15 abril, 2010

¿A qué franquistas vamos a castigar? Con un preámbulo hasta la coronilla de Garzón

Me había propuesto no volver a decir ni pío sobre el tema de Garzón, pero esto ya se me está haciendo insoportable, me cabreo, discúlpenme. Cuando no son los parientes de la pobre niña Mari Luz, son los amigos del pobre juez Garzón, y cuando no es para procesamiento y mano dura para unos, es para exigir que no se procese y se dé medallas a otros. Repulsivo. Lo último que leo, con foto y todo, es que se encierran en una universidad juristas tan expertos como Almodóvar, Sacristán y Bardem, entre otros. Por cierto, ¿dónde leches está Víctor Manuel, que no lo he visto? ¿Y Sabina? ¿Qué les pasa, se les olvidó el Derecho? Hay que acabar con esta moda de organizar una manifa para presionar a los jueces cada vez que matan a un niño, violan a alguien o procesan a Garzón. O serán cosas mías, pero se me hace insufrible.
Se me hace insufrible porque ya no aguanto más ciertos caretos que aparecen en todos los guisos de este país. ¿Que toca hablar de propiedad intelectual? Preguntémosle a Almodóvar (etc.) ¿Que hay elecciones? Veamos a quién vota Almodóvar (etc.). ¿Que hace huelga de hambre una honesta saharaui? Huy, a ver si la apoya Almodóvar (etc.), ¿Que procesan a Garzón? Ah, se encierra Almodóvar (etc.), qué bien. ¿Pero ese tipo no era director de cine? ¿Sabe de todo? ¿De Derecho de la propiedad intelectual? ¿De Derecho internacional? ¿De Derecho penal? Por supuesto que tiene el mismo derecho que cualquier ciudadano a opinar, manifestarse, encerrarse y comerse unos callos a la madrileña, claro que sí. Pero cuando protesto yo (o usted, amigo lector), me manifiesto yo o me encierro yo, no me hace caso ni Dios ni me sacan en los periódicos ni me fotografían ni nada ni nada. Y soy tan ciudadano como Almodóvar, eso en el peor de los casos. Y, sobre todo: qué cataplines sabe Almodóvar (etc.) de Derecho penal. Tiene, aun en su ignorancia, derecho a manifestarse y a encerrarse, vale. El mismo que tendría Norma Duval (no se me ocurren otros artistas de la “cultura” que sean de la derechona, vaya por Dios, qué inculto soy) a encerrarse para pedir que condenen a Garzón. ¿O no? ¿O es que Norma Duval no sabe de leyes y Almodóvar (etc.) sí?
Me dirán que si estoy en contra de Garzón. No, ya lo he escrito aquí dos veces. Me trae al fresco Garzón, es un juez más y deseo que lo juzguen sólo si hay caso y que lo condenen nada más que si cometió delito. Y que se le aplique toda la presunción de inocencia, todo el in dubio y hasta unas friegas con agua bendita. No me trae al fresco, en cambio, el sistema de justicia de mi Estado, eso no. Si es verdad que está plagado de corrupción y dominado en sus altos tribunales por cómplices de la tortura y franquistas de libro, me preocupo de verdad. Pero supongo que, si es así, lo es al margen del caso Garzón. Lo que no cuela es que sólo sean torturadores y fachas si procesan -aún no está condenado, sólo procesado- a Garzón y si no, no. Nunca he visto un relativismo ideológico mayor. Si yo suspendo a mi alumno Pepito, soy un estalinista cómplice del Gulag; si lo apruebo, nadie rechista. Nunca sabe uno de qué depende su estatuto ideológico y su dignidad profesional. ¿El tal magistrado Varela ya era antes un juez inmoral e ignorante o no se había sabido hasta hoy? Si hubiera dicho que con Garzón no había caso, ¿no habría sido nunca ni sería jamás un juez tan perverso y torpe? Quien no está con Garzón está contra el Derecho. Y contra Almodóvar, que es fuente del Derecho, manantial, chorrillo. Nuevo evangelio habemus. Yo -hoy me sale de las narices subrayar el "yo" para afirmarme frente a Almodóvar- no estoy contra Garzón; ni a favor. Soy ateo. ¿Se puede, señores de la Curia?
Más todavía. Si no dependen las etiquetas de lo que los señores de la Sala Segunda hagan en el caso Garzón y nos consta que son unos corruptos y unos fascistones todo el día y a todas horas, ¿por qué no lo denunciaron hasta ahora los denunciantes abajofirmantes de toda la vida? ¿Por qué no nos preocupamos de la larga lista de inocentes a los que, con toda su mala fe prevaricadora, habrán estado condenando esos malandrines con toga? ¿O el acusado del montón importa un bledo y sólo cuenta Garzón? Si a mi me empitonan los jueces malisísimos, de mi caso no se ocupan ni las organizaciones humanitarias ni los fiscales argentinos ni los directores de cine ni los profesores de penal ni San Pedro bendito. Porca miseria, en este país para no ser una puta mierda hay que apellidarse Almodóvar o Garzón y trabajar para el gobierno. Pues no me da la gana. Reivindico la igualdad ante el Derecho de todos los mindundis españoles y hasta reivindico que a nadie se le haga caso en el espacio público si no habla de lo que sabe. Y punto. Y me cisco en Almodóvar y en Garzón. Lo que no obsta para que me parezca muy bien que absuelvan a Garzón si es inocente -yo creo que en este caso lo es, en el de la pastita del Santander ya hablaremos, y verán qué maravilla ver a Almodóvar encerrado con Botín para defender los (o la bolsa de los) valores de la izquierda pertinazmente cejuda-, en un proceso con todas las garantías. Y repito, a riesgo de ser pesado: si en el Tribunal Supremo no hay garantías para los imputados, no hay que preocuparse tanto por Garzón -tiene quien lo apoye y no le faltará de qué o de quién comer- como por mí si un día me juzgan allá. Tengo algunos amigos argentinos, pero no creo que movieran un dedo por mi caso.
Después del desahogo, las cuestiones de (otro) fondo. Aquí, muy en serio y sin ironía, pido ayuda a los amables lectores que sepan de lo que voy a preguntar. Y mi pregunta principal es ésta: aparte de cuestiones simbólicas del todo, y además de las cosas de Garzón, que es uno solo, ¿qué diantre es lo que jurídicamente está en juego en todo este vocerío sobre el franquismo? Si se trata de hacer, vía Garzón y similares, jurisprudencia simbólica para que se ejercite la memoria y no se nos olvide que los franquistas fueron unos matones, me parece bien. Pero es poca cosita y no sé yo si compensará armar estos circos jurídicos sólo para recordar que los franquistas fusilaron a mucha gente, incluso bastante más gente que los del otro lado, que también hicieron lo suyo.
Si se pretende dar facilidades para que se abran fosas comunes y se honre a aquellas víctimas aún no reconocidas, también lo veo bien, pero yo creía que para eso ya había servido la llamada Ley de Memoria Histórica y que, en lo que no sirva, deberíamos criticar antes que nada al legislador por esa razón.
Si interesa que, como escribía recientemente en Público mi colega y amigo Rafael Escudero Alday, se anulen expresamente y una a una las inicuas sentencias de los tribunales franquistas que llevaron al paredón a mucha gente, más allá de la declaración genérica de ilegitimidad de esas sentencias que se contiene en la Ley de Memoria Histórica, tampoco veo inconveniente. Pero ¿para cualquiera de esos fines es necesario desde pedir un certificado de defunción de Franco hasta poner en cuestión la validez jurídica de la Ley de Amnistía? Yo creo que lo de los símbolos ya está arreglándose bastante bien (también ha hecho la mencionada Ley que se quiten las estatuas de Franco que quedaban, ciertos nombres de las calles, etc.) y que todas esas cuestiones que acabo de citar pueden ser resueltas sin necesidad de numeritos de Garzón: vía legislación o vía actividad judicial normalita del todo. ¿Quiero decir que Garzón prevaricó por montar numeritos? No, sólo que no sé por qué hay que montar numeritos (¿para cuándo un streeptease de Garzón, aunque no sea delito?) que lleven a estos jaleos tan absurdos.
Así que tengo que suponer -sigo pidiendo honestamente aclaración si yerro o entiendo mal algo esencial- que no se trata de una revancha meramente simbólica contra los franquistas, ni de una legítima restauración simbólica del honor de las víctimas de Franco, sino de algo más sustancial. Por ejemplo, de que se pueda aún juzgar penalmente y castigar a algún franquista de aquéllos. Vale, no me opongo a esa intención. Pero tengo varias preguntas genuinas para usted.
Primera: para eso habrá que declarar nula la Ley de Amnistía, ¿no? Bien, pues ¿con qué alcance? Para todo tipo de delitos supongo que no, o que da igual, pues muchos o casi todos habrán prescrito. Entonces, para todos los que en el Derecho actual, comenzando por el Penal internacional, se declaran imprescriptibles: genocidio, delitos de lesa humanidad, crímenes de guerra... Vaya, pues nos surgen problemas. Ante todo, porque todos o casi todos los que pudieron cometer alguno de esos delitos imprescriptibles estarán muertos. Bueno, a lo mejor trincamos a uno de noventa años y ya nos vale para la cosa simbólica. O condenamos a trescientos post mortem y renovamos la ciencia penal.
Y se me plantea otra duda más intensa aún, para la que igualmente solicito asesoramiento. ¿La Ley de Amnistía la anulamos para los delitos de cualquiera o sólo para los cometidos por los franquistas, y subsiste válida para todos los demás? Es decir, si la interpretación de Garzón (la segunda) era correcta y era errónea la anterior (la de cuando lo de Carrillo), ¿quiere decirse que, además de a no sé qué militar o ministro de Franco que aún vive y que tuvo que ver relevantemente con crímenes genocidas o delitos de lesa humanidad, también se va a poder procesar a Carrillo? Porque digo yo que no será cosa juzgada lo de Carrillo, pues se juzgó por Garzón -se inadmitió la querella- sobre la base de una Ley de Amnistía que ahora resulta que no es válida, según Garzón y una parte de la doctrina que quiere empapelar a unos franquistas sanguinarios y a Carrillo. ¿O a Carrillo no?
Más. ¿Para los crímenes de ETA anteriores a la Ley de Amnistía también se declara nula esa ley? La monda, nos vamos a divertir. Porque etarras de los años setenta sí que quedan unos pocos, incluso fuera ya de ETA y hasta en los partidos que son hoy plenamente constitucionales.
No sé, ustedes me dirán. Pero ya me imagino escenas auténticamente impactantes: en tres o cuatro días del año que viene, se abren procesos penales contra el Ministro tal de Franco, contra Santiago Carrillo y contra Fulano de Tal, que en 1977 participó en un atentado de ETA y que estaba tan tranquilo en su casa. Vamos a tener bastante de que hablar. Hombre, y espero que no me venga alguno con que los crímenes de Franco son imprescriptibles por genocidas y que los de ETA son sólo homicidios muy monos y sin más cosa.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias profesor, por fin. Igualdad ante el Derecho y en la aplicación del Derecho. No es mucho pedir, ¿ o sí?.

Y si vale también mi pregunta... por 25 pesetas: ¿ cuantos jueces y tribunales en España han obviado la Ley de Amnistía hasta la fecha por considerarla contraria a los preceptos de la Constitución?.

¿Vamos a juzgar a Suárez por ser del "Movimiento"?. ¿ Vamos a enchiquerar al Rey por ser designado por Franco como su sucesor y jurar fidelidad a los principios del movimiento?

Una más, a fuerza de ser pesado.
¿ Y si decidimos pasarnos por el arco del triunfo la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la ONU y el Sursum Corda. Pues a poco que nos fijemos la inmensa mayoría de los países representados en su Asamblea han sido ( también cuando se aprobó la Declaración citada) y son todavía dictaduras, regímenes genocidas y corruptos. Por no plantearnos también el propio carácter antidemocrático de dicha organización. ¿ A qué a casi nadie le parecería bien?.

Albo dijo...

Juan Antonio, coincido en prácticamente la totalidad de lo expresado en esta entrada.

Sin meterme, en los terrenos, que la lex marca –soy de ciencias y mi grado no llegó a sentar cátedra- con mis entendederas, que hasta ahora no adolecieron de muy romas, pues mis servicios me hicieron- “mantengo” un blog, que tengo el atrevimiento de solicitarte leas mi último hilo, lo titulé: Un tenebroso lodazal político. Que conste que esta solicitud que te hago, parte de la gran coincidencia, dejémoslo en paralelismo, en el contenido y en síntesis con lo que yo quise expresar.

En esa misma sintonía intervine en el blog de la señora Pajín, con mi nombre que es Carlos. Ah, no quiero que se me olvide, soy gallego en el sentido más peyorativo de la palabra.

El nombre del blog es: O trasno Obelix –En castellano: “El travieso Obelix”, con traducción libre de trasno, de la mitología celta, y Obelix sin acento, por aquello de no tener jaleos con la SGAE-

Aclaro, que más del noventa por ciento de mis entradas, en este blog, son en castellano, nunca tendré la osadía de solicitar a un leonés, que me lea en gallego.

Por si dispones de cinco minutos y deseas leerlo, ahí va el enlace:

http://o-trasno.blogspot.com/

La carta abierta de Leire Pajín al señor Garzón, por si te interesa, es:

http://www.leirepajin.com/2010/04/carta-abierta-al-juez-garzon/comment-page-1/#comment-4566

Un saludo.

Carlos Albo

Rogelio dijo...

Creo que Garzón estará cagándose en las muelas de tanto espontáneo que, a mi modesto entender, lo único que están logrando es complicar su incómoda situación.

Espero que estos señores tan juiciosos, por aquello del franquismo no me lo tomen a mal, pues voy a ser franco:
Son una cuadrilla de demócratas a tiempo parcial, más cortos que las patas de una braga y que parece ser que harían desaparecer del mapa político a todo grupo o individuo que no sepa cantar La Internacional en estéreo y tecnicolor en las verdes praderas leonesas el día del "Abuelo fue Picador allá en la miiiiiinaaaaa", un día al año para no desgastar las cuerdas vocales, y no dejan de ser una muestra más de nuestro patrio "nivel Maribel".

P.D.: Si alguien fuese tan amable de ilustrarme respecto a la utilidad de las organizaciones sindicales en los últimos 20 años, le quedaría muy agradecido, pues no dejan de antojárseme que son como el apéndice, que para lo único que sirve es para provocarte una peritonitis si tiene un mal día.

Antón Lagunilla dijo...

Conparto su cabreo y su opinión, aunque creo que está equivocado al pensar que únicamente podrían empapelarse por franquistas genocidas y autores de crímenes contra la humanidad a cuatro abueletes de noventa años.

También fueron partícipes activos en el genocida régimen franquista, entre otros, quienes antes del 20-N-75:

- Desempeñaban o habían desempeñado cargos de Jueces, fiscales, policías, militares (incluídos capellanes castrenses), guardias civiles y demás miembros de las fuerzas represivas franquistas (Villarejo entre ellos, pues creo que era ya fiscal allá por los 60).

- Habían jurardo bandera y servido en el ejército de Franco (ya sé que la mili era obligatoria, pero podían haber desertado, ¿no?, en vez de vestir el oprobioso uniforme). Como los que en el 75 tenían 20 años tienen ahora 55, y quedan un montón de vivos de las quintas de los 15 ó 20 años anteriores, hay gente de sobra.

- Ocupaban o habían ocupado cualquier cargo de responsabilidad (de concejales para arriba) en la administración estatal, provincial o municipal del Régimen genocida y sanguinario, incluídos rectores de universidades, directores de institutos de secundaria y de colegios públicos, jefes de departamento, etc.

- Desempeñaban o habían desempeñado cargos de responsabilidad (es decir, por encima de simple administrativo) en los oprobiosos sindicatos verticales.

- Eran o habían sido directores o redactores de períodicos, revistas, etc. de los medios de comunicación del Estado, RNE, TVE, etc., aparatos todos ellos de propaganda y desinformación del Régimen criminal (entre ellos, creo, un tal Cebrián).

La lista es bastante más larga, pero no quiero abusar de los contertulios, que a buen seguro tienen en mente muchas más personas. No tengo clara la inclusión de los serenos, ni la de los porteros, aunque muchos de ellos, como sabemos perfectamente, no eran sino chivatos al servicio de la policía franquista.

Como vé, nada de cuatro abueletes nonagenarios, nostálgicos de la División Azul: miles y miles de colaboradores de un Régimen que, sin ellos, no hubiera durado más allá de cuatro días, y que ahora, aún lejos de la decrepitud, pretenden cotinuar pasando desapercibidos. Pero no colará. Al banquillo con ellos.
Saludos.

Carlos Díez dijo...

¿Dónde leches está Sabina?

Pues está de gira en América y en México ha dicho que "No firmará nada contra Cuba (sic) mientras existan el bloqueo y Guantánamo".

Es decir, que este otro lumbrera (al que al menos yo sí considero un gran artista en lo suyo, no como a otros que viven de la subvención perenne) considera que firmar contra la tiranía cubana es firmar "contra Cuba". Que no hay diferencia entre un gobierno y un pueblo entero, vamos. ¿Pensaba lo mismo cuando ante la invasión de Irak el pueblo español pensaba mayoritariamente distinto del Gobierno español?

Ah, espera, como Cuba es una verdadera democracia, ahí sí es posible identificar al Gobierno con el pueblo, por tanto, firmar contra los Castro es firmar contra Cuba y los cubanos.


Sobre Garzón: estoy convencido de que está muy ufano sintiéndose mártir y siendo el centro de atención. Vive para ello. Considerará que está logrando unas cuantas firmas adicionales para promover su candidatura al Nobel de la Paz, que no me parece tan descabellado que se lo den teniendo en cuenta que se lo han otorgado a gente como Rigoberta Menchú, el "calentólogo" Al Gore, el terrorista orgulloso y confeso Yasser Arafat o a la nadería global de Barack Jesulín, digooo, Hussein Obama.

Y digo yo: si la ley de Amnistía de la transición impedía (según el propio Garzón) hace unos años procesar a Carrillo por el asuntillo ese de Paracuellos y ahora en cambio esa Ley se interpreta como insuficiente obstáculo para dejar de procesar los crímenes contra la Humanidad del franquismo, ¿supone esto que lo de Paracuellos no estaba catalogado como crimen de lesa humanidad?

Si tenemos en cuenta el número de asesinados en la localidad ribereña del Jarama, ¿qué es lo que hace que unos miles de fusilamientos sean crímenes contra la Humanidad y otros miles de fusilamiento NO lo sean? ¿El uniforme que llevan los que fusilan? ¿El bando de los fusilados? ¿El que sólo un bando gane la guerra y otro no? ¿De haberla ganado el otro bando, se consideraría lo de Paracuellos como crimen imprescriptible?

En mi ignorancia jurídica me surgen estas dudas, que seguro que Su Eminencia Garzón o alguien que sepa tanto Derecho como la presidenta de la SGAE, los líderes de los sindicatos verticales (con perdón) del PSOE, o algún actor de más renombre que talento, me podrán despejar.

Yo es que cuando veo a esta patulea opinando sobre cosas de las que no tienen ni zorra idea o sobre lo que hay que hacer y no hacer en países que no sabrían situar en un mapa (si se asomaran a un mapa alguna vez) me sale la misma frase que aquel personaje de la imprescindible película "Amanece que no es poco" que decía "Yo es que quiero saber lo que se siente siendo un intelectual..."

Anónimo dijo...

Dice usted que no sabe cuáles son los conocimientos de derecho que tiene el señor Almodóvar y, dicho sea de paso, los demás "artistas" e "intelectuales" que andan metiendo follón con esto del divino juez Garzón. Yo tampoco entiendo que tienen que ver con la cultura, aunque se presentan como gente del "mundo de la cultura", dado que la mayoría de ellos bordean el analfabetismo funcional.

Carmen dijo...

Veamos,a mí me importa un bledo que se autodenominen intelectuales, progres o artistas de la pista.No me resulta relevante si entienden de derecho o verduras.Ni siquiera si su apoyo incondicional,a la supuesta izquierda mundial, ralla con el fanatismo,mediocridad u oportunismo.
Me pregunto qué defienden ¿impunidad para el juez estrella? Joer,si es inocente que lo juzguen y así saldrá más fortalecido...y si ha incurrido en alguna irregularidad o delito que lo pague.¿O no? Es que no entiendo tanta bobada, la verdad.
¡Cómo si no tuvieramos problemas reales y gordotes,oigan!

Por cierto,contestando a la pregunta del anfitrión,se me ocurre castigar a los herederos...que les dejen en bolas a todos y que trabajen como intelectuales para ganarse el sueldo.

Un cordial saludo.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

1. Don GA... ¿ha leído usted esa resolución de Garzón en la que dice que bla bla bla Paracuellos?

2. Así me gusta: el Derecho es para los juristas. Qué cojones tienen que decir los ciudadanos, hombreyá.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

"Me había propuesto no volver a decír ni pío sobre el tema del Estatut, pero esto ya se me está haciendo insoportable (...) Lo último que leo, con foto y todo, es que Ignacio Camacho, Álvaro Ussía, Luis María Ansón, Curry Valenzuela, Pío Moa (...) César Vidal se manifiestan día tras día para presionar al TC. Hay que acabar con esta moda de organizar presiones cada vez que los jueces imputan a un Gürtel o van a decidir sobre el concepto "nación" en una Constitución política.

Y ya estoy harto. Cuando usted o yo nos manifestamos sobre el alcance del concepto "nación" no nos hace caso nadie. Pero si habla Adolfo Prego tiene portadas varias.

Me preocupa el sistema judicial de mi país: que haya quien sostenga que la sentencia del Estatut bla bla.

¿Qué diantre es lo que está jurídicamente en juego en lo de Garzón? ¿Que no se puede abrir proceso contra el franquismo o la eliminación del instructor Gürtel?".

Querido don GA: ¿no se muere usted de risa al al ver cómo se pide argumento jurídico ante el Tribunal Supremo, pero se puede decir cualquier chorrez ante el Tribunal Constitucional? ¿Cómo se puede decir que en el TC los votos se orientan por ideología pero en el TS no?

¿Qué le diría usted al embudista que dijese "en el TC los votos se orientan por ideología, pero en el TS son jueces rectos y justos"?

Jacobo Dopico dijo...

Querido y admirado Toño:

Con todo cariño quiero discutirte lo que considero una pequeña trampa argumental.

Tú eres catedrático de Derecho. Un catedrático de Derecho (penal o no) es capaz de percibir si en una resolución se da ese apartamiento tan grosero, tan visible a los ojos de cualquiera y tan inexplicable por ninguna de las posibilidades hermenéuticos manejadas por los intérpretes que constituye la conducta prevaricadora en nuestra Jurisprudencia.

No creo que te valga decir "que lo juzguen sólo si hay caso y que lo condenen nada más que si cometió delito. Y que se le aplique toda la presunción de inocencia, todo el in dubio y hasta unas friegas con agua bendita". ¡Aquí no hay hechos que investigar: se trata de una pura quaestio juris! Si se quiere hablar de esto, habrá que decir: lo podrán condenar porque a la vista de estos hechos hubo delito, o no lo podrán condenar porque a la vista de estos hechos no hubo delito".

Lo contrario sería tanto como decirles a todos los que tienen por casus belli la sentencia del Estatut: "Ya me tienen hasta los huevos: cuando salga la sentencia veremos si había o no inconstitucionalidad. Si hay inconstitucionalidad, que lo declaren nulo, y si no la hay, que lo declaren conforme a Derecho: y punto". En un debate jurídico, un crítico con la constitucionalidad del Estatut diría: "esto es puro ventajismo: usted sabe que por la composición actual del TC, la sentencia no declarará una inconstitucionalidad dura. Elude usted contestar, apelando a un argumento de autoridad".

Entre otras cosas: si nosotros nos limitamos a pasear alrededor del caso sin hacer caso más que a las anécdotas... ¿quién va a hablar de él en serio? ¿Quién va a sentar bases racionales de debate?

Así que te lo planteo de nuevo: si estamos hablando del caso y no paseando a su alrededor... ¿crees que hay delito de prevaricación en la apertura y cierre del proceso de Garzón sobre delitos del franquismo?

Un fuerte abrazo,

J.

Rafael dijo...

Sin desmerecer en absoluto al resto de comentaristas yo creo que quien realmente responde a la pregunta que plantea García Amado es Antón Lagunilla. Mis intuiciones sobre el tema van por ahí. Me explico.
Antes de que se montara todo este follón, creo que todavía en época del gobierno de Aznar, comenzaron a realizarse algunas exhumaciones, en plan ciéntifico, creo. Durante un corto período de tiempo nadie pareció mosquearse especialmente, talmente parecía que se estaban exhumando restos arqueológico, con el añadido de que aquí había familiares vivos que, a través de estas investigaciones podrían honrar a sus muertos. Dicho sea de paso, a mi se me hace difícilmente comprensible que se sepa que aquí o allí hay restos humanos identificables y que no se realice la oportuna investigación. Aquí no hay libertad para enterrar a la gente donde a uno le parezca y, visto desde afuera, es una situación de lo más extravagante que queden fosas comunes sin abrir. En fin.
Pero volviendo al tema. Muy poco después de comenzar estas exhumaciones se montó la de Dios es Cristo con el fin de paralizar todo eso. De pronto no se me alcanzaba la razón de tanta preocupación, hasta que caí en lo que apunta Antón Lagunilla: identificas el cadáver, en principio por razones de investigación y para devolver los restos a los familiares (y, añado yo, por razones de salud pública); pero, claro, una vez que hay cadáver identificado ¿por qué no iniciar una investigación criminal? Y una vez que se abre esa puerta ¿dónde le ponemos límite? Como bien apunta Antón Lagunilla el año 75 está relativamente cerca.
A mi me parece que sería preciso encontrar una vía que permitiera continuar con la apertura de fosas, pero contando con el consenso de la mayoría. Creo en el derecho de los familiares a identificar sus muertos, pero desde una perspectiva política no soy ingenuo y sé que no es conveniente (y, quizás, ni posible) ejercer el derecho cuando existe una amplia oposición al mismo.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

¡Anda! ¡Si encima lo del Auto de Paracuellos era un miserable embuste! ¡Si resulta que el Auto de 16-12-98 por el que Garzón rechazó la querella de los Paracuellistas ni mencionaba la Ley de Amnistía!

Andaaaaaa... ¿Y ahora qué van a decir los que extendieron el embuste?

roland freisler dijo...

Ante y qué que no mencione la ley de Amnistía, pero menciona no se que irretroactividad y tal. Pues lo mismo para el "genocidio" cometido por Franco antes de 1948 ¿no?

roland freisler dijo...

Ante
mira si eres rascandargas, que nos presentas este Auto de Garzón como indicador de que no se refería a la amnistía.
Andaaaaaaaaaaaaaaaa , es que dictó otro Auto que nos ocultas en el año 2000 ¿verdaaaaaaaaaaaad? y...¿a que en dicho Auto si empleó como argumento la amnistía?
¡Ay Jacobo!