24 abril, 2011

Para derecha extrema, la nuestra

Señale usted cuáles de las siguientes notas expresarían caracteres de un grupo o partido político que cualquier periodista de por aquí calificaría como de extrema derecha, peligroso para el sistema democrático y amenazador para la construcción europea o como quiera que se llamae eso que siempre se va a construir y nunca se hace porque hoy toca pelu y mañana tenemos masaje.

a) Énfasis en los caracteres que definen a los de tal sitio como nación muy peculiar que viene siendo así desde hace mucho y que está orgullosa de ese modo suyo de ser y estar.

b) Repetición de que esas características definitorias de la nación están siempre en peligro ante tantos rivales y enemigos más poderosos o especialmente sibilinos, por lo que hay que mantenerse constantemente en guardia y defenderla antes que nada.

c) Empeño en dividir a los propios nacionales en aquellos que son auténticos, los auténticos X, y aquellos otros que con su propia nación son tibios y no la aman lo suficiente o no están dispuestos a sacrificarse lo bastante por ella, o que incluso la traicionan con sus actitudes, ventajosas para los enemigos de la misma.

d) Especial prevención ante los inmigrantes y ajenos en general a la nación y sus esencias que no estén dispuestos a adaptarse a ella y/o someterse a sus pautas más íntimas. Para empezar, deben aprender la lengua de esa tierra de acogida y, para seguir, tienen que renunciar a todo rasgo identitario propio que suponga una amenaza de contaminación o disolución de aquellos caracteres estructurales -lengua, fe, cultura, usos...- de la nación que los recibe.

e) Insistencia en que los de otros territorios, regiones o naciones, de fuera de la nación propia, pretenden todo el tiempo aprovecharse económicamente de “nosotros”, debido a que esos otros son mucho menos laboriosos, pero muy ladinos. "Nosotros" a trabajar y producir y ellos a vivir a nuestra costa y, encima, con exigencias y faltándonos al respeto.

f) Particular reserva a la hora de financiar con recursos de la nación nuestra las reformas sociales o infraestructuras necesarias para que otros territorios o naciones diferentes salgan de su “secular atraso” o compensen sus crisis económicas o sus errores de gestión.

Podríamos seguir, pero es suficiente. ¿Verdad que encajan todas, que todas son pertinentes? Vamos, pues, con las preguntillas.

Usted, amigo y paciente lector, sigue usando, como yo, esa gastada dicotomía entre izquierda y derecha cuando hace clasificaciones políticas. Reincidamos, pues, y planteémonos si, con tan tradicionales esquemas, esas seis nota que he citado definirían un grupo de izquierdistas o de derechistas tremendos. Lo segundo, sin duda, ¿verdad? Entonces, ¿concluimos que, por ejemplo, en Cataluña o el País Vasco la llamada Izquierda Unida es derechona total y casi extrema?

Continuamos. Seguro que las seis características mentadas son predicables, por lo que se cuenta, de ese partido finlandés que acaba de sacar tantos votos allá y que se llama “Partido de los Finlandeses Auténticos” o cosa por el estilo. La prensa española y europea lo pone como partido de extrema derecha. Vale. ¿Todo partido que sostenga fundamentalmente eso mismo es un partido que debe calificarse como de derecha extrema? ¿También si es catalán? ¿O vasco? ¿O español españolista?

¿Español españolista? ¿Eso qué es lo que es? Esperen, que lo montamos. Sólo tenemos que imaginar que el rescate económico dentro de la UE fuera al revés. Es decir, que lo necesitan Finlandia y Dinamarca y otro de por allá arriba y que la pasta la ponemos en abundancia nosotros, los católicos: portugueses, griegos, irlandeses y…. españoles. ¿Diría el personal de estos pagos que tururú y que cada cual cargue con sus gastos y excesos y que Unión Europea sí, pero con separación de bienes? Sin la más mínima duda. Menudos somos. Naturalmente. ¿Y surgiría un partido nacionalista ultra y derechosísimo, tipo “Los Auténticos Españoles”? No, pero porque no haría falta. Aquí esa bandera la alzarían los mismos del PP y del PSOE, que se disputarían el voto de los españoles más ilustrados y solidarios con argumentos del tipo “si los finlandeses quieren vivir bien, que se lo paguen de su bolsillo y no del nuestro, no te jode”.

El famoso misterio de por qué en España no surge una ultraderecha tristemente potente, como la francesa o, ahora y al parecer, la finlandesa, no es tal misterio. No aparece porque ya la hay. En realidad, la disputa política española se da en su terreno enteramente, pues aquí ni se lucha por el centro ni hay izquierda que no sea una cochambre ideológica y de actitudes. La ultraderecha española tiene el cuasimonopolio en el sistema político español actual, sólo que está dividida. Por una parte pugnan los nacionalismos periféricos contra ciertos nacionalismos “madrileños”; por otra, y sin negar lo anterior, pero complementándolo según más convenga, apuntan y despuntan los más soeces populismos por boca de PP y PSOE.

Por eso no hay más partidos de extrema derecha, porque no caben.

O es acertado este diagnóstico que acabamos de hacer o es falso que el Partido de los Auténticos Finlandeses sea derecha radical. Elija usted. Luego tire de la cadena.

8 comentarios:

Carambolo dijo...

http://www.elpais.com/articulo/espana/Tribunal/Supremo/declara/hipoteca/pagara/partes/iguales/caso/divorcio/elpepuesp/20110424elpepunac_3/Tes

AnteTodoMuchoFascio dijo...

No cuela.

El nacionalismo es uno de los elementos más cutres y dañinos del Ur-fascismo. No hay Ur-fascismo sin nacionalismo. Pero pretender convertir a todo nacionalista en fascista, para luego considerar que cualquier fascismo es sólo tan grave como el nacionalismo es un sofisma clásico.

Para hablar de ultraderecha hacen falta más elementos. El clásico y delicioso texto de Eco "El fascismo eterno" los enumera maravillosamente; y explica que no tienen que darse todas ellos, pero que según van apareciendo va surgiendo el tufo a Fascismo.

1. Tradicionalismo,, anticientificismo, rechazo al avance del saber.

2. Rechazo de la modernidad y el racionalismo. Irracionalismo.

3. Culto a la acción por la acción.

4. Anatemización de la crítica. La crítica es traición.

5. Xenofobia y racismo ("El primer llamamiento de un movimiento fascista o prematuramente fascista es contra los intrusos").

6. Llamamiento a las clases medias frustradas, espantadas por la presión de los grupos sociales subalternos.

Esto es aplicable a las relaciones dentro de la Unión Europea, donde también hay clases entre los Estados Miembros. La crítica a los "sureños" (España, Portugal, Grecia... somos una clase subalterna) por parte de los nórdicos es un clásico. Ahora que se incorporan países del Este, nosotros ya tenemos una clase social por debajo y ya podemos jugar a esto. "¡Ah, polacos y rumanos, que se llevan nuestro dinero y nuestras mujeres, y nos mandan sus emigrantes!".

7. Nacionalismo. No hay ultraderecha sin nacionalismo.

8. Los partidarios deben sentirse humillados por la riqueza y la fuerza de sus enemigos.

9. Ideología antipacifista, culto a la violencia: "el pacifismo es malo porque la vida es una guerra permanente".

10. Elitismo de masas, autoritarismo jerárquico. "El líder sabe que su fuerza se basa en la debilidad de las masas, tan débiles que necesitan y merecen un Dominador".

11. Culto al héroe (hoy en día, en retroceso).

12. Machismo: desdén a las mujeres, condena intolerante de los hábitos sexuales no conformistas, desde la castidad a la homosexualidad.

13. POPULISMO CUALITATIVO. En mi arrogante opinión, una de las claves más importantes. Reproduzco el texto de Eco:

"En una democracia los individuos gozan de derechos individuales, pero el conjunto de los ciudadanos sólo está dotado de un impacto político desde el punto de vista cuantitativo (se siguen las decisiones de la mayoría). Para el Urfascismo los individuos en cuanto tales carecen de derechos y el pueblo está concebido como una cualidad, un ente monolítico que expresa la Voluntad Común. Dado que ninguna cantidad de seres humanos puede poseer una voluntad común, el Líder pretende ser su intérprete. ... Para tener un buen ejemplo de populismo cualitativo ya no necesitamos la Piazza Venezia o el Estadio de Nuremberg. En nuestro futuro se perfila un populismo cualitativo TV o Internet, en el cual la respuesta emotiva de un grupo seleccionado de ciudadanos puede ser presentada o aceptada como la Voz del Pueblo. En razón de su populismo cualitativo, el Urfascismo debe oponerse a los “podridos” gobiernos parlamentarios... Siempre que un político siembra dudas sobre la legitimidad del Parlamento porque ya no representa la Voz del Pueblo, podemos sentir el olor a Urfascismo".

14. Neolengua ("Newspeak" orwelliano). Uso de una lengua de léxico pobre y sintaxis elemental con el fin de limitar los instrumentos para un razonamiento complejo y crítico.

Garciamado dijo...

No, estimado AnteTodo, no. Magnífica su respuesta, como siempre, pero tal vez se le escapa un detalle de mi argumento. Se puede entender que digo que todo nacionalismo es fascismo y, en efecto, eso sería un exceso, con los matices muy certeros que usted apunta. Pero lo que torpemente trataba de expresar es esta otra duda o, incluso, provocativa tesis: por qué al partido de ese finlandés tan feísimo lo ponen de derecha extrema, SI NO CONSTA QUE TENGA ESOS CARACTERES QUE USTED TAN ACERTADAMENTE RECOGE y si, además, SE PARECE A MUCHOS NACIONALISMOS NUESTROS (O A TODOS), CAMUFLADOS O DESCARADOS.
O fascistas todos, los de Finlandia y los de Villamelones -lo cual resultará algo excesivo, ciertamente- o a ver qué pasa con las etiquetas.
Saludos muy cordiales.

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Snif... mi bonita contrarréplica no se lee. ¡Maldito Blogspot, que es de ULTRADERECHA!

AnteTodoMuchaCalma dijo...

Querido don GA:
Es que no hace falta rascar mucho.

Además de NACIONALISTAS, POPULISTAS (Newspeak, irracionalistas), XENÓFOBOS y de "MANO DURA CONTRA LA INMIGRACIÓN" (en un país con un 4% de inmigrantes), de dividir entre "finlandeses AUTÉNTICOS" y el resto, hay más...

- CONEXIONES CON GRUPOS NAZIS:
--- Se investigan sus conexiones con la asociación neonazi "Suomen Sisu": multitud de miembros de Suomen Sisu integran las listas de los Finlandeses Auténticos.
--- Están proponiendo como Ministro de Defensa a un antiguo miembro del pronazi "Frente de Cultura Blanca".
--- Uno de sus cargos (concejal en Kotka), miembro de SUomen Sisu, afirma que el holocausto no existió y fue pura "propaganda soviética".

- MACHISMO Y TRADICIONALISMO: Quieren prohibir la adopción por mujeres solteras. Proponen una amplia prohibición del aborto que reduzca el margen de decisión de las mujeres.

- HOMOFOBIA: Quieren modificar la constitución para prohibir el matrimonio homosexual, y quieren dar marcha atrás a la legislación sobre adopción por homosexuales.

- AUTORITARISMO: Apelan a la "mano dura" y a la "law and order" contra el crimen (que, por supuesto, es de los inmigrantes; en especial, de los musulmanes).

- XENOFOBIA: Oponen a "los nórdicos" frente a su némesis, los "sureuropeos", basurilla al sur del Danubio (“Los nórdicos no podemos financiar las fiestas de los europeos del sur”). Se quejan de que "su" dinero (dinero de la Seguridad Social) vaya sobre todo a inmigrantes musulmanes.

Nada, nada. Lo mismico que el Saura en Cataluña.

¿Sigue opinando lo mismo, don GA?

Abrazos,

ATMC

un amigo dijo...

Más que hablar de Finlandia, que ya tenemos el corresponsal que nos ilustra de cuando en cuando, a mí me gustaría aprender algo sobre España.

¿Podría desarrollar un poco más en qué medida ve alineados documentos, declaraciones, etc. de EB/EU (respectivamente en el País Vasco y Cataluña) con los puntos (a) a (f) de su análisis?

Salud y gracias de antemano,

Garciamado dijo...

Que no, que no, que lo retiro. Que aquí son todos de centro. Palabra. Somos nación y, de propina, nación de naciones, pero en otro plan. Muy distinto.
Además, tengo noticias fresquísimas sobre tremendos incidentes sociales en nuestro país. Ya han comenzado aquí las revueltas, al fin. Mañana, a partir de las once y pico, lo cuento. MIentras tanto, no intenten seguirme en twitter: no estoy.
Saludos cordiales.

un amigo dijo...

Hombre, no se nos ponga así :) y menos después de Semana Santa...

Por partes:

(i) Nadie discutirá que PNV y CiU son, desde sus orígenes, extremadamente conservadores. Y que han instrumentalizado el nacionalismo para controlar, mandar y seguir medrando.

(ii) En cuanto al PP, tampoco creo que muchos discutan de dónde viene y adónde va.

(iii) El PSOE es el más difícil de analizar, el más ambiguo y el más contradictorio... y como resultado es el que más rabia da. Es el partido español sobre el que tengo un juicio más negativo: y ciertamente no por lo que ha hecho, sino por lo que NO HA HECHO, y que podría haber intentado. Haciendo teopolítica, es el gran pecador por omisión de nuestro panorama político. Ha dejado pasar ocasiones increíbles -para siempre, por definición de ocasión...-.

(iv) Meter a Izquierda Unida en el mismo saco me parece exagerado. No están ni mucho menos libres de pecado... Pero aunque hayan sostenido o participado en gobiernos autonómicos de tinte nacionalista, creo que lo han hecho con algunas peculiaridades por lo menos curiosas. Aunque no las diré ideales, me hubiese gustado verlas generalizadas. Cito algunas,

(iv.1) IU se organiza federalmente y reclama activamente la organización federal del estado (algo que daría la oportunidad de corregir el desmadre autonómico, que no es carne ni pescado sino todo lo contrario)

(iv.2) IU desea ardientemente reformar la ley electoral para agrupar los (no pocos) votos que reciben en una especie de circunscripción nacional; tendría así la representatividad que hoy les viene negada.

Por (iv.1) y (iv.2), refiriéndonos a hechos y no a hueras palabras, IU parece el partido con mejor visión de conjunto de España; es mucho más patriota y 'españolista' (en la acepción gestional, no mítica, del término) que los dos 'grandes'.

Pero hay más:

(iv.3) IU está a favor de la inmigración sin distinciones, y del reconocimiento pleno de derechos de los inmigrantes,

(iv.4) IU ha matizado su posición contingente y localmente 'nacionalista': reconoce la diversidad de facto del estado, proponiendo su organización como estado federal plurinacional. Me parece que relega el factor 'nacional' a un segundo o tercer plano en su estrategia política, que sigue básicamente el paradigma (abiertamente germanizante) de la izquierda 'rojo-verde-violeta', donde la prioridad absoluta, el factor distintivo, es la protección de los trabajadores, del ambiente, de las minorías y de las libertades.
Su enfoque lingüístico me parece coherente: si la pluralidad de lenguas es una riqueza, hay que promocionarla como tal.

(iv.5) Finalmente, IU ha usado su presencia ejecutivapara HACER políticas concretas que, a pesar de los vínculos, han sido ciertamente de izquierda. Cito un botón de muestra: la Consejería de Vivienda del Gobierno Vasco de Ibarretxe, donde aún en plena locura inmobiliaria, cuando el entero 'país no vasco' estaba sumergido en la borrachera idiota del más y más segundas y terceras y cuartas viviendas de renta libre, se estaba haciendo una política anticíclica que reputo muy seria: construyendo mucha VPO, y creando un verdadero parque de VPO en alquiler. Y así otros casos.

Subrayo, no lea esto como una defensa a ultranza de IU - que tiene enormes problemas internos, y no se atreve todavía a dar ciertos pasos indispensables. Simplemente un recuerdo, creo que no demasiado subjetivo, de que en el desolado panorama partítico español IU cuenta todavía con algunos rasgos medio decentes, y ello la constituye en excepción casi única.

En su análisis, informal y a vuela pluma, faltaba a mi modo de ver esa distinción. Y aunque ni sueño siquiera que con ello le esté diciendo algo que Vd. no sepa, creo que vale la pena, por mantener los estándares de finura de esta bitácora, dejarlo escrito.

Salud,