09 abril, 2007

Política de la risa y risa de la política

Vienen los periódicos llenos de las risas del comando Donosti, cuyo juicio acaba de comenzar en la Audiencia Nacional. Ríen, sí, ríen mucho, hacen bromas, saludan con gestos alegres a los amigos y parientes que se encuentran en la sala. Se les ve contentos, satisfechos, realizados. Son héroes para ese particular mundo suyo de chapelas, parabellum y cobardes, muchos cobardes. Son lo más fashion en gusano, los reyes de la pasarela de las hienas, los modelos de la moda primavera-verano en pistoleros. Ríen, se solazan, se pavonean, se hinchan. Lucen con delectación cada muesca que portan en el alma y sueñan, seguro que sueñan, con sus nombres un día en las calles de los pueblos de eso que llaman su patria y donde hay mucha gente buena y un mareante olor a estercolero. Muchos de su tierra tienen bloqueada la pituitaria, abotagada la humanidad, insensibles las glándulas morales, flácido el atrevimiento.
Ahora dicen los investigadores que han dado con la parte del cerebro que determina los sentimientos morales. Ya podemos afirmar con propiedad y sin concesiones a la retórica que estos risueños asesinos están descerebrados. En algún momento –tuvo que ser en la infancia, son muy jóvenes- les amputaron ese lugar de la cabeza donde se localiza uno de los pocos detalles que nos diferencian de las bestias más innobles. Ríen porque se ve que su risa debe de depender de otra parte menos elevada, puede que de los pies o de alguna cavidad que el común de los mortales usamos para otros menesteres. Deberían limpiarse la risa con papel higiénico, o arrojar al retrete los espejos que los muestran riéndose y luego tirar de la cadena.
No me explico cómo las buenas gentes de su tierra vasca –hay mucha buena gente vasca- no decreta de inmediato un día sin risa –pásalo-, no sé cómo los buenos vascos no desconectan televisores y no cierran los periódicos que les retratan estas sus vergüenzas satisfechas, no comprendo cómo la buena gente vasca no piensa que se están riendo de ella estos sanguinarios juguetones, que dicen que se ríen porque aman su tierra y que por eso les sale la risa cuando los juzgan por los que mataron. No llego a entender por qué no convoca el lendakari una manifestación en las puertas mismas de la Audiencia Nacional para pedir a los magistrados que no permitan a semejantes niñatos reírse así a costa de los vascos (y las vascas) y de los no vascos (y las no vascas), para que se defienda seriamente la ética y la estética de los vascos, para proclamar que no pudo nacer propiamente de vasca el que tanto se ríe de los muertos que mató, para pedir a voces que los saquen de esa urna y los metan en una pocilga más acorde con su naturaleza, una pocilga con todas las comodidades y donde puedan reírse y aparearse con los de su especie, pero sin que tengamos que verlos todos, sin que tengan que verlos así y abochornarse los buenos vascos y las buenas vascas –que hay muchos y muchas-.
Qué les pasa a los que ríen, sí, pero que les pasa también a esos vascos –tantos buenos vascos- que callan mientras ríen y ríen estos engendros que les salieron en sus propias entrañas. Sí, ya sé, hay unos pocos que levantan la voz y la levantan bien alto, son diez o doce los más aguerridos, y sus nombres los sabemos todos y los vemos siempre, con sus escoltas, con su ejemplo, y detrás tienen unos pocos cientos o miles más, que luchan por diferenciarse de los que ríen y de los que callan y miran para otro lado y bajan la voz y cambian de conversación. Pero ¿qué piensan de esas risas los buenos vascos que callan? Puede que los sientan como las ovejas negras de la gran familia vasca, o como ovejas simplemente descarriadas de la gran familia vasca. Pero ¿qué pensaría usted, lector de cualquier parte, si viera que se ríe así un familiar suyo cuando lo van a juzgar por la gente que mató, o que quiso matar, a sangre fría y por la espalda? ¿Querría volver a tenerlo con usted en la cena de nochebuena? ¿Rogaría y pelearía para que retornara al hogar y jugara con sus hijos de usted y pellizcara a sus primas? ¿Le parecería injusta la pena, cualquier pena legal, que se les impusiera y consideraría que no son más que víctimas de los poderes abusones e ilegítimos del Estado? ¿Estaría usted tan enfermo también?
Dejemos un rato a los degenerados que ríen y a los vascos que callan. ¿Qué hay al otro lado? Al otro lado no hay nada; o no se ve nada. Porque la gente, aburrida y harta de los tiros y de las risas y de las sonrisas y de los gestos y de las frases hueras y del puto precio del café, digiere su desazón en casa. Lo único que vemos en los medios de comunicación son los pescadores de río revuelto de la política nacional, y de la otra, también nacional, que ya no es política ni cosa que merezca el noble sustantivo, que intentan ordeñar con avaro designio el hastío y el asco de la gente de bien de todas partes, o que ofrecen su sonrisa y su mano y el patrimonio moral de toda una sociedad a éstos que se lo toman a risa. Vemos ciudadanos desarmados –moralmente desarmados- porque no se atreven ni a condenar las risas ni a escupir en las fotos de esos otros cobardes, porque temen que los confundan con el PP o con los franquistas. Vemos ciudadanos a los que se les ha arrebatado la ideología y la decencia y los sentimientos y las referencias morales y que a lo más que llegan es a preguntarse si el desenfado de los matones beneficiará más a Zapatero o a Rajoy, que también sonríen en cuanto pueden.
Frente a ésos que ríen porque se sienten vascos –ay, qué vergüenza para los vascos buenos- y que se proclaman orgullosos de ser vascos y de pertenecer a ETA, el ciudadano común ya no sabe a qué pertenece ni de qué sentirse orgulloso, pues de su Estado le están diciendo que es un Estado opresor e injusto, y su Gobierno no dice que no a las claras, y de su Constitución le dicen que garantiza libertades que el ciudadano no sabe cómo usar, pues ya no se atreve apenas a pensar y, desde luego, se mira mucho antes de decir lo que piensa, por el qué dirán, por las etiquetas, por los tópicos, por los encasillamientos. El ciudadano se queda paralizado porque observa que ellos, los etarras disfrutones, tan monos con sus melenitas, tan atildados con su informal vestuario, tienen una ideología, aunque la hayan sacado de los vertederos de la Historia, y saben utilizar la Constitución que detestan, y que por ello pueden reírse y se ríen, y pueden hablar y hablan, y pueden pensar y piensan, aunque huelan sus ideas a orines y a putrefacción. Pero este ciudadano nuestro no sabe qué opinar, no sabe qué sentir, no sabe qué decir. Sobre todo, ya no sabe qué decir. Y tampoco sabe qué les va pasar mañana a éstos que ahora ríen, cómo les va a salir la jugada y si finalmente reirán pronto en libertad y tendrán grandes recibimientos cuando regresen a su casa y una calle en el pueblo y mil homenajes en mítines y panfletos, y si dirán los fiscales que rieron sin mala intención y que la risa es libre y que con la risa no se mata y que por tanto no pasa nada, absolutamente nada, y que somos todos igual de buenos y que aquí paz y después gloria y que mira qué risa.
Aquí en León anda la sociedad hoy alterada, pero no por las risas de esos gudaris de pacotilla. Ayer en Cistierna tres gitanos apuñalaron al joven hermano del alcalde y lo mataron. La gente de la localidad ha querido linchar a los autores, ha insultado a la guardia civil que los protegía y han protestado ante el juzgado, gritando que ya se veía venir y que hace tiempo que pedían medidas para evitar el drama anunciado. Y no hay que linchar, no y mil veces no, muy bien ha hecho la guardia civil al amparar a los homicidas y se les juzgará y serán condenados y todo funcionará con la normalidad del Estado de Derecho... para los gitanos. Pero ¿qué diría todo el mundo si el día del juicio se les viera riendo, recreándose, llamando fascistas a los jueces, haciendo la uve de la victoria, guiñándo el ojo a los parientes, proclamando lo orgullosos que se sienten de su acción y su nulo arrepentimiento? Ardería Troya. Y vendrían estos politicuchos de alcantarilla que tenemos y endurecerían otra vez las leyes y nos asegurarían que habrá mano dura y nos jurarían que no habrá impunidad y construirían nuevas cárceles y pedirían órdenes de alejamiento para el primero que se riera y casi nadie -tampoco los políticos- se encargaría de recordar que hay muchos gitanos buenos.
Está muy enfermo, mucho, un país en el que las elecciones se ganan –o eso se piensa- aumentando las penas y el rigor para los gitanos que matan o para los maridos que matan o para los machistas que acosan o para los desgraciados que miran fotos de niños desnudos en la pantalla de su ordenador, pero que tiende la mano y les sonríe y les pone posturitas y les ofrece comprensión y mimo a esos malditos etarras –o a sus marchantes, correveidiles y ladillas- que se están riendo de todos nosotros –y de ellos, de los políticos- en la Audiencia Nacional. ¿O es que tenemos todos que matar en manada para que se nos considere, para que se nos pregunte qué nos pasa y qué queremos, para que se nos respete, para que se nos ofrezca algo a cambio de las pistolas y de la risa, para que podamos reír en paz y reírnos de la paz? Ya sé que no, por supuesto que no. Pero lo parece.

20 comentarios:

Antón Lagunilla dijo...

Si el Pacto Antiterrorista no se hubiera inclumplido por el PSOE,

Si nunca se hubiera iniciado el mal llamado "Proceso de Paz",

Si De Juana Chaos siguiera en la cárcel (o en el cementerio, por voluntad propia),

Si se hubiera procesado al Fiscal General del Estado por la presunta comisión de un delito (o varios) de omisión del deber de perseguir delitos (art. 408 del Código Penal), por retirar la acusación contra Otegui y no extenderla al resto de la Mesa de HB;

Si se hubieran eliminado todo tipo de privilegios a los presos de la banda,

Si se hubiera procesado a los dirigentes de HB por la presunta comisión de un delito de asociación ilícita (art.s 515 y 518 del CP), colaboración con banda armada (art. 576 del CP) y/o justificación del terrorismo (art. 578 CP);

Si se hubiera identificado, detenido y conducido ante la autoridad judicial a los autores de la kale borroka,

si el Secretario General del PSOE fuera Nicolás Redondo o Rosa Díez,

si las próximas elecciones las ganara el PP por mayoría absoluta,

¿Seguirían riéndose?

tumbaito dijo...

¡Sí!

profesor lokowitz dijo...

...aumentando las penas y el rigor para los gitanos

Me parece que vivimos en países diferentes.

Un amigo dijo...

Yo me alíneo con Tumbaíto; no creo que se rían principalmente por consideraciones prácticas -la famosa, y para mí falsa, hipótesis de ´rendición del Estado'.

Aunque objetivamente, si prosperase un acuerdo de pacificación en el País Vasco, seguramente pasarán menos tiempo en el trullo que si hubiesen sido detenidos en 1997, a igualdad de las demás circunstancias. En ese sentido, si parte de su risa fuera cínica previsión egoísta de beneficios, sería al mismo tiempo previsión de algo -el mentado acuerdo- que dividirá opiniones, ciertamente, pero que hace falta decir que no a todos nos parece necesariamente negativo.

Se ríen por ser quienes son; es una risa que expresa su actitud en general (y en mi opinión, tiene algo de fingido, de forzado, de bravuconería dirigida a "su" galería).

Yo los veo intrascendentes, criminales, pero intrascendentes.

Me suscitan más ira, mucho más, los 650.000 civiles muertos en Irak estimados por The Lancet (¿habéis leído el artículo que ha publicado recientemente en The Guardian el director de la revista, titulado "Un monstruoso crimen de guerra" http://www.guardian.co.uk/Iraq/Story/0,,2044345,00.html)(¡y eso en el país del understatement!).

ETA, asesinando al ritmo medio que lo ha hecho desde su creación, habría necesitado unos 38.000 años para igualar esa marca.

Y yo sigo viendo fotos de Bush, de Blair y de Aznar riéndose a carcajada limpia, solos, con sus amigos y con sus familiares.

Así que si de risas se habla ...
mucho hay que llorar, o vomitar, dependiendo de los gustos de cada uno, y no sólo por éstas.

Saludos,

IuRiSPRuDeNT dijo...

Camaras, risas, hipocresia. Lo de siempre. Son unos asesinos, sí. Pero rien de rien. Rien como nuestros politicos, posan jejeje posan como nuestros politicos. una sonrisita para dar seguridad sensación de que aqui no pasa na, a esas mayorias minorias de edad. Pobrecines es que necesitan una sonrisa. Asesinos sí pero conocen el valor de la risa. Nuestros políticos tambien.

PD:una risotada por favor

roland freisler dijo...

Un amigo
Si sintiera Vd de verdad lo de los 650000 iraquíes, hubiese sentido antes lo de los 2000000 de kurdos o lo de los 50000000 de nativos indios que nos cargamos los españoles , etc... que por muertos no queda y más sangrante el 1000000 largo de obreros muertos desde 1978 y más de 2000000 de obreros heridos en el mismo espacio de tiempo mientras siguen riendo los patronos, los sindicalistas amarillos y los inspectores y subinspectores de trabajo.
Por otro lado, ya sabe Vd que gran parte de esos 650000 (que ya debe ser alguno más)han muerto de común acuerdo de la ONU ¿o no? (me estoy haciendo rapero)
Estamos hablando de si deben tomar esa actitud desafiante esos asesinos y de la respuesta social que debe darse a esa actitud. No son intrascendentes, siendo muy respetable su opinión, porque animan a sus respaldadores.

ARCANGEL dijo...

Ilmo sr catedrático
los etarras se ríen de los jueces, de los fiscales y demás cuerpos de seguridad, por el alcahuetamiento de los políticos que tenemos, que se aprovechan de la sangre que los de ETA derraman para tener votos y los medios de comunicación que juegan un papel muy importante en su propaganda.
Si se les pone cadena perpetua se les corta la risa y al que se ponga en huelga de hambre alimentarlo con amonal para ver si revienta.

VOX POPULI dijo...

iLMO SR CATEDRÁTICO
le diré que respecto a las sonrisas de esos reptiles, ni me extraña ni me asombra ya que HP conocido como ZP, tiene la boca como un sapo, no como una rana, como un sapo, por lo tanto no me extraña que en Europa con estas políticas antiterroristas que tenemos en España seamos el hazmereir de todo el mundo.
Yo, como buen español me doy por aludido respecto a esas sonrisas que esos malafollas tienen en su demencia mental y si me acuerdo bastante de ellos cuando voy a la taza del water y les mando un regalo para los terroristas de ETA que están en la cárcel ,para los que están en la Audiencia riéndose y de paso sirvase VI de mandar otra a la zarzuela para los borbonazos que son la auténtica suciedad de estos que se hacen llamar demócratas sociales.
Lo que tenemos en España es una dictadura de partidos que no la tuvo ni el General Dn Fco Franco Bahamonde, pero mire VI ilmo sr catedrático, yo con una sonrisita de español les formaría consejo sumarísimo y aquí te cojo y aquí te mato y a ver si estos cabrones volverían a reirse en plena sala de un tribunal judicial que están cagaditos de miedo y también deberían ser sancionados por soltar a Juana de Chaos y archivar lo de Otegi, así que por tanto, no me extraña que se rían porque España es un barco a la deriva y sin capitán.

Eleonora dijo...

¡No son risas! Son las groseras muecas de las máscaras de la muerte y del desprecio. Son los terribles reflejos que provocan nuestras torpes reacciones: el "y tú más" "y en Irak" y las pueriles actitudes de "contradependencia" y las cobardías y los egoismos...
Menos mal que hay quienes, como Savater y otros, redimen a la humanidad de tanta escoria.

la modorra dijo...

buenas vox populi :
usted señor fascista me gustaria comunicarle que es usted un simberguenza . Y se merece todo todo todo pero todo lo peor . Lo primero tiene mas defectos k mi abuela que empaz descanse que se murio con 97 años y se cuiaba mejor que tu .repito que es usted un simberguernza .El primer defecto de usted señor fascista es que tiene la boca mas torcida que un chimpance y la nariz a parte de que la tienes torcida la tienes enorme que abarca mas que españa
y lo mas importante es que en la voca te fanta un diente y estas mas feo que un señor de 93 años y tienes el pito mas pequeño que un niño de 3 años . espero que contexte lo mas breve posible.

tumbaito dijo...

¡Qué payasos que son ustedes! No me extraña que los etarras rían. Lo que me extraña es que ustedes revienten como consecuencia de un bombazo y no de su estupidez, pero bueno...

No es Bush quien está matando Iraquíes. Son otros iraquíes quien los están matando.

Replicarán, pero si Bush no hubiese invadido iraq, entonces ahora unos iraquíes no estarían matando a otros.

¿Qué no andarían matando? ¿Admitimos a los kurdos como víctimas de esos iraquíes malos?

Hasta ahora los iraquíes asesinos podían matar dentro de un favorecedor orden social socialista. Sin embargo, tras la llegada de las tropas americanas. Tienen que matar en un escenario más accidentado. Pero como podemos observar, papá Sadam fue un magnífico profesor. Y siguen matando.

Una pregunta. Supongamos que en un país sin reservas de cereal hay una gran hambruna consecuencia de una sequía. ¿La sequía causa que la carencia de cereales traiga la hambruna o la carencia de cereales causa que la sequía comporte la hambruna?

tumbaito dijo...

¡Ay! ¡Se me ha escapado mi preferencia!

Un amigo dijo...

Estimados contertulios todos,

Ya sé que los números concretos duelen, sobre todo cuando redimensionan nuestra vanidad pueblerina de creernos el ombligo de todos los sufrimientos del mundo.

La verdad de a puño es la siguiente, hablando de risas. Lo que ha ocurrido en el País Vasco en los últimos treinta años -criminal y gratuito y estúpido como ha sido- DA RISA comparado con lo que esta pasando en Irak, por obra de la majestuosa coalición de las Azores, en un mesecito cualquiera.

Si les diésemos a los civiles irakíes la oportunidad de venir a trabajar de concejal del PP a Rentería, y sin escolta, harían cola. Y lo más peligroso para ellos, con mucho, seguiría siendo el mero hecho de hacer esa cola.

Por lo cual basta de gimoteos lastimeros, por favor. La primera exigencia de cualquier discurso social o político es la de mantener la perspectiva. Ahora mismo, a pocos miles de kilómetros de aquí, por obra directa de una acción en la que participó entusiasta nuestro entonces gobierno, y por la cual nuestros ex-líderes máximos han mostrado tan poco arrepentimiento como los payasos criminales de las fotos que ha colgado al comienzo de este post Juan Antonio, está teniendo lugar una tragedia humana varios órdenes de magnitud superior a la de los peores momentos del País Vasco.

Hechos son hechos. Bienvenido el que quiera aportar otros hechos.

Si no -mucho más sencillo hacer unas risas.

Saludos cordiales,

tumbaito dijo...

¿Obra directa? ¡Si hombre, sí!

El único consuelo de los que tenemos que aguantar esa machacona estupidez es la historia.

Verles fracasar una y otra vez en el pasado y ver que el futuro no les es mucho mejor.

roland freisler dijo...

Un amigo
En esa acción que participó Aznar, junto con el socialista Blair, por tanto, eticamente ya estaba salvada la participación (recordemos que la izquierda tiene siempre la legitimidad de su actuación iuris et de iure)ha sido legitimada por la ONU y ahora los iraquíes, como bien dice Tumbaíto, se están matando entre ellos.
Resulta sorprendente que Vd "olvide" a los afganos, que están muriendo en la misma proporción que los iraquíes, que mueren (¿será qué su muerte es menos mala?)también a diario, ¿sabe qué nuestras tropas están allí? o hace como el avestruz no vaya a ser que los moros se mosqueen y preparen otro 11-M y nos pille a alguien de nosotros con lo bien que se vive aquí. Bueno se vive, si tienes la suerte de no ser obrero, porque si lo eres, es un azar seguir vivo. Por cierto ¿sabe alguien si los inspectores de trabajo están ciegos? Se pone el grito en el cielo porque no hubiese armas químicas en Iraq (o no se encontraron, que no es lo mismo)y no pasa nada cuando aquí hay una normativa ,que para especializarse en ella un abogado debe emplear casi cinco años en leérsela bien, que dice ,entre otras cosas, que los currantes de la construcción todos con casco y con arnés a más de 3 metros del suelo ¿a alguien nos preocupa que no se cumpla?

tumbaito dijo...

¡Jo! ¡Nunca nadie responde a mis preguntas!

roland freisler dijo...

Tumbaíto
respondiendo a una de sus preguntas, en concreto a ¿admitimos a los kurdos como víctimas de esos iraquíes malos? - respuesta - sí, y hay que admitirlos en su doble faceta de kurdos e iraquíes, porque son iraquies de nacionalidad.
Y a la segunda pregunta de la hambruna , la respuesta es : la hambruna es causa de la incompetencia de los gobernantes.

tumbaito dijo...

No pregunté eso.

roland freisler dijo...

Tumbaíto ¿puede repetir entonces la pregunta si es tan amable?

Antón Lagunilla dijo...

Tumbaito:
He oído por ahí que la sequía,causa de la hambruna al provocar la pérdida de la cosecha de cereales, se debió al abandono, por parte del Gobierno de turno, de un ambicioso proyecto, denominado Plan Hidrológico Nacional, que hubiera evitado aquella sequía.
No sé si ésto contesta a su pregunta, pero seguro, seguro, que da pié a otras nuevas. Como debe ser.