11 enero, 2006

Diccionario de bobaditas ZPG. 2

Allá por el 29 de diciembre pasado colocaba un servidor aquí la propuesta de ir elaborando un diccionario del lenguaje ZPG, que recogiera, por tanto, las palabras que nuestro Presidente redefine, cual Groucho Marx redivivo. Por eso estamos atentos también a esa doctrina emergente, que podría denominarse grouchomarxismo. Todo un hito intelectual y revolucionario.
Aquel 29 de diciembre tuvimos la primera entrada del diccionario. Hoy viene la segunda. Vamos allá.
Según contaba ayer El Mundo, ZP ha forjado una nueva y muy rupturista noción de democracia. Es ésta, en sus mismísimas palabras:
"Eso es la democracia, hacer compatibles sentimientos y convicciones a través del entendimiento".
Genial. Somos demócratas mucho más a menudo de lo que pensábamos. Que a usted le gusta una mujer (o un hombre) y a un amigo suyo le gusta la misma (o el mismo). Bien, lo hablan y se ponen de acuerdo para un trío, convencidos de que así lo van a pasar mejor y de que no se van a doler los sentimientos de nadie. Pues eso es un ejercicio pleno de la democracia, según la definición antevista.
Otro ejemplo: un señor o señora se va de prostitutas o prostitutos. El/la cliente siente que tiene ganas de un desahoguillo y la trabajadora (o el trabajador; qué líos me armo por ser políticamente correcto) de la cosa siente que necesita un poco de dinero. Ambos se hablan y concluyen que los respectivos sentimientos y convicciones son concordes y se complementan. Ponen manos a la obra y, oh magia, la democracia resplandece en su pactado meneo.
Florece la nueva democracia a nuestro alrededor. Como en las negociaciones en curso, tan próximas a algún ejemplo de éstos.
Ni democracia participativa, ni democracia representativa, ni nada de nada: democracia sentimental. En cuanto le pongamos música tendremos un bolero precioso.

Hagamos ahora una propuesta que le puede venir bien al Presidente en un próximo discurso. Definamos negociación, por ejemplo:
Negociación = ríspido conventículo de adánicos almorávides.
Queda bonito, ¿verdad? Suena igual de bien que lo de ZP (o mejor, qué diablos), tiene la misma dosis de significado, es práctico y sirve para lo mismo que lo suyo: para gastarle bromas a la gente y tal, para vacilarle al personal. Mola.
(Continuará)

4 comentarios:

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Debo estar espeso hoy: me ha parecido interpretar que G.A. niega que "entenderse para compatibilizar posiciones" sea un elemento necesario en la democracia. Debe ser más democrático "imponer al más débil la posición propia, negándose a todo entendimiento". Eso sí que es de bolero (por lo despechado y por "el ansia fiera en la manera de querer", digo yo).

¿Sugiere G.A. con los ejemplos del sexo en trío o retribuido que la cosa debe tener sus límites? Ya. Como todo. A ver qué definición es capaz de contener todas las excepciones (por cierto: no acabo de ver el paralelismo en el trío. Lo del argumento del sexo retribuido sí lo recuerdo, se solía decir aquello tan "heavy" de que el negocio carecía de causa -vaya- y el ordenamiento no reconocía derechos de las partes en el negocio; pero lo otro... ¿es que el Derecho tiene que reconocer algo a un trío?).

Está la cosa tan exacerbada que con tal de decir...

Ariadna dijo...

Tiene razón: está usted espeso. Y, a propósito, ¿por qué entrecomilla "entenderse para compatibilizar posiciones"? La definición de democracia propuesta por Zapatero y de la que se mofa, con toda razón, García Amado, es "hacer compatibles sentimientos y convicciones a través del entendimiento". Es equivalente a decir que el amor es el deseo de comprar el mismo lavaplatos. O definir una conferencia como un acto en el que generalmente hay muchas personas respirando a la vez. "Entenderse para compatibilizar opiniones" es a la democracia lo mismo que el deseo de comprar el mismo lavaplatos al amor, o que las respiraciones unísonas a las conferencias. Ya no es ni siquiera la parte por el todo, son definiciones patochada. Como las de Zapa. Grouchomarxismo en estado puro, claro que sí. Buena tarde.

Garciamado dijo...

Ariadna lo ha explicado mejor que yo, pero intento aclarar un poco más la cosa. Si cuadrúpedo significa animal de cuatro patas, cada vez que estemosnos topamos con un animal de cuatro patas podremos concluir que estamos ante un cuadrúpedo. Si A es igual a B, B es igual a A. Pues si democracia es hacer compatibles sentimientos y convicciones a través del entendimiento, entonces cada vez que se hacen compatibles sentimientos y convicciones a través del entendimiento, estaremos ante un caso de democracia. Como en mis ejemplos. Los ejemplos muestran que el uso mágico o grouchozapaterista del lenguaje no envuelve más que el vacío o el absurdo más total.
Saludos.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Hola de nuevo.
O sea: que lo que le irrita de la definición de Zapatero es que sea en exceso genérica (de modo que abarque más especímenes que "democracia") y no quepa establecer relación biyectiva entre definición y objeto definido. ¿Y para esto tanta cosa?
No. Evidentemente no es eso. Parece más bien la expresión de una irritación por otras causas. Pero si se entra a hacer casus belli de TODO (de lo nimio y de lo serio, de "bilateralidad en el consejo de política fiscal con la Generalitat" y de "¡ZP no elabora bien los conceptos!")... entonces todos los argumentos tienen el mismo valor. Si todo justifica el escándalo, es que nada lo justifica.
Si, disensos terminológicos aparte, cree Vd. que en democracia es más estabilizador (¡al menos en cierta medida!) compatibilizar posiciones mediante diálogo que imponer las de la coyuntural mayoría a la coyuntural minoría, entonces el artículo es o una gracieta, o mucho ruido para ninguna nuez. Y si lo que cree Vd. -por lo poco que le he leído por ahora- es que ZP está traicionando la posición por la que sus votantes le otorgaron su representación, yo lo diría tal cual. Ya sé que el blog queda más aburrido así, pero...

Para completar:
a) Creo que sobreinterpreta a ZP. Afirmaciones como "Eso es Zidane: un delantero velocísimo" o "Eso es la Universidad: una fábrica de parados" son conceptualmente correctas. Quizá algún algún arrebatado quisiese oponerme "¡qué espeso está usted, que cree que todo delantero velocísimo es Zidane -ignorando a Beckham-, o que toda fábrica de parados es una Universidad -ignorando la FP marítima-!". Yo debería contestarle: nadie ha querido definir, sólo predicar. La cópula no sólo permite definir, sino también predicar atributos de un sujeto (y, en otras acepciones, ni te cuento).

b) Para Ariadna es prueba de mi ¿espesura? haber sustituido en la cita debatida "sentimientos y convicciones" por "posiciones". ¡Caray: debo haber metido mucho la pata! Tomo el diccionario de la RAE: "6. f. Actitud o manera de pensar, obrar o conducirse respecto de algo". Luego, el de sinónimos y antónimos:
"postura ,actitud ,perspectiva ,punto de vista ,criterio (...) manera de pensar o de actuar de una persona (...) posición ideológica".
Joder: ¡esta es la página del parto de los montes! Por nada o nada coma cinco, aquí tododiós se sube a la chepa de tododiós. El uno porque dice no le gusta la técnica conceptual de ZP; y la otra porque entrecomillo sustituyendo "sentimientos y convicciones" por "posiciones" (ella, líneas más adelante, se queda más ancha que larga sustituyéndolo por "opinión"). Finalmente, sonroja subrayar una obviedad. Señora: "espeso" puedo decírmelo yo, en un evidente recurso retórico; si me lo dice Vd. es una grosería.