02 mayo, 2006

Test de supervivenvcia para progres confiados.

Je, ya sé que usted está cómodamente sentado en su sofá, sonriente y pensando que qué guay lo de Evo (¿ha visto el editorial de hoy en El País sobre el tema? Jeje, se acabaron las frivolités, nos han tocado la pasta) y qué narices las de Ahmadineyad y que menos mal que están ahí Chávez y Castro para pararle los pies al imperio y que hacen muy bien los “insurgentes” iraquíes (esos asesinos que no podemos dejar de admirar, como a tantos matones sanguinarios del siglo XX que han pasado a atestar ese altar que todos los idiotas vamos construyendo en nuestro corazoncito masoca). Está bien, no le digo nada. Entiéndase usted sobre todo eso con sus almorranas cerebrales. Yo solamente pretendo hacerle unas preguntillas, un pequeño test para ver cómo le puede ir si las cosas pintan tan mal como amenazan. Porque un día de estos este mundo tan horrible e injusto, en el que usted vive tan requetemal y tanto sufre, va a hacer catacrak. Concretamente crack. Ojalá no, pero... ¿Ha leído usted algo sobre lo del 29 y el jueves negro y tal? Pues eche un vistacillo, vea qué hermosos paralelismos, repase y vaya poniéndose en situación para el cuestionario.
Responda para sus adentros con la sinceridad que sus prejuicios le toleren y vaya sumando síes y noes.
1. ¿Dispone usted de alguna casa, aunque sea pequeña e incómoda, en la que pueda vivir si la que actualmente habita se la queda el banco porque las hipotecas se disparan y a usted no le alcanza la guita para los intereses?
2. ¿Sabe usted hacer algún trabajo manual y no cualificado para el caso de tener que ganarse la vida cuando el Estado tenga que adelgazar a base de prescindir de funcionarios o las empresas que subsistir a base de cargarse a los liberados y los inútiles de distinto pelaje?
3. ¿Tendría usted posibilidades reales de emigrar a otro país y ganarse la vida en él si aquí las cosas se pusieran muy chungas y agresivas?
4. ¿Estaría usted dispuesto a tragar con que su hija, mujer o hermana se hicieran jineteras, cual súbditas de su ídolo barbudo, para poder llevar algo de dinero a casa y que la familia tenga para comer caliente?
5. ¿Ha conocido usted o se imagina la vida sin residencia de verano o sin viajes a lugares soleados y exóticos para pasar las vacaciones?
6. ¿Le parece a usted que en caso de una brutal crisis económica del primer mundo van a sufrir mucho más –como siempre- los más pobres y desfavorecidos de aquí, comenzando por los inmigrantes?
7. ¿Cree que una crisis económica tal llevaría en muchos de nuestros países a una abrumadora mayoría de algún partido fascistoide y violento?
8. ¿Opina que muchos antiamericanos de hoy clamarían a EEUU para pedir árnica y muertos si algún otro nazi loco aprovechara la coyuntura para imponer en Europa una tiranía sanguinaria?
9. ¿Cree usted que gran parte de los que aquí y ahora pasan por intelectuales críticos, progresistas y multiculturales se pasarían al bando del fascio para trincar puestecillo o, cuando menos, callarían como sabandijas?
10. ¿Le parece que en Irán, Iraq, Arabia Saudí, Venezuela, etc., los países con mucho petróleo, pese a esa crisis de Occidente, o por ella, los jeques, tiranuelos y plutócratas seguirán siendo tan ricos o más que siempre y los pobres tan míseros como ahora?

Si sus respuestas positivas son ocho o más, usted está entre los que se pueden librar de lo peor, a nada que la suerte lo acompañe y se mantenga atento.
Si son entre cinco o siete, no está del todo perdido, pero más vale que se aplique a organizar su hacienda, su trabajo y sus ideas.
Si son menos de cinco, relájese y siga gozando mientras pueda, pues lo van a joder sus propios amigos y correligionarios.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me suena a maniqueismo, a repetición de la historia (para la que nadie mira. No sea usted tan trágico (aunque razón no le falta).

IuRiSPRuDeNT dijo...

¿y si son entre dos y tres?

PD: yo ya no monto una familia, joer bueno mientras quede para tomar un cafe.

Un amigo dijo...

Vamos a ver, me desabotono ...

1. Sí
2. Sí
3. Sí.
4. Sí, y yo mismo si hace falta. Encuentro mucho más ético hacer una chapa que una especulación en bolsa.
5. Sí.
6. Sí.
7. No. Lo que está asomando la patita no es una crisis económica sino una crisis energética. También los coches de los fascistas se quedarán parados.
8. Véase 7.
9. No me preocupan.
10. Depende de la perspectiva histórica. Los mejores datos parecen indicar que la producción de petróleo ha empezado a disminuir; la renta por cápita (sí, un indicador grosero, estoy de acuerdo) en Arabia Saudita lleva varios años bajando. Lo de tener petróleo es como tener dinero, coyuntural.

Salgo a seís síes -acentúo un poco forzado sólo por la ilusión del palíndromo-, no sé si las cuatro últimas puedan arrimar algún decimal a mi debilitada ascua. Acepto por lo tanto sugerencias para organizar hacienda, trabajo e ideas.

Yo estaba con la idea simplota de que, cuando caigan las primeras bombas en Irán, se habrá acabado el mundo tal y como lo conocíamos, y para siempre jamás. Veremos qué nos depara el mundo nuevo; en el fondo, resulta interesante. Pero acepto con mucho gusto a quien me pueda ilustrar e iluminar de forma más refinada.

En cuanto al editorial de El País, es patético. Patético, patético. Ese mundo se ha acabado ya, no tiene que esperar a las bombas.

Saludos a todos,

Anónimo dijo...

1. No
2. Sí
3. No emigro, yo muero en ESPAÑA (si de mí dependiese).
4. No, hay otras maneras de sobrevivir
5. Sí
6. No sufrir más un pobre es imposible
7. Pero, como de violento ¿como el cuartel de Roquetas de Mar ?
8. Sí
9. No creo que se atrevieran
10. Fijo que sí