17 abril, 2007

Cartas de Bienvenido. IV

Parece ser que la progresía no es capaz de diagnosticar las enfermedades y preconizar una cura razonable, pero, gracias a los termómetros, constata la existencia de fiebre.
A Joseph Stiglitz le han publicado una entrevista en El Correo, el domingo pasado porque va a impartir una conferencia en Bilbao sobre el empleo. El Correo resalta una de sus declaraciones: "Los trabajadores de los países ricos son los perdedores de la globalización". Insiste en que son los trabajadores poco cualificados los que más pierden...[ Yo no creo que eso suceda en España; los mileuristas y becarios no son trabajadores poco cualificados]. Y entre los ganadores "individuos de muy alto nivel salarial -directivos de empresas- que se han beneficiado de unos costes de producción más baratos y una presión a la baja en los salarios, lo cual les deja más margen de beneficio" .Y debería Mr. Stiglitz añadir, beneficio que no se distribuye a los accionistas, sino que se lo apropian merced a elevadísimos sueldos, coches de empresa, visas oro, contratos blindados, asesoramientos pagados a precio de diamante tallado...etc., etc., etc. Pero claro, Mr. Joseph de eso no dice nada, porque, al fin y al cabo, los que le han invitado son precisamente esos ganadores.... El asunto debe de empezar a cantar tanto, que hasta El Piis se ha hecho eco, de forma sesgada, como se puede ver en un artículo de Andrés Ortega, de título tendencioso, "Clases medias revolucionarias" (El Piis, 16/04/2007), eso sí, utilizando un estudio del Ministerio de Defensa... británico.
Y a su modo, los candidatos a la presidencia gala, que, independientemente de su ideología y de los intereses de sus potenciales votantes, hablan en campaña no pocas veces de cosas serias, como cómo hacer crecer la economía gala al 5% anual: incremento de las horas de trabajo exentas del IRPF, bajada de la fiscalidad... O los "intelectuales" galos conscientes de que para crecer hay que tomar medidas menos coyunturales y más a medio plazo, como poner la universidad al nivel de las de USA, liberalizar ciertos servicios (¡entre ellos los taxis!) y el mercado de trabajo (Le Monde, “Les leviers de la roissance").
Aquí, "gracias" al terrorismo y al boom inmobiliario, cara al sol...
Un abrazo.

4 comentarios:

Lopera in the nest dijo...

Hoy, Javier Caraballo, http://elblogdejaviercaraballo.blogspot.com/
escribe en su blog acerca del cierre de la factoría Delphi, y de la reacción de los trabajadores a este cierre. Merece la pena resaltar una frase en su brillante artículo:

"Los países desarrollados sólo tienen una salida frente a la deslocalización, ofrecer mano de obra cualificada y participar, con sus universidades y sus empresas, en el desarrollo de nuevas tecnologías."

Después de la reforma de la LOU que ha hecho el actual gobierno, creo que el anfitrión de este blog lleva toda la razón: Pongámonos a leer a Virgilio, quizás con música de Satie de fondo.

tumbaito dijo...

SI "Los países desarrollados sólo tienen una salida frente a la deslocalización, ofrecer mano de obra cualificada y participar, con sus universidades y sus empresas, en el desarrollo de nuevas tecnologías.", ENTONCES NO TENEMOS SALIDA.

¡FELIZ LECTURA!

valentina colucci dijo...

tumbaito
perdona que te diga los paises desarrolllados no tienen una salida frente descolocacion.

tumbaito dijo...

¿Dije yo lo contrario?