13 marzo, 2006

Espejitos y espejismos.

Converso todo lo que puedo con los nicas. Claro, puedo sobre todo con la clase dominante. Al fin y al cabo, estoy en un curso para jueces que se imparte en una universidad privada y financiado por dinero danés. Más cosas de la globalización esa que dicen, supongo.
El caso es que son muchos los que, al verme así, todo informal y diciendo hasta tacos en clase, vienen muy contentos a expresarme su sentimiento político más hondo. Y el tema es que qué gran hombre de Estado ese Zapatero, qué tipo valiente, qué manera de plantarle cara al imperialismo yankee, qué gran alianza de progreso la que está forjando con los compañeros Chaves y Fidel. Yo miro y luego callo, al menos todo lo que puedo. Quien le escribía versos, dime quién era, quién le mandaba flores por primavera. Quién cada veintiocho de diciembre... ¿o era otra fecha?
Me despierta el mayor respeto cuando se explaya de tal manera el conductor que me ha puesto la Universidad para mis trayectos laborales. Es un trabajador que gana cuatro perras y trabaja tropecientas horas, sandinista comprometido con su gente y con su barrio. Nada que objetar. La fe del pueblo merece la mayor consideración. Y que hagan lo que puedan.
Otros, la mayoría, son gente bien acomodada, jueces de origen digital y clase social satisfecha. Algunos estoy seguro de que podrían comprar hasta mi alma, tanta es su pinta de tenérselo bien montado.
No sé muy bien si decir lo que pienso o pensar lo que digo. Cuando amago con la crítica y la desmitificación me miran con cara de que yo debo de ser accionista de la Shell y primo del general que mandaba las tropas que invadieron Iraq. No sé si sabes lo que te quiero decir, hija.
Con lo fácil que sería decir que sí y que mire este otro espejito, todo lacado y con pedrería. Y que si me compra cien para todo su barrio le regalo a usted una botellita de vino para que la disfrute con quien quiera, que ya sabe que yo soy de toda confianza.
Bah, no tengo espíritu de conquistador hispano. Soy la vergüenza de la raza. No me entero de nada. Ni siquiera estoy al tanto de la revolución en marcha. Qué calamidad.

6 comentarios:

Un amigo dijo...

Me parece que los jueces prueban a halagarte, simplemente.

Si se queda en un par de afabilidades, tanto para no hablar del tiempo, no pasa nada.

Si perseveraran, con ése u otros métodos, podría decir mucho sobre su visión de sí mismos. Quien halaga sistemáticamente a quien encuentra en posición de poder sobre sí mismo (aunque sea un poder tan contingente y tan aguadillo como el de un curso), evidentemente espera que lo halaguen cuando él se encuentre en posición de poder sobre otros.

En esta segunda hipótesis, ay de los juzgados.

ARCANGEL Y VOX POPULI dijo...

Ilmo Sr catedrático, es la primera vez que le escribo y quería manifestarle algo sobre los inmigrantes musulmanes.
Antes había una cantidad bastante grande y desde cierto mes de marzo para adelante día 11 la inmigración ha sido masiva.
¿Quizás en agradecimiento a algo?
Suena descabellado pero habría mucho que aclarar en esa cuestión ya que deja ciertas dudas tanto gobierno, algunos jueces y agentes de la autoridad.
Desde que ha habido esta emigración masiva de musulmanes a España no solo ha subido la tasa de paro sino la de delincuencia y encima la sanidad les sale gratis y ayudas para las viviendas cosas que no conceden a los españoles necesitados.
Tanta culpa tiene el partido socialista como el partido popular porque Felipe Gonzélez consintió y el bigote lo dejó pero ahora tenemos a nuestro Ilmo Sr Zapatero de la zapatilla que nació en Valladolid y no en León porque a mí me da vergüenza cuando dice que es de León cuando la nación entera española le oye hablar de patriotismo social yo me pregunto si no fue mejor la bajada de pantalones con Mohamed VI, le diré al respecto que con el Generalísimo Francisco Franco Bahamonde éramos la 7ª potencia industrial y ahora estamos a la cola de Europa, dígame VI que aquí por lo visto los únicos que tienen el potaje asegurao es la inmigración con todas las ayudas estatales y de instituciones públicas con el dinero de todos los españoles mientras los nuestros pasan necesidades y calamidades.
Sepa Vd Ilmo que son los que más droga trafican a nivel nacional e internacional y que para colmo de males terminan siendo para financiar mochilas bombas para nuestros trenes y respecto a las mezquitas que se han multiplicado desde que el Sr Zapatero gobierna y todas estas mezquitas que han construido huelen tanto a pólvora como la estación de Chamartín.

Un amigo dijo...

Juan Antonio, te han rebautizado la entrada. Conspirajitos y conspirajismos.

Garciamado dijo...

Oiga, amigo, dónde ha sido es rebautizo. No sé a qué se refiere.

Un amigo dijo...

Disculpa las incoherencias de la madrugada. Conjugué en una sola expresión (por lo que veo, incomprensible) los "espejitos y espejismos" del título de tu entrada (también dicha "post" en otras lenguas) con las conspiraciones que ve con tanta claridad, parece, el distinguido visitante que me precedía.

Saludos,

IuRiSPRuDeNT dijo...

Siempre pensé, o por lo menos desde hace "muito" tiempo que todas esas cuestiones aludidas droga, delincuencia, etc etc eran añadidos, efectos colaterales de la pobreza, no me da ni por asomo añadirle el "palabro" inmigración en términos absolutos.

Con respecto a los inmigrantes y el empleo, solo me permito críticar el abuso, el empleo clandestino, fomentado por empresarios españolisimos como tu y yo; ahí, persiguendo el empleo clandestino, sí se hace politica social.
Por lo demás la gran mayoría de los inmigrantes hacen el trabajo sucio que los españolitos como usted y yo no queremos hacer "ni jartos de vino"

Claro que también debería perseguirse la proliferación de mafias pero no todos los in migrates o la mayoría son mafiosos, ni drogadictos.... creo que es la pobreza el gran problema, y las tácticas mafiosas creo que cuajarían perfectamente entre españolitos al margen de si son inmigrantes o no, solo hace falta crecer el entorno adecuado.