollo de habilidades personales”. Creo que he perdido últimamente unas cuantas de ésas y me gustaría recuperarlas. Por ejemplo, ya no soy capaz de mover las orejas mientras me ducho y tampoco consigo ya excitarme con las pornos. Así que vamos a ver si me enseñan alguna técnica apropiada.
Los temarios y objetivos son de muchísima enjundia. El de la comunicación interpersonal entre las personas tiene los siguientes objetivos, que copio de la web oficial de la cosa. Como objetivo general, el de “Desarrollar en el profesorado participante una de las competencias que propone la Convergencia Universitaria Europea de la Gestión de Relaciones Sociales: La Comunicación Interpersonal”. Oh, sorpresa, uno de los objetivos de Bolonia es la comunicación interpersonal. Para que luego digan. Como “objetivos específicos” se marcan estos:
1.- Definir el concepto de Comunicación Interpersonal
2.- Analizar la comunicación interpersonal entre profesor y alumno.
3.- Describir el cambio generacional
4.- Demostrar y explicar los conflictos de la comunicación.
5.- Aplicar los pilares de la Comunicación efectiva.
No sé por qué el lince este escribe unas veces "Comunicación" con mayúscula y otras con minúscula. Será ortografía pedabóbica, supongo. ¿Para cuándo un curso de lectoescritura para pedagogos a la remanguillé? Con fichitas, powerpoint sencillito y trabajo en grupete, por supuesto.
¿Qué les parece? ¿Verdad que voy a aprender de lo lindo? ¿Conseguiré entender qué es el cambio generacional y me quedarán demostrados los conflictos de la comunicación? Estoy ilusionadísimo.
El curso sobre “Desarrollo de habilidades personales” se propone todo esto:
• Identificar estados emocionales.
• Interpretar y expresar sentimientos, esperanzas y temores y manejarlos adecuadamente.
• Incrementar la efectividad personal y profesional.• Conseguir una comunicación más eficaz.
• Optimizar las relaciones interpersonales.• Aumentar la motivación en el trabajo.
• Favorecer la consecución de los objetivos personales.
• Ayudar a que otros consigan sus propios objetivos.
• Prevenir los efectos perjudiciales de las emociones desagradables.
• Desarrollar habilidades para generar emociones positivas, incrementar la competencia emocional y automotivarse.
• Adoptar una actitud positiva ante la vida.
¿Se creen que estoy de broma? Pues vayan a la web de unileon y compruébenlo con sus propios ojos, so incrédulos. A mí de este curso lo que más me interesa es lo de identificar estados emocionales y adoptar una actitud positiva ante la vida. Por ejemplo, yo muchas veces me siento cabreado, mismamente en este instante, pero a lo mejor es que no identifico bien mi estado emocional y en realidad lo que sucede es que tengo gases; o que me falta una actitud positiva ante la vida, vaya, ante la buena vida que algunos se dan a costa del erario público y de las modas estúpidas de estas universidades llenas de soplagaitas y pícaros.
Ya les contaré, si es que no me llevan preso por ciscarme en los pedabobos.
PD.- Entren el la web, please, y no se dejen de pinchar donde pone en cada caso “ficha completa del curso”. Se van a divertir antes de ir al baño. ¿De verdad que Bolonia es eso? ¡Quiero jubilarme o pasar a la clandestinidad! ¡Tirémoslos al río ya!

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Tenemos que grabar, señor, para que no se pierda nuestra gran oferta.
Le paso con mi compañero.

Federico dijo...

Me siento en la mismísima escuela de formación docente. Que alcahuetería!

Anecado dijo...

Pues sí señor, cuando yo hice un cursito parecido en mi universidad, también nos formaron en grupitos, pero la cosa era más elaborada. Eran de tres, y uno era nombrado actor (el que hablaba), otro secretario (tomaba notas) y un tercero observador (cuyo papel nunca quedó claro). A nosotros en vez de preparararnos la merienda, nos hicieron montar un barquito de Lego. Tómese un lexatín antes de entrar. Ante tanta quincalla académica vendida como el no va más de la innovación docente, lo va a necesitar. Creáme.

Gaviota dijo...

Por favor,

Me gustaría un detallado resumen del de "Técnicas de motivación de los estudiantes". Junto con el de "Desarrollo de habilidades personales", debe ser ahora usted un 'éxito' rotundo.

Carmen dijo...

Todos los cursos están destinados a:
Personal docente e Investigador de la ULE con docencia asignada en el Plan Docente de una asignatura, como mínimo.

Cuando se refieren a una asignatura como mínimo, entiendo que quienes se dedican a sacar la lengua en los pasillos no pueden acceder.¡Cachis!

Un cordial saludo.

Lopera in the nest dijo...

He seguido tu consejo, he entrado en la página y después he pinchado en "la ficha". Dos conclusiones:

1. De los cursos ofertados todos menos uno los dan profesores de fuera de la unileon. O sea, que ya estáis combatiendo la endogamia. Muy bien!.

2. En el que he pinchado sobre "la Comunicación interpersonal entre el profesor y el alumno dentro del cambio generacional", el profesor que lo da parece ser un experto en "Agresion", al menos eso es lo que me dice el Sr. Google cuando le pregunto quien es este profesor. O sea muy lógico!.

Desde la caverna de Platón dijo...

Pero lo que más mola del asunto, don Juan Antonio, es que los profesores de enseñanza media llevamos ya muchos decenios soportando esta pedorrez, propiciada por multitud de pedabobos de su propio universitario fregadero, residentes normalmente en uno de los edificios de enfrente (el de los de las "Ciencias" de la Educación), mientras el profesorado adlátere miraba para otro lado como diciendo: ¡que se jodan, que esto no nos va a tocar a nosotros!
Pues sí, al final toca. Toca en salva sea la parte. ¡No le quiero contar para qué les va a servir la mantequilla!
Un saludo y muchas gracias por hacernos pasar tan buenos ratos.

Desde la caverna de Platón dijo...

Ah, se me olvidaba. El de “Nuevas metodologías didácticas: hacia la clase interactiva y más allá” me parece de fumarse antes unos canutos y disfrutar del Más Allá. Y el de “Gestión On-line de la enseñanza semipresencial” para pasar directamente a las drogas duras y al aguardiente de Potes.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

MONTEMOS UNA FORCE DE FRAPPE

Sigámosles ciudad a ciudad y universidad a universidad. Luchemos aula por aula.

Dime fechas, que me apunto y la liamos. Y luego publicamos un artículo con rico anecdotario.

Propuestas:

A. ENTRAR EN SU JUEGO Y DARLE LA VUELTA. Manejar el palabrerío huero de esta gente contra ellos mismos. Ejemplo: "¿No cree que antes de definir comunicación interpersonal es necesario definir persona?"; "¿Es posible que en vez de comunicación interpersonal transgeneracional avancemos hacia una comunicación transpersonal intergeneracional?".

B. ACTUAR A SU NIVEL. Tomárselo TOTALMENTE en serio. El Secretario levanta acta: "LEÓN, a 1 de noviembre de 2009. REUNIDOS: el presidente, el observador, la chapata, dos lonchas de jamón, envase de Mantequilla La Asturiana. SE RECONOCEN MUTUAMENTE CAPACIDAD AL EFECTO..."

C. TÁCTICAS DE AGRESIÓN: Cuando nos presentemos, pedirles que ellos se presenten: ¿EXPERIENCIA DOCENTE CON MAYORES DE EDAD? ¿PUBLICACIONES EN REVISTAS INTERNACIONALES? ¿ESTANCIAS EN CENTROS DOCENTES EXTRANJEROS?

Show no mercy. No se hacen prisioneros. Son ellos o nosotros.

¡CIUDADANOS, A LAS AULAS!

Desde la caverna de Platón dijo...

Ante todo mucha calma:

¡me encanta! ¡me encanta! Además de profesor de Instituto soy tutor en la UNED. ¡Invitadme a las trincheras, por favor!

AnteTodoMuchaCalma dijo...

¿Qué me dice, Prof? Con el amigo Cavernícola Platónico ya somos tres...