26 enero, 2007

Poema

Oscurece en hora impropia.
Alcázar de San Juan,
anuncia una voz neutra.
¿Dónde estarán los pájaros?
¿Dónde se guarecen los pájaros
de la lluvia? Niños morenos corren
por el andén, con maletas, y ríen.
Arranca el tren y enfrenta la lluvia.
Por un instante duele
toda la luz que falta.

2 comentarios:

roland freisler dijo...

En su soneto de amor XLV, en el primer cuarteto, Neruda nos habla de una estación de trenes, simplemente impresionante :
No estés lejos de mí un solo día, porque cómo,
porque, no se decirlo, es largo el día,
y te estaré esperando como en las estaciones
cuando en alguna parte se durmieron los trenes.

el rafa de gijón dijo...

NO SE COMO ME ENAMORÉ DE TI.

Me gustaría decírtelo,

pero mis recuerdos

están adormecidos

presos en las nebulosas

de un tiempo solitario,

tibio y hermoso, pero

silenciosamente lejano.

Y TAMPOCO NECESITO SABERLO.

Percibo lo que tengo

ahora entre mis dedos,

lo que aun perciben

mis ojos ilusionados,

lo que aun sienten

mis labios inquietos,

lo que aun escuchan

mis oídos anhelantes,

lo que aun canturrea

mi boca esperanzada,

lo que aun acaricia

mi piel adolescente.

PORQUE SIGO TODAVIA ENAMORADO.