12 febrero, 2008

Carta a la Ministra de Educación

En relación con lo que se mencionaba en el post anterior, el autor de aquella iniciativa, Joaquín Marro, del Departamento de Electromagnetismo y Física de la Materia, de la Universidad de Granada, ha redactado una carta a la Ministra de Educación, carta que se puede ver y firmar en la siguiente dirección electrónica: http://ergodic.ugr.es/baremo/.
Por cierto, sería excelente que circularan más cartas y se hicieran oír más puntos de vista, como los que en algunos de los comentarios al post anterior se están manifestando.
Que por lo menos se enteren burócratas, politicastros, rectores (disculpen la redundancia) y pedagogos a la violeta de que si (casi todo) el personal calla, no es porque esté de acuerdo con los nuevos modelitos de academia para idiotas y zánganos con muchos cursitos y carguetes, sino porque cunde el desánimo, el escepticismo y el asco. Lo gracioso del caso es que semejantes personajillos piensan que, puesto que callamos, nos encanta esa universidad estúpida que nos están metiendo de puntita (perdón, quise decir de puntillas). Pues no. Les gustará a ellos, pues bien conocidos son los hábitats del gusano y sus inclinaciones.
¿Se acuerdan de cuando los rectores gritaban aquello de "Pilar del Castillo, ministra del Caudillo"? Ahora no chilla ninguno de esos divinísimos magníficos. Y no lo digo para hacer buena a la del Castillo, sino porque ahora hay lo que hay, se hace lo que se hace y los poderes académicos parecen felices y contentos.
Renovemos nuestro viejo lema, con un par: ESCUPE A UN RECTOR.



8 comentarios:

AnteTodoAComer dijo...

GA: quite eso de la anorexia, por Dios. Pa' que firme todo el mundo, hombre.

Garciamado dijo...

Vale, vale, ya lo quité. Joé, no me pasan una. Pero bueno, está bien. Todo sea por complacer a las multitudes firmantes.
Pero está muy delgada, que conste.

AnteTodoBonProfit dijo...

Será de los mismos nervios...

Como decía Obélix: yo, lo que soy es bajo de tórax

AnteTodoAcantinflado dijo...

Pues lo de don Marro, ándele, fíjese que síii, pero fíjese que nooo.

Va: que no sé yo eso de la "comisión cambiante de expertos".

Yellow Rose dijo...

"Que por lo menos se enteren burócratas, politicastros, rectores (disculpen la redundancia) y pedagogos a la violeta de que si (casi todo) el personal calla, no es porque esté de acuerdo con los nuevos modelitos de academia para idiotas y zánganos con muchos cursitos y carguetes, sino porque cunde el desánimo, el escepticismo y el asco."

Respecto a esto; cuando comencé mi andanza de "politicastro" de baja escala y reducido ámbito soñé en cambiar el mundo, soñé en miles de propuestas, en miles de llamadas, soñé con miles de críticas, con miles de ideas para crecer... me encontré con descalificaciones y un silencio de propuestas de mi propio electorado; y "para más inri" la inactividad de contemplativa de las masas.
¿Cuándo llegarán los tiempos de las epístolas? ¿Cuándo llegarán los tiempos de las movilizaciones sociales desinteresadas? ¿Cuándo llegará el ese día en el que se proponga a los que "custodian" el volatil poder? ¿Cuándo los que se quejan (nos quejábamos) darán el paso y asumirán responsabilidades políticas? ¿Cuándo se apagarán los silencios de las propuestas nunca dichas, de los silencios nunca levantados?

Anónimo dijo...

Yellow Rose, no sé que cargo ocupa u ocupaba usted, pero en esta cosa universitaria, el que no ve, por mucho cargo que tenga, es porque no quiere ver. A poco que saque la cabeza, se entera. Y si se dirige a las personas adecuadas -que igual no son quienes le han votado-, hasta le hacen el trabajo.
Lo de hacernos pagar la cama ya me parece excesivo...

Yellow Rose dijo...

En el año y poco de labor desempeñada nunca recibí una carta, queja, alegación, propuesta formal (entiéndase formal como un texto escrito y argumentado, ya sea en papel, formato digital o cualquier soporte) ... y no me creo, porque me niego a creerlo, que haya realizado la totalidad de mis de mis funciones correctamente o que no haya miles de deficiencias en las realidades de todos los estamentos universitarios de las que no tenga ni la más remota idea. Es muy difícil cambiar las cosas cuando sólo tienes tu percepción, y lo peor, cuando no ves movimiento, cuando no ves ganas de cambio. Cada vez que elevas la voz para pedir cambio y no hay un respaldo detrás (lease respaldo como una masa crítica detrás que sea capaz de ponerte los puntos sobre las "i" cuando debe y que sepas que apoyan tu proyecto) Me gustaría ver críticas, muchas, pero entiéndame, constructivas y mordaces a la vez; cosa que no hay (que me lleguen directamente)/no recibo... No se trata de culpar a nadie ni de "Lo de hacernos pagar la cama ya me parece excesivo..." Me encantaría que cuando yo no esté aquí esto siguiera adelante, y que ojalá hubiera más confrontación de ideas, y sobre todo, más gente dispuesta a llevarlas adelante, defenderlas, desarrollarlas, implicarse con ellas y finalmente colaborar en la puesta a punto y aplicación de las mismas.

jotajota dijo...

Da igual, al final siempre se vota. Y un listo un voto, dos tontos dos votos. Un currante un voto, dos vagos dos votos. Un honesto un voto, dos pillastres dos votos. Como no podemos renunciar a la democracia porque es el mejor sistema de los conocidos a sideral distancia de todos los demás, y como hemos decidido llevarla hasta sus últimas consecuencias, puesto esto es lo que hay, como ha dije en otra ocasión.